Pinea!

martes, 17 de marzo de 2020

Mousse de chocolate al horno


¿Algún adicto al chocolate en la sala? 
Ya veo algunas manos.
Esta Mouse de chocolate es altamente chocolatosa y adictiva.
Y como se acerca el día del padre creo que es una opción muy buena para hacerla y regalársela.
Corren tiempos difíciles y raros, donde todos tenemos que estar en nuestras casa confinados para ver si somos capaces de acabar con el coronavirus que nos azota.

Y yo creo que esta mousse de chocolate es ideal para hacerla ya que todos tenemos en casa, seguro, segurísimo…huevos, azúcar, mantequilla y CHOCOLATE.
 Es además apta para celiacos al no llevar una pizca de harina.




 Hace muchos años, una amiga mía de USA me hacía este pastel, yo por entonces tenia 18 años y estaba enamorada de el, luego mi amiga se fue y con ella su receta, pero pasado el tiempo mi prima me habló de una receta que había visto en una revista y cual fue mi sorpresa cuando al ver la receta reconocí la Mousse al horno que me hacía mí amiga.
La receta que me pasó mi prima era arrancada de una revista  y la hice por mucho tiempo y muchas veces, luego la olvidé, pero como mi prima es así, la tenía guardada, una hoja de revista totalmente cochambrosa donde está la receta.
Así que le prometí que la iba a hacer y a subirla al blog para poder tirar la hoja, tranquilamente y saber  que la tenía aquí.

Os van a sobrar claras, así que os dejo este post para que podáis congelarlas y en su dia hacer Crema de Mantequilla Suiza.

De verdad que es una receta de 10 con pocas complicaciones y con la cantidad de chocolate necesaria para quitarnos la ansiedad del encierro.



INGREDIENTES:
280 g de chocolate
280 g de mantequilla
280 g de azúcar glas o en su defecto azucar normal
9 yemas
5 claras de huevo
1 pizca de sal



ELABORACIÓN:
Para 6 personas.
Usaremos un molde de 20cm. Precalentamos a 150 grados.
Derretimos el chocolate con la mantequilla en un cazo a fuego suave para evitar que se nos queme el chocolate.

Desclaramos los huevos  y añadimos a las yemas el azúcar, batimos con la ayuda de las varillas hasta que la mezcla esté blanquecina, en ese momento añadimos la mezcla de chocolate con movimientos envolventes y la ayuda de una lengua de cocina.

Aparte batimos la claras con una pizca de sal y la montamos hasta que haga picos blandos, es decir que al levantar la varilla los picos no queden firmes. 
Se lo incorporamos a la mezcla anterior con movimientos envolventes, procurando perder el menor aire posible.

Engrasamos el molde y ponemos un disco de papel en la base. A continuación ponemos 2/3 de la mezcla y horneamos  durante una hora más o menos, hasta que veas que está cocido.
El resto de la mousse la reservamos en la nevera.
Cuando esté horneado, lo sacamos a una rejilla y dejamos que se enfríe, una vez frío ponemos el resto de la mousse que teníamos reservado  en la nevera, con cuidado de que se desmonte lo menos posible y decoramos con las frambuesas y frutos rojos de nuestra elección.

Ya podemos servirlo y disfrutarlo con todos nuestros seres queridos que en este tiempo nos hace más falta que nunca.

Como siempre os dejo con el verdadero pedacito de cielo:
“Los que viven al amparo del altísimo encontrán descanso a la sombra del todo poderoso. Solo Él es mi refugio, mi lugar seguro: El es mi Dios y en El confio.” Salmo 91:1-2


1 comentario:

  1. Cris!!!! Que esto se lo hago yo a Philippe por el día del padre!!! ¡Mil gracias! He venido a por los minibundts de limón, y me voy con dos recetas ¡Eres la mejóoooooo!

    ResponderEliminar