Pinea!

martes, 9 de abril de 2019

Flores fritas de Semana Santa




Le estoy cogiendo yo el gustillo a esto de hacer recetas tradicionales.
Pero eso de llamar a mi suegra y hacer dulces de Semana Santa me está gustando y mucho.
Tenía unas ganas tremendas de hacer flores fritas y me dije:
Cristina, estás más liada que la pata de un romano, con tanto estudiar (para los que no lo saben estoy estudiando un Grado Superior de Dirección de Cocina o sea “pa chef”) pero este año tienes que hacer Flores Fritas como sea.

Así que ni corta ni perezosa, llamé a mi suegra para que se viniera conmigo y no solo hicimos las Flores Fritas sino que también hicimos Leche Frita que publiqué la semana pasada.
El año pasado o el anterior que ya no me acuerdo hicimos juntas Torrijas Clásicas.


La verdad es que yo disfruto mucho estos momentos con ella, porque nos une mucho y además es el momento de aprender estas recetas, porque luego nuestros mayores nos dejan y hay que continuar el legado.


Hacer flores fritas es relativamente sencillo, solo necesitas una serie de trucos para que te salgan bien y yo te los cuento, todos todos.
Pasaros por mis stories de IG que os dejé en destacados la elaboración de esta maravilla de Flores Fritas.






INGREDIENTES:
300gr de leche entera
1 huevo L
Una pizca de sal
50 ml de licor de anis
175 gr de harina
Aceite de oliva para freír
Azúcar y canela para rebozar



ELABORACIÓN:
Mezclar la harina tamizada junto con la sal, los huevos, la leche, mezclamos con la ayuda de unas varillas y por ultimo añadimos el anis.
Pasamos un poco la batidora de brazo, a la mínima velocidad que podamos y lo justo para que se integre no queremos que espume mucho, eso no es bueno.
Por ello una vez que tengamos la mezcla lista la dejaremos reposar una media hora, hasta que veamos que no tiene burbujitas.

Mientras dejas que tu masa repose lee bien todos los consejos que te voy a dar.

Si el molde es nuevo hay que curarlo y esto se hace a base de hacer flores y que se peguen, lo siento pero es así.
Se cura a base de freírlo una y otra vez haciendo las flores.
Pero no te preocupes, que como te saldrán 30 flores con el molde pequeño, seguro que la mitad ya salen bien.

Elije un buen aceite, si es de oliva mejor porque aguanta las altas temperaturas mucho mejor y porque se degrada menos con el paso del tiempo, mientras fríes.

La temperatura ideal para freír las flores es de 205/215 grados centígrados , lo puedes comprobar con el termómetro de sonda.
Si no tienes termómetro te darás cuenta de que la temperatura es baja porque las flores se empezaran a abrir y a separarse del molde.
Los termómetros de sonda, no son caros y son súper útiles para la repostería, así que te animo a comprarlo porque es súper buena inversión.

El molde debe estar bien caliente, para poder mojarlo en la masa.
Es decir, cuando pongas al fuego el aceite deja dentro el molde, así se calentará bien y no tendrás problemas.

Cuando mojes el molde en la masa oirás un crepitar, eso indica que la masa se esta friendo y por tanto  pegando al molde.
Sumérgelo en el aceite y cuando veas que empiezan a desaparecer las burbujas que se producen al introducir el molde, da un par o tres de sacudidas fuertes y enérgicas para que empiece a despegarse la flor.
Si ves que no se despega porque el molde todavía no está curado, puedes ayudarte con la punta de un cuchillo, pero con mucho cuidado para no rallarlo.

Vuelve a meter el molde en el aceite, esto es muy importante, porque si el molde no está bien caliente, la masa no se adherirá al molde, así que le molde siempre debe estar en el aceite caliente.

Una vez que sale la flor, dale la vuelta y comprueba que está bien frita.
Sácala y ponla sobre papel absorbente, cuando se enfríe lo suficiente como para cogerla y no quemarte, pásala por la mezcla de azúcar y canela.

Cuando estén bien fría puedes guardarlas en una caja de cartón.
Duran bastante, si están en un sitio fresco y seco.

Espero que hagas esta receta y que la disfrutes haciéndolas tanto como yo.
Es una actividad ideal para hacer con niños, sobre todo la parte del rebozado en azúcar y canela.

Si la haces cuéntamelo que me encanta saberlo, si tienes dudas me las puedes dejar aquí o en mis redes FB e IG.

Os dejo con el verdadero pedacito de cielo:
Pues Dios hizo que Cristo, quien nunca pecó, fuera la ofrenda por nuestro pecado, para que nosotros pudiéramos estar en una relación correcta con Dios por medio de Cristo. 2ª Corintios 5:21

Se os quiere




6 comentarios:

  1. Holaaa, gracias por la receta y los truquillos para que salgan perfectas😘 pero tengo una duda, 50ml de sal y antes una pizca de sal...Gracias

    ResponderEliminar
  2. Las de recetas de siempre son las mejores sin duda!!
    Yo las tengo pendientes de hacer pero por una cosa u otra nunca veo el momento, gracias por los trucos.
    Un besito Cristina

    ResponderEliminar
  3. Impresionantes!! No las he hecho nunca, y también les tengo ganas!! Bss.

    ResponderEliminar
  4. ¡Me alucinan! Siempre he querido hacerlas pero me intimida un poco, parecen tan delicadas que aun no me he lanzado. Cada vez que paso por una ferretería y veo el molde en el escaparate me dan ganas de entrar y comprarlo, así que cualquier día me animare.

    ¡Me ha encantado la receta!

    ResponderEliminar
  5. Yo tengo una duda tiene que ser cualquier molde o así de flor, yo tengo es uno de silicon que estoy segura que no va a servirme, soy de Venezuela puede enviar el vídeo

    ResponderEliminar
  6. I also want them! Bss and the tricks to make them perfect
    فروشگاه اينترنتی
    baneh.co@gmail.com
    https://www.baneh.com
    goodluck

    ResponderEliminar