Pinea!

martes, 30 de julio de 2019

Lemon curd o crema de limon




He tardado en enamorarme de ella, pero lo he hecho para siempre.
El lemon curd o crema de limón es aterciopelada acida y dulce, ¿quien no podría enamorarse de ella?

Estos ingleses tienen muchas cosas raras como conducir por la izquierda, las millas y los grados Fahrenheit… pero se lo perdonaremos todo por esta maravillosa crema de limón.


Pues yo no se porque, tenía atragantado el lemon curd, seguramente sería porque no le tenía pillado el punto.
Si la quería para un pie o tartaleta, se me quedaba demasiado líquida y si la quería para un relleno se me quedaba con demasiado cuerpo como una gelatina.

Luego había un montón de recetas, con maicena, con gelatina sin ella o sin ellas. Lo que me hacía pensar que necesitaría una receta distinta para cada fin. 
En fin un lio que hacía que no me apeteciera mucho hacer esta maravillosa crema de limón o lemon curd.

Así que yo hoy lo que pretendo es enseñaros lo que yo he aprendido y que veáis que con una sola receta, podéis hacer todo tipo de elaboraciones. Solo es cuestión de poner o quitar gelatina, nada más.

He de reconocer que yo no era muy fan de la gelatina, porque me daba la impresión de no ser muy natural y porque dejaba una textura gomosa que no me molaba nada. 
Pero como siempre la clave está en no abusar de las cosas y de usarlas en su justa medida para sacar lo mejor de su esencia.





TIPS:

Recuerda, pondremos gelatina si es para un relleno que no queremos que al cortar se desbarate, si va en vasitos por ejemplo no nos importaría que sea más fluida, si es para un relleno de tarta posiblemente tampoco, pero si es para un Lemon Pie que vamos a corta y servir, necesitamos que lleve gelatina o se desparramará al cortar y servir.

Esto de la gelatina va por barrios, es decir, lo que para mi es mucho , para ti puede ser poco, así que te recomiendo que hagas pruebas hasta llegar al punto que a ti te gusta.

Puedes hacer tu crema inglesa con antelación pero si  le pones gelatina, es muy probable que al enfriar ya no sea tan manejable y te cueste incorporarla a tu postre, digamos tartaleta o pie, puedes calentarla ligeramente en el microondas, unos segundos, digamos 10, la pone en tu postre y volverá a cuajar una vez que la lleves al frigo, pero no te pases calentando, ya que la gelatina no es termoreversible.

Si quieres por lo que sea un lemon curd más cuajado, puedes ponerle dos hojas de gelatina o 2.5 g de gelatina en polvo.

Si quieres una crema más fina y rica, pon 8 yemas, si luego tienes que hacer Merengue o Macarons o Crema de Mantequilla o SMBC suiza te irá genial, recuerda que las claras se pueden congelar. 

Si decides usar los huevos y te queda un color pálido, puedes ayudar con un poquito de colorante.

Si lo haces manualmente es importante remover constantemente para que no salgan grumos y evitar que se cuaje el huevo.

Podéis hacer la misma crema de naranja, aumentando la cantidad de zumo a 200 g. También se me ocurre que podríamos hacerlo de limas respetando la cantidad de zumo en esta ocasión.
Se conserva en un bote cerrado herméticamente durante 1 mes en el frigorífico.

¿Que te parece si le rallamos un poquito de jengibre fresco al final de la elaboración?

Vamos con la receta




INGREDIENTES:

250 g de azúcar blanco
Piel de 1 limón (sin la parte blanca)
180 g de zumo de limón
120 g de mantequilla
4 huevos o 8 yemas
1 pizca de sal
Opcional: 1 hoja y media de gelatina o 2 g de gelatina en polvo

ELABORACIÓN:

Tradicional:

Si decidimos poner la gelatina, la pondremos a hidratar con un poco de  agua fría, la suficiente para cubrirla, durante 15 minutos.
Rallamos los limones y los  exprimimos, colamos el zumo se lo añadimos a los huevos que habremos batido previamente junto con el azúcar.
Ponemos la mezcla en un cazo al baño María o al fuego muy bajo sin parar de remover  con la ayuda de unas varillas hasta que espese.
Por último añadimos la mantequilla y cocemos otros 5 minutos, sin parar de remover hasta que veamos que  se ha integrado.
En su caso escurrimos la gelatina y se la incorporamos al lemon curd o crema inglesa, removemos hasta integrar.

Con Thermomix

Si decidimos poner la gelatina, la pondremos a hidratar con un poco de  agua fría, la suficiente para cubrirla, durante 15 minutos.

Ponemos el azúcar en el vaso y pulverizamos 30 seg/vel. 5-10.
Añadimos la piel de limón (sólo la parte blanca) y volvemos a pulverizar 30 seg/vel. 5-10.
Vertemos el zumo (colado), la sal y los huevos y batimos 30 seg/vel. 6 y programamos 90ºC, 20 min/vel.4
Echamos la mantequilla por el bocal y volvemos a programar 90ºC, 10 min/vel.4
En su caso escurrimos la gelatina y se la incorporamos al lemon curd o crema inglesa, removemos hasta integrar.


Espero que os guste, si tenéis dudas ya sabéis que me las podéis dejar por aquí o en mis redes IG o FB

Como siempre os dejo con el verdadero pedacito de cielo.

Pues el Señor Dios es nuestro sol y nuestro escudo; él nos da gracia y gloria. Salmo 84:11



No hay comentarios:

Publicar un comentario