Pinea!

miércoles, 13 de mayo de 2020

Cheesecake de caramelo salado




Hoy os traigo un recetón que me vais a quitar de las manos, Cheesecake de Caramelo Salado con una deliciosa base de copos de avena y almendra que os encantará, casi tanto como el Caramelo Salado que lo corona… ja ja ja. El topping extra crujiente granola casera o la que más te guste, entonces, amigas, tenemos un conjunto fantástico que hará la delicias de todos.

Los cheesecake son una de las cosas que más me gustan del mundo…junto con otro montón de cosas, para que nos vamos a engañar.
Y pensar que hubo una época en mi vida que pensaba que no me gustaban…
Pero eso era porque hasta la fecha todos los cheesecake que yo había probado estaban pasados de cocción y eso amigos míos es de lo peor que hay en el mundo ( vale, quizás lo exagero) junto con unos brownies cocidos de más.
Porque sencillamente es que no baja, no hay manera, ni con un litro de leche…
Así que antes de empezar con la receta no dejes de pasarte por mi tutorial sobre Cheesecake, que te servirá de gran ayuda.


Como siempre te digo, organízate, puedes tener adelantado el Caramelo Salado y la Granola.
También puedes comprar la Granola que más te guste o incluso usar Muesly crujiente.






INGREDIENTES:
Para la base de avena:
80 gr de copos de Avena Suave 
80 gr de almendra molida o harina
80 gr de mantequilla

Para el Cheesecake:
300 gr de queso crema
250 g de queso mascarpone 
160gr de azúcar
1 cucharada sopera de harina
3 huevos M
1 cucharadita de vainilla
50 ml de nata para montar

Para el Caramelo Salado:
200 g de azúcar
200 g de nata para montar
20 g de mantequilla
1 pizca de sal

Para la Granola casera
Para ver los ingredientes y la elaboración pincha en  Granola Casera



ELABORACIÓN:
De la base:
Forramos un molde de 20 cm con papel de hornear.
Unimos la avena, almendra y mantequilla y fundimos en el micro, horneamos 20 minutos a 180º C con calor arriba y abajo.

Del relleno:
Mezclamos los quesos y mezclamos con la ayuda del accesorio  pala de tu amasadora o con las varillas de tu batidora de mano, después añadimos el azúcar y la harina, mezclamos. Incorporamos los huevos, la nata y la vainilla, y volvemos a mezclar.
 Ponemos en un molde desmontable y horneamos con un bol de agua al lado a 180º durante 15 minutos, después bajamos a 120º y horneamos 60 o 70 minutos más, hasta que veamos que al moverlo la parte del centro tiembla ligeramente. Apagamos el horno y si no es posible dejamos enfriar dentro del horno. 
Después de este tiempo llevamos al frigo al menos 4 horas.

Del Caramelo Salado:
Para ver la elaboración pincha en Caramelo Salado.
Puedes hacerlo con antelación, ya que se necesita usar frio.

Montaje:
Cuando el cheesecake esté se haya enfriado  ponemos el Caramelo Salado sobre el cheesecake y a modo de topping ponemos la granola casera crujiente de nuestra elección generosamente, no seamos escasos.

Disfruta mucho este cheesecake porque ya os digo que os va a volver locos y en casa os van a hacer la ola.
Es como os decía sencillamente una maravilla espero que os guste, lo hagáis y me lo contéis.

Como siempre os dejo con el verdadero pedacito de cielo:
“Yo confío en la protección del Señor.
Así que ¿por qué me dicen: ¿vuela como un ave a las montañas para ponerte a salvo!” Salmo 11:1

Se os quiere

2 comentarios: