Pinea!

miércoles, 27 de mayo de 2020

Pan de pueblo fácil




El pan.
Ay el pan!!
Que nos ha dado esta cuarentena por hacer pan a todos y lo veo de lo más normal del mundo.
En mi caso era una asignatura pendiente desde hace dos años y medio desde que empecé a estudiar Dirección de Cocina, que por cierto  me gradúo en junio ¡por fin!

Así que nada más empezar con la cuarentena empezó la fiebre del pan, luego me di cuenta que el mismo virus había infectado a todos las cuentas de instagran que tenían que ver con comida. O sea cero originalidad por mi parte…

Lo que si es verdad, es que si tienes cierta tendencia a los TOC o cierta tendencia obsesiva compulsiva, entonces no tienes escapatoria y estarás haciendo pan casi a diario.
Si pasáis por mis stories veréis toda esa actividad panarra.

Por otro lado, si haces pan con amigas es mucho mejor,  porque las risas están aseguradas, los consejos también y la compulsión también es mucho mayor. En mi caso con Montes Manzana y Canela , Belen Cupcakes a gogo  Virginia Swett and Sour

No os olvidéis de echar un ojo a mi Pan fácil de masa madre.

Vamos con la receta!!







INGREDIENTES: 
450  g harina panificable o de fuerza de súper
265 g agua 
15 g levadura fresca o 5 g de levadura seca de panadero
13 g de sal.




ELABORACION: 
Comenzamos mezclando el agua con la levadura y se la añadimos a la harina amasamos 5 o 6 minutos a mano o con el gancho de nuestra amasadora, también puedes hacerlo con thermomix o con la panificadora  o a mano.

Añadimos la sal lo último ya que esta impide el desarrollo del gluten,  continua amasando hasta que veas que la masa es homogénea y que al estirar un poquito de masa  entre los dedos se forma una membrana translucida, también llamado velo, esto te llevará unos 10 o 12 minutos en amasadora tipo KA. Si es panificadora lo que indiquen las instrucciones y en Thermomix programa velocidad espiga tres minutos, deja reposar 5 y vuelve a amasar, así hasta completar el amasado.

Engrasa  un bol con aceite  y deja reposar la masa una hora o hasta que haya doblado su tamaño, en verano puede ser un poco menos y en invierno un poco más. Tapa el bol con un plástico para evitar que la masa se reseque.

Pasado este tiempo de levado en bloque, sacamos con mucho cuidado la masa del bol, dejándola caer por su propio peso en la encimera enharinada y preformamos, para ello nos iremos trayendo los extremos de la masa hasta el centro, con mucho cuidado hasta formar una bola, damos la vuelta con la ayuda de una rasqueta y mucho cuidado y dejamos reposar sobre la encimera 15 minutos tapada con un paño.

Una vez ha pasado este tiempo, boleamos definitivamente, con el fin de conseguir más tensión en la superficie de la masa, para ello vamos “arrastrando” la masa  por la encimera con la mínima expresión de harina, con el canto de la mano, alternando cada mano y así al deslizar sobre la encimera conseguiremos crear tensión.



Coloca la masa con los cierres hacia arriba, es decir con la parte bonita abajo en un banetone, si no tienes banetone (cesta de mimbre para reposar el pan una vez formado) puedes usar perfectamente un bol con un paño al que espolvorearás con harina. Es importante que coloques así la masa, con la parte “fea” hacia arriba porque al volcarla sobre la bandeja para hornear, te quedará la parte redondeada y lisa hacia arriba, si no tendrás que darle la vuelta y perderás mucho gas y mucha esponjosidad. 
Deja fermentar, ¿cuanto tiempo? Pues en verano puede ser media hora y en invierno una hora, tienes que ir viéndolo tu, esto es algo que se aprende con la experiencia y la observación, por eso es interesante que uses durante un tiempo la misma receta en el mismo tupper o bol para levar e ir tomando notas.
 De todas formas, si al tocar con el dedo la huella tarda en desaparecer unos 3 segundos, ya estaría lista para hornear.

Unos 20 minutos antes de que tu masa esté lista, precalienta el horno, calor arriba y abajo a unos 230º/240º con la bandeja donde vas a hornear dentro en la parte más baja
Una vez alcanzada la temperatura, “desmolda” el pan sobre una bandeja con papel de horno, es necesario que la bandeja  no tenga bordes  que sea lisa para que puedas pasar la masa de pan fácilmente a la bandeja del horno.
Cuando alcance la temperatura tu horno apaga tu placa superior y coloca otra bandeja arriba para poder poner un vaso de agua hirviendo, una vez hayas colocado tu masa de pan.

Hornea a esa temperatura 20 minutos, después saca la bandeja con el agua, vuelve a encender la placa superior, baja la temperatura a 210º y hornea otros 20 minutos, después enciende el ventilador, baja la temperatura a 190º y hornea 10 minutos más, por ultimo apaga el horno y deja el pan dentro para que se seque y haga tu corteza más crujiente.
Espero que lo disfrutéis mucho y os animéis a hacer pan ya que es una de las cosas más placenteras que existen.

Como siempre os dejo con el verdadero pedacito de cielo:

“Por eso les digo que no se preocupen por la vida diaria, si tendrán suficiente alimento y bebida o suficiente ropa para vestirse. ¿Acaso no es la vida más que la comida y el cuerpo más que la ropa?” Mateo 6:25

5 comentarios:

  1. No me queda tan alto se me pegó al trapo y al despegarlo se bajó es normal?

    ResponderEliminar
  2. Es mejor tener banetone?? Que medida me recomiendas! Gracias

    ResponderEliminar
  3. Muy dificultosa la cocción. Más para una cocina standar

    ResponderEliminar
  4. Hola creo q tengo un problema, mi horno no tiene la funcion de arriba y abajo x separado, lo puedo hacer igual?

    ResponderEliminar
  5. Que maravilla de pan.
    Espero pronto animarme ha hacer pan.
    Saludos
    Olguis.

    ResponderEliminar