Pinea!

miércoles, 16 de octubre de 2019

Bizocho de yogur



Al probar este bizcocho de yogur el otro día en casa me transporté literalmente a la infancia, cuando mi abuela nos hacía “el rosco” todos los años, el día de nuestro cumpleaños.
Fue instantáneo, ese sabor a aceite, la jugosidad del yogur y ese toque sutil a limón hicieron que visualizara un cumpleaños de mi infancia. A mi abuela encendiendo el fuego de butano para poner encima el molde redondo con agujero para cocer el bizcocho.
Eso me hizo recordar muchos momentos de mi infancia, como la costumbre que tenía mi madre de servirnos la cena con un vaso de leche, así fuera sopa de cocido….jajajaja.



Pero esa costumbre nos hizo criarnos con huesos y músculos sanos, somos “la generación láctea”.
Yo adoro los lácteos en todas sus versiones: leche, queso, yogur…todo me va bien.
Pero si hay algo que nos encanta en casa  es el queso manchego, como buenos manchegos  que somos. Siempre hay varios tipos de queso manchego en casa, lo que más encuentras es el semicurado y el curado y una vez al día un trocito cae seguro.
De esta manera entre el queso , los yogures de media mañana y los desayunos me aseguro de que en casa se toman las 3 raciones recomendadas al día de lácteos. 
Ah! Y les gusta tanto el yogur que el caldito se lo beben primero y luego siguen a cucharadas, y ahora me entero que es donde más proteínas hay…jajajaja.

Para contribuir con vuestra ración de lácteos diaria, os dejo ya con la receta de este delicioso y tradicional Bizcocho de Yogur.




 INGREDIENTES:

1 Yogurt (125 ml)
1 medida de yogur de aceite de oliva (140g)
2 medidas del vaso de yogurt de azúcar (200g)
3 medidas del vaso de yogurt de harina (250g)
3 huevos L
15 gramos de levadura química
1 pizca de sal
la ralladura de un limón
1 cucharadita de esencia de vainilla

ELABORACIÓN:
Tradicional:
Comenzamos engrasando el molde que vayamos a utilizar, puede ser uno de pan de 35x15.
Precalentamos el horno a 170º con ventilador o 180º sin ventilador.
Rallamos el limón sobre el azúcar y lo reservamos mientras tamizamos la harina con la levadura y la sal.
En el bol de la amasadora ponemos los huevos y el azúcar con la ralladura de limón y  batimos hasta alcanzar el punto de letra o de cinta, es decir hasta que al levantar la varilla la masa caiga pudiendo dibujar una letra que permanece unos segundos o hasta que blanqueen, podemos hacerlo a mano si queremos.
Le añadimos el aceite mientras seguimos batiendo, en forma de hilo. 
Después incorporamos la harina tamizada con la sal y la levadura, alternamos con el yogurt, empezamos con la harina y terminamos con ella.
Ponemos en el molde y horneamos durante 35 o 40 minutos dependiendo del molde que hayas elegido, más grande o más pequeño, siempre debes vigilar pasados los 30 primeros minutos.

Una vez cocido, dejamos reposar 15 minutos sobre una rejilla y después desmoldamos.
Podemos decorar con azúcar glas.



Thermomix
Colocamos la mariposa en el vaso de la Thermomix y añadimos los huevos, la vainilla, el azúcar y la ralladura de limón , programamos 6 minutos a 37ºC y velocidad 4.
Agregamos el yogur, el aceite y programa 10 segundos a velocidad 3, sin temperatura.
Incorporamos la harina tamizada con la levadura y programa 20 segundos a velocidad 3. 
Paramos  la máquina y nos ayudamos  de una lengua de  de cocina para terminar de integrar la masa con movimientos envolventes desde abajo hacia arriba hasta que toda la mezcla tenga la misma textura.
A partir de aquí proseguimos con la receta como en el modo tradicional.

Espero que la disfrutéis mucho, la hagáis y me lo contéis en cualquiera de mis redes FB o IG.

Como siempre os dejo con el verdadero pedacito de cielo.

"El gran amor del Señor nunca se acaba, y su compasión jamás se agota.
23 
Cada mañana se renuevan sus bondades ¡muy grande es su fidelidad! " Lamentaciones3:22-23


Es post es patrocinado, pero mis opiniones sobre el producto son sinceras, como siempre. Gracias por apoyar a las marcas que hacen posible que este blog siga adelante.


Se os quiere 

1 comentario:

  1. Hola Cristina! El bizcocho de yogur de toda la vida es el que gusta siempre a todos.
    Es un clásico que no falla. Te ha quedado genial.
    Un bico!

    ResponderEliminar