Pinea!

lunes, 22 de abril de 2019

Tarta Victoria Sponge


Pues si, el domingo de resurrección fue mi cumpleaños y decidí celebrarlo con esta clásica Tarta Victoria Sponge.
Ya sabéis que me gusta mucho celebrarlo con vosotros y haceros participe aunque sea de manera virtual con alguna tarta todos los años.

Una tarta a la que le tenía muchas, pero que muchas ganas.
Pero como os decía en mis stories de IG no me convencía mucho el bizcocho y es que hay dos maneras de hacerlo, el método francés y el inglés…he ahí las cuestión.



El bizcocho que se utiliza para esta Tarta Victoria Sponge no deja de ser un cuatro cuartos, y de confesar que a mi no me gusta mucho, la verdad, pero si le cambio algunas cositas se convierte en una delicia de bizcocho.

He añadido un poco de harina de maíz a la receta y he aumentado el impulsor químico o levadura química.

En el método francés, no se pone impulsor, ya que  se monta muy bien la mantequilla y el azúcar y también los huevos.
Pero en el método inglés no se hace tanto hincapié en meter mucho aire a la masa porque ya lleva impulsor.
Yo he hecho una mezcla, he puesto impulsor y he montado muy bien la mantequilla con el azúcar para que tuviera todo ese aire extra.

¿Y que creéis? Ha quedado una tarta Victoria Sponge con un bizcocho aireado y tierno que nos ha encantado a todos.
Una delicia vaya.
La combinación del bizcocho con la nata y la mermelada es digna de reinas…jijijij.
De verdad que no quedaron ni las migas, en un pis pas desapareció por completo.

Quiero agradecer todo el cariñó y todas las felicitaciones que me habéis dado por las redes tanto en FB como en IG.
Sois lo mejor de este blog y el motor que lo hace seguir marchando día a día.
Gracias de corazón.




INGREDIENTES:

Para los bizcochos:
250 g de mantequilla ablandada
250 g de azúcar
4 huevos a temperatura ambiente
1 cda. de extracto de vainilla
200 g de harina de repostería
50 de harina de maíz (maizena)
15 g de levadura química
Unas cucharadas. de leche, si hacen falta
Una pizca de sal

Para el relleno:
Mermelada de fresa 
Un pelin de colorante rojo (opcional)
150 ml de nata líquida (mínimo 35% grasa)
2 cucharadas  de azúcar glas 
Fresas y flores para decorar
Azúcar glas para espolvorear



ELABORACIÓN:
De los bizcochos:

 Ponemos el horno a calentar a 180º, con calor arriba y abajo.
Engrasamos con spray desmoldante o mantequilla fundida y un poco de harina  2 moldes de 20 cm, desmontables, y ponemos un disco de papel de horno en la base.
Batimos la mantequilla con el azúcar hasta que esponje y blanqueé.

Agregamos los huevos de uno en uno y el extracto de vainilla, sin dejar de batir, raspando las paredes de vez en cuando.
Tamizamos la harina junto con la levadura y la sal y lo añadimos a  la mezcla en dos veces, integramos con la ayuda de una lengua de cocina. 

Si la masa está demasiado densa para repartirla bien en los moldes, agregamos algo de leche, yo le puse las dos cucharadas.

Vertemos la masa en el molde o moldes preparados y horneamos a la temperatura indicada y cocemos durante 30-35 minutos depende de tu horno con calor arriba y abajo, hasta que al pinchar con una brocheta esta salga limpia.
Sacamos el o los bizcochos, dejamos enfriar sobre la rejilla unos diez minutos pasado este tiempo los desmoldamos envolvemos en plástico alimentario y aún tibios los refrigeramos o los congelamos según nos venga bien.



Del relleno:
Colocamos una de las partes en una fuente y untamos con una capa generosa de mermelada.
Montamos la nata líquida, recuerda que para que monte bien tienen que estar todos los ingrediente, el bol y las varillas bien fríos.
Empezamos a montar y cuando espume un poco le añadimos las dos cucharadas de azúcar glas, esto hará que monte mejor, seguimos batiendo hasta que haga picos duros.
 Ponemos la nata sobre la capa de mermelada y tapamos con el otro bizcocho, espolvoreamos con el azúcar glas y decoramos con las fresas y las flores, es este caso lilas blancas.

Y ya a partir de ahí nos dedicamos a disfrutar de esta maravilla esponjosa y ricas.

Espero que lo hagáis y que forme parte de alguna de vuestras felicitaciones porque eso es lo que más feliz me hace.

Como siempre os dejo con el verdadero pedacito de cielo:

Pongan todas sus preocupaciones y ansiedades en las manos de Dios, porque él cuida de vosotros. 1ª Pedro 5:7

2 comentarios: