Pinea!

miércoles, 2 de enero de 2019

Roscón de Ferreros Rocher




No hay cosa que me guste más en el mundo que el Roscón, es que es una cosa que me apasiona y su lo uno a los bombones Ferrero Rocher, pues ya es una cosa celestial.

Además os voy a dar en todo el gusto a las que no os atrevéis con el roscón o no tenéis mucho tiempo, porque este Roscón de Ferrero sólo necesita un levado, nada más y sale buenísimo.
En el blog tengo varias recetas de roscón, para las que os gusta con muchos aromas y reposo tengo el Roscón de Chocolate Blanco y Frambuesas para las que tenéis algo más de tiempo pero sin pasarse y os gusta el chocolate tengo el Roscón fácil de Chocolate que es una delicia de morirse, echadles también un ojo y ya decidís el que más os guste.
Tened en cuenta que los rellenos son intercambiables puedes elegir el que lleva prefermento y ponerle el relleno que más te guste y así.
No dejes de pasarte por estas recetas porque siempre doy muchos tips que te pueden venir bien para enfrentarte al roscón.





Este Roscón de Ferrero es una pasada, porque el relleno ya es de volverse loca, pero además es que se hace en un pis pas y para ser un roscón rápido tiene muchos aromas.
Además siempre será muchísimo mejor un roscón casero aunque con menos tiempo de levado que uno comprado y para  las que sois cocinillas pero no disponéis de mucho tiempo es 100% recomendable.

A pesar de ser un roscón rápido, podemos llenarlo de aromas si lo amasamos la noche anterior, y lo dejamos levar toda la noche en la nevera, ahora te explico mejor.
Con esta receta te saldrán dos roscones de 550 gr cada uno es decir de tamaño mediano, o bien uno enorme o tres un poco más pequeños, tu decides.

La receta de este roscón es de mi querida profe y amiga Rocío Arroyo no dejes de pasarte por su IG y de verla en Canal Cocina con su programa Bollería de Siempre. Rocío es un torbellino de mujer llena de vitalidad con unas ganas enormes de enseñar y de echar siempre una mano, vamos un encanto.

El relleno de mi querida amiga Montes Manzana y Canela que ya sabéis que sus recetas siempre triunfan.

TIPS:
Si quieres el roscón por la mañana para desayunar:
Te aconsejo que amases por la noche, dejes reposar la masa 10 minutos, formes el roscón , dejes que arranque la fermentación como media hora y lo lleves a la nevera. Eso hará que la masa se llene de aromas, como un puchero reposado.

Si lo quieres para merendar: 
Por la mañana temprano sobre las h o las 9h amasa el roscón, déjalo reposar 10 minutos, dale forma y deja levar unas dos o tres horas según la temperatura de tu cocina y hornea.

Te recomiendo que el relleno lo hagas el día anterior y lo dejes en una manga con una boquilla rizada grande (para que no tengas problemas con los trocitos de galleta y avellana) en la nevera, para que coja cuerpo la crema y la puedas poner sin problemas en el roscón con la manga.





INGREDIENTES:
Para el roscón:
500 gr de harina de fuerza
100gr de huevo (2 huevos M aprox.)
90gr  de azúcar
110 de agua
25 de Cointreau o el licor que más te guste
1 cucharada de Agua de Azahar
Ralladura de una naranja
Zumo de media naranja 
100 de mantequilla
35gr de levadura fresca de panadero
10 gr de sal

Para el relleno:
400gr de Nutella
350 gr de nata con al menos un 35% de materia grasa
Avellana en cubitos crocante ( si no la encuentras, ponla normal)
Migas de galleta crujiente que puedes ver aquí.

Para la decoración:
Azúcar perlado
Almendra laminada
8/10 bombones Ferrero
Opcional: Colorante en polvo dorado



ELABORACIÓN:
De la crema:
Ten la precaución de poner en el frigo un rato antes la nata, las varillas y el bol en el frigo.
Yo tuve que calentar un pelín, muy poco la nutella porque hacía demasiado frio y estaba inmanejable, pero no te pases de calentar que no queremos que se nos desmonte la nata, añade la avellana y las galletas crujientes.
Monta la nata, a velocidad baja al principio y luego ve subiendo, cuando esté casi montada, que le falte un pelín, se la incorporas a la Nutella con movimientos envolventes.
La metes en una manga y al frigo durante 4 horas, mejor la noche anterior.

Del Roscón:
En el vaso de tu amasadora pon todos los ingredientes menos la mantequilla, resérvate un pelín de liquido, como una cucharada, si es necesario se lo añades a la masa, siempre es más fácil rectificar de líquidos que de harina.
Puedes amasar a mano también, si lo haces en la amasadora tipo KA te llevará unos 5/10 minutos dependiendo de la fuerza que tenga tu harina y de la potencia de tu amasadora. Puedes hacerlo en Thermomix, puedes hacerlo también en panificadora y puedes amasar también con una batidora de doble varilla con los ganchos de amasar.
Una vez tu masa se despega de los bordes tiene un aspecto liso y homogéneo, es el momento de añadir la mantequilla y volver a amasar otros 5/10 minutos.

La masa tiene que ser lisa, homogénea y satinada.
Si notas que tu masa no es manejable porque está muy hidratada y se te pega a las manos, porque no has tenido la precaución de reservarte un poco de líquido, puedes añadir una cucharada de harina como mucho y volver a amasar. 

Bolea la masa (dale forma redonda), déjala reposar 1 minutos para que se relaje un poco y puedas darle forma.
Una vez hecho esto o bien la llevas  a la nevera o bien esperas a que fermente para poder hornear.
Una vez fermentado el roscón,  para ello puedes tocar con mucho cuidado la masa, si esta rebota al dejar de presionar con el dedo y recupera su forma inicial es que ya está lista, puedes  pincelarla con huevo batido, con mucho cuidado, porque podrías pinchar la masa y bajar la fermentación y  decorar a tu gusto. 

Cuando falten unos 10 minutos de fermentación precalienta el horno a 200 grados sin ventilador, calor arriba y abajo.
Hornea durante unos 20/25 minutos, si tienes termómetro de sonda puedes pinchar el roscón a los 20 minutos y si la temperatura interior está entre 90/99 grados puedes sacarlo, si no tienes , puedes tocarlo y si suena hueco es que ya está.

Déjalo enfriar en una rejilla, lejos de corrientes de aire, nada de sacarlo a la ventana para que se enfríe, que se pone duro.

Cuando esté frio puedes cortarlo con un cuchillo de cortar pan y rellenarlo con la crema que teníamos en la nevera.
Para decorarlo, pon unos rosetones de crema en el roscón y pon los Ferreros.
Yo los pinté con colorante dorado en polvo y la ayuda de un pincel,  puedes omitir este paso, no es necesario. 
Pero quedan tan monos…


Espero que lo hagas, que me cuentas si te gusta y si lo compartes en tus redes, etiquétame para que yo pueda verlo, que me encanta.

Como siempre os dejo con el verdadero pedacito de cielo:
“…la estrella que habían visto en oriente los guió hasta belén. Iba delante de ellos y se detuvo sobre el lugar donde estaba el niño.” Mateo 2: 9