Pinea!

martes, 1 de septiembre de 2020

Cheesecake de oreo sin horno




Si yo digo que voy a hacer lo que sea… con Oreo en casa la más pequeña se vuelve loca y no para hasta ver que estoy haciendo y por supuesto no para hasta meter el dedo en lo que sea que esté haciendo.
De hecho su postre preferido es el Cheesecake de Oreo que no para de pedírmelo una y otra vez.
De hecho hace poco me lo volvió a pedir, pero como estamos en Agosto encender el horno, como que se vuelve un poco cuesta arriba, así que pensé que una Cheesecake de oreo si horno, la volvería loca igualmente.

Pues no iba yo desencaminada. Se llevaron la cheesecake al cumpleaños de uno de sus amigos y me devolvieron el plato vacío y bien limpio. Y eso es siempre una muy buena señal, ¿verdad?

Esta receta además la preparé para hacer un directo en la cuenta de Thermomix España, con lo cual, entre hacer una cheesecake para las fotos, hacer otra para el cambiazo y otra en el propio directo, me junté con tres cheesecake de oreo sin horno…¡¡¡tres!!!

Así que una se fue para el cumpleaños del amigo de mis niñas y las otras dos me las llevé a la iglesia porque teníamos una reunión de mujeres y antes de comenzar solemos desayunar.
Todas estaban súper contentas con la cheesecake y comentaban que no era muy pesada ni muy dulce, así que yo súper feliz.





INGREDIENTES:
Para un molde desmontable de 18 cm.
Para la base:
150g de galletas oreo
40 g de mantequilla
Para la cheesecake:
130 g de queso crema
120 g de queso mascarpone
180 g nata para montar
90 g de azúcar (si la hacemos sin Thermomix, usaremos azúcar glas)
80 g de leche entera
4 hojas y media de gelatina
½ cucharadita de vainilla.
4/5 Oreos troceadas



Elaboración:
Con Thermomix:
Ponemos en la base del molde un papel de horno.
Hidratamos las hojas de gelatina en agua fría durante 15 minutos.
Ponemos el azúcar en el vaso y lo trituramos 10/15  seg V10 reservamos en un bol aparte.
Sin limpiar el vaso trituramos las galletas oreo con el queso crema 5 seg V5 y las ponemos sobre el molde. 
Cubrimos los laterales del molde con una tira de acetato para que el desmoldado sea más limpio.
Semimontamos la nata con la mariposa 12 seg  V3, reservamos.
Mezclamos con la mariposa los quesos con el azúcar 1 min V3
Calentamos la leche en el micro e incorporamos la gelatina escurrida, 10 seg V3.
Agregamos la nata semimontada con movimientos envolventes.
Y por último las galletas troceadas.
Llevamos al frigo al menos 4/6 horas,  mejor toda la noche.
Decoramos con galletas oreo.



Elaboración tradicional:
Hidratamos las hojas de gelatina en agua fría durante 15 minutos.
Trituramos las galletas y le añadimos la mantequilla fundida.
Cubrimos un molde de 18 o 20 cm con papel de horno y los laterales con una tira de acetato para que el desmoldado sea más pulido.
Con el bol y la nata fría semimontamos la nata, es decir que engorde un poquito pero que no esté montada del todo ni  mucho menos, reservamos en el frigo.
Mezclamos con la pala de nuestra batidora o con las varillas de la batidor los quesos con el azúcar.
Escurrimos bien la gelatina, ponemos en la leche y calentamos 30 seg segundos al microondas, para que se funda la gelatina, se lo incorporamos a la mezcla de quesos con azúcar y mezclamos hasta integrar, picamos unas galletas y se las agregamos a la masa.
Vertemos dentro del molde alisamos y dejamos enfriar 4/6 horas en el frigorífico.
Decoramos con unas galletas oreo a nuestro gusto y ya podemos disfrutar de una cheesecake que hará las delicias tanto de grande como de pequeños.

Si la hacéis no dejéis de contármelo que me encantará verlo, cualquier duda me la podéis dejar aquí o en mis redes IG o FB.

Se os quiere

2 comentarios:

  1. La probare seguro,si esta la mitad de buena que la cheescake de caramelo salado, seguro que esta de muerte

    ResponderEliminar
  2. Hola. Para un molde de 26 cm, podría ser las mismas cantidades? Gracias

    ResponderEliminar