Pinea!

lunes, 18 de marzo de 2019

Tarta de queso La Viña









En casa nos encantan las tartas de queso y esta estilo la viña tenía que caer si o si.
He tardado mucho en hacerla, ya que esta Tarta de Queso es un clásico en la blogosfera desde hace años, pero igual me pasó con la  Cheesecake de Tres ingredientes, y para mi sorpresa fue un éxito total, a pesar de que a mi me parecía que podía ser viejuna, pero no, son clásicos que siempre gustan.

La Tarta de la Viña es un secreto bien guardado… o no…porque yo he visto esta receta por toda la red…asi que no se yo si la han guardado bien.
Yo me he basado en la receta de Belen Cupcakes a Gogo…porque de ella me fio yo a base de bien, a parte de ser una amiga muy querida para mi.

La clave de esta tarta de queso y que la diferencia de las tartas clásicas de queso son dos, una la cantidad de grasa que lleva, que es mucho mayor que la de la clásica y que esa grasa viene en un porcentaje superior a de la nata y no del queso y que esté poco hecha, si yo la hubiera sacado del horno 5 minutos antes, hubiera sido un poco mejor.

Amigos, eso es así, la grasa aumenta la palatabilidad es decir el placer que sentimos al comer algún alimento. Así que esta tarta la viña es ultraplacentera.

Es verdad que es muy colórica, pero no creas que mucho más que otras tartas clásicas, ya que no lleva base y tampoco lleva topping, más allá de que quieras ponerle un coulis de frutos rojos con muy poco azúcar y calorías que te dejo más abajo en la receta.
Y además la hacemos un finde que para eso son los findes, y la compartimos con muchos, muchos amigos…jejeje.







Ingredientes:
390 gr. queso tipo crema
260 ml. nata para montar
130 gr. azúcar
1 cucharadita de esencia de vainilla
20 gr de harina 
3 huevos M



Elaboración:
Para un molde de 20 cm desmontable.
Horno 210 grados calor arriba y abajo.

Tendremos la precaución de tener todos los ingredientes a temperatura ambiente, porque podremos manejarlos mejor y porque además evitaremos que se nos pueda cortar la preparación por las diferencias de temperaturas de la masa.

Pondremos en el bol de nuestra batidora con el accesorio pala o con la batidora de doble varilla el queso y la crema, batimos hasta que se quede homogéneo no queremos una mezcla lisa y sin grumos, que es una tarta vasca como dice mi amigo Iñaki Jaleo en la cocina.
A continuación añadimos la harina para facilitar que se integre bien, después el azúcar y por ultimo los huevos, cuando lo tengamos todo bien homogéneo preparamos el molde.

Para ello usaremos dos papeles de horno mojados, para que se adapten bien al molde, para ello lo humedecemos un poco hasta que sea manejable.
Ponemos la mezcla de la tarta dentro y horneamos unos 40 minutos, la superficie debe dorarse.
Puede parecer que la tarta no está hecha, pero 6 horas de reposo en el frigo hará maravillas y dejará la textura ideal.

Podéis acompañar con un coulís de frutos rojos, solo tienes que poner unos 100 gramos de frutos rojos de tu elección una cucharada de zumo de limón y una o dos cucharadas de azúcar, llevar a fuego medio lento y cuando la fruta esté tierna ya lo tienes listo para disfrutar.

Espero que os guste y la disfrutéis mucho mucho. 
Si tenéis dudas me las podéis dejar aquí o en mis redes FB o IG.
Recuerda que siempre hago mis elaboraciónes en directo en mis stories de IG.

Os dejo con el verdadero pedacito de cielo:

“Y sabéis que Dios ungió a Jesús con el Espíritu Santo y con Poder. Después Jesús anduvo haciendo el bien y sanando a todo lo que estaban oprimidos porque Dios estaba con Él”
 Hechos 10:38


4 comentarios:

  1. Já fiz esta tarte por duas vezes e adorei.
    A sua ficou perfeita.
    Boa semana

    ResponderEliminar
  2. Me alegro mucho de que te guste ..está super rica!

    ResponderEliminar
  3. Buenísima!! a los peque les ha encantado y a los no tan peques también, jejejeje....
    Se podría hacer con queso crema light?

    ResponderEliminar