Pinea!

jueves, 29 de octubre de 2020

Pastel de calabaza y chocolate


 


 

No hay nada que me guste más en otoño que los dulces con calabaza, bueno los de manzana también me vuelven loca…no vamos a negarlo.

 

Pero este pastel de calabaza con esa crema de chocolate y queso me ha robado el corazón y en casa también.

 

Los pasteles de una capa me encantan, porque es algo más que un bizcocho, pero no tienen las complicaciones de las tartas de capas que tanto nos gustan.

 

La calabaza en los bizcochos es maravillosa, porque le aporta mucha humedad a la masa y además como es dulce de por si, podemos restar un poco de azúcar a la receta.

 

No creo que tenga que deciros que este pastel de calabaza duró menos que un suspiro, sobre todo porque la crema de chocolate y queso es para morirse de gusto.

 





Y si este pastel lo horneas en una bandeja Revol, que puedes comprar en Claudia&julia ya ¡ni te cuento!

 

Revol fabrica utensilios de porcelana en el valle del Ródano (Francia) desde 1768. Su proceso de fabricación es artesanal y todos los materiales usados en la fabricación de la porcelana son 100% naturales y respetuosos con el medio ambiente. Las bandejas de porcelana de Revol son perfectas para conseguir una cocción tradicional de todas tus recetas en el horno, gracias a su distribución perfecta del calor por toda la superficie.

 

En ellas puedes preparar todo tipo de recetas, desde canelones y lasañas a un asado o hasta tus bizcochos favoritos.

 

Además, son ideales para presentar directamente a la mesa. De hecho, te encantará hacerlo, porque son realmente bonitas, elegantes y puedes cortar en ellas sin miedo alguno porque no las rayarás ni con cuchillos metálicos.

 

Pero no hablamos solo de bandejas, sino de platos, ramenquines, cazuelitas, taz La porcelana es mucho más resistente que la cerámica y tiene una porosidad muy baja.

 

La porcelana es mucho mejor que la cerámica que al no tener poro, la comida no se pega, los utensilios se limpian mucho más fácilmente y además no absorben aceites ni cogen ningún olor.

Además, la porcelana reparte y mantiene la temperatura de forma excepcional por lo que conseguimos una cocción excelente y muy natural.

 

Es muy resistente a los choques térmicos y a los pequeños golpes que suelen producirse en la cocina.

Todos los materiales usados en la fabricación de la porcelana son 100% naturales y respetuosos con el medio ambiente.as, vasos…una delicia de colección.

 

La receta es Bea El rincón de Bea del libro que lleva su nombre y de su cuenta de IG.

Vamos con la receta que se, que estáis deseando.

 




INGREDIENTES:

Del Bizcocho:

5 huevos L

150 g de azúcar moreno

150 g de azúcar blanca

250 g de aceite de girasol o de oliva

250 g de harina para todo uso

1 cucharadita y media de bicarbonato

1 cucharadita de canela

1 pizca de cada una de las siguientes especias: clavo, jengibre, cardamomo, nuez moscada.

1 pizca sal

3 cucharadas de ron u otro licor

240 g de puré de calabaza escurrido

Opcional:

60 gr de nueces pecanas

60 g de pepitas de chocolate.

 

De la crema de chocolate:

150 g de azúcar glas

20 g de cacao en polvo sin azúcar

1 pizca de sal

125 g de mantequilla

80 g de queso crema 

125 g chocolate para postres

90 g de nata fresca (nata con unas gotitas de limón)

 


 


ELABORACIÓN:

Del bizcocho:

Lo primero que haremos será asar la calabaza o bien en el horno o bien en el micro, es mejor no cocerla porque tendría demasiada agua. Una vez cocida la dejamos en un escurridor para que suelte el máximo posible de agua.

Precalentamos el horno a 180º C calor arriba y abajo.

Engrasamos nuestra bandeja Revol y reservamos.

Tamizamos juntos la harina, el bicarbonato, la sal y las especias.

Batimos con el accesorio globo o con la batidora de doble varillas los huevos y el azúcar hasta que espumen y doblen tamaño.

 

Añadimos el aceite en forma de hilo mientras seguimos batiendo. Cambiamos a la pala y añadimos el puré de calabaza, bien escurrido junto con el licor. Por último, añade la mezcla de harina en tres veces, hasta integrar.

 

Hornea durante 30 minutos o hasta que al insertar un palillo este salga limpio. Deja enfriar sobre una rejilla.

 

De la crema de queso y chocolate:

Si no tienes nata fresca, mezcla la nata con las gotas de limón y reserva.

Derretimos el chocolate o bien al baño maría o bien en el microondas a intervalos de 20 segundos y reservamos. 

Batimos la mantequilla y el queso un par de minutos, después añadimos el azúcar glas y el cacao previamente tamizados y seguimos batiendo. Después añadimos el chocolate derretido y batimos hasta integrar.

Por último, añadimos la nata fresca o la nata con las gotas de limón, batimos hasta integrar. 

 

Extendemos sobre el bizcocho de calabaza, teniendo la precaución de que este esté totalmente frio, y hacemos ondas con el dorso de una cuchara sopera, con todo el arte del mundo.

 

Y ya tendrías listo tu pastel de calabaza y crema de queso con chocolate, que te hará quedar como una reina, sin lugar a dudas.

 

Cuéntame si te gusta y si lo haces, no dudes en etiquetarme en las redes, para que ¡lo pueda ver!

 


 

2 comentarios:

  1. Nunca comi um bolo de abobora, esse tem um aspeto fabuloso.

    ResponderEliminar
  2. Nada más verlo me ha encantado, creo que no podré resistirme y tendré que hacerlo. Muchas gracias por la receta. Me encantan las fotos. Un saludo desde Vigo.

    ResponderEliminar