Pages

martes, 6 de noviembre de 2018

Rollos de manzana



Otoño y manzana van de la mano, eso lo sabemos todos y estos rollos de Manzana lo gritan por los cuatro costados.
Pero en particular hay uno en mi casa, mi marido por más señas, que no hace más que recordarme que estamos en otoño y que hay que hacer algo con MANZANAS.

¿Y que creéis?
Pues que le vino Dios a ver, porque desde Ambrosía me mandaron una caja entera de estas manzanas.
Deberíais haber visto su cara de emoción, alegría y un deje de #ahoranotelibrasdehornearalgoconmanzanas.



Estas manzanas son justo como nos gustan, no tengo nada contra las Golden, pero las manzanas arenosas no van conmigo. 
Estas son duritas, bien dulces y poco ácidas, así que tuve que esconder unas cuantas para que no desaparecieran del frutero antes de poder hornear estos deliciosos Rollos de Canela.

En cuanto a esta receta os diré, que son maravillosos, el relleno de manzana hace que estos rollos duren tierno más tiempo.

También he utilizado Azúcar Invertido, porque también ayudan a que se conserven tiernos.
Si haces esta receta en primavera o verano no calientes los ingredientes, mejor hazlo como te explico en esta receta de Cinnamon Rolls.

Puedes hacer todos los pasos hasta el último levado y luego llevarlos a dormir a la nevera. 
A la mañana siguiente sácalos y deja que se templen media hora y hornea normalmente.
Recuerda que si te pilla el toro y no te da tiempo, siempre puedes jugar con la nevera.
Una masa que leva despacio es una masa siempre más rica en matices y aromas.

Pero, a veces tenemos prisa y queremos nuestros rollos de canela a la voz de ¡ya!
Para ello puede poner la masa en sus dos levados en el horno con la luz encendida, acelerará el proceso de tus rollos de canela.





INGREDIENTES:
Para la masa:

675gr harina
21 gramos de levadura fresca de panadero
225ml de leche
75gr de mantequilla
50gr de azúcar blanco
1/2 cucharadita de sal
3 huevos L

Para el relleno:
150g de azúcar moreno 
35g de harina
120g de mantequilla fría cortada cuadraditos pequeños
Una cucharada de canela  y un cuarto de cada una de estas especias, jengibre, nuez moscada, clavo y pimienta. 
Manzana Asada:
1 manzana pelada y a cuadraditos
10 gramos de mantequilla
Una pizca de canela

Para el glaseado:
50g de azúcar glas
2 cucharadas de nata líquida
Un chorrito de agua



ELABORACIÓN:
Del relleno:
Empezaremos haciendo el relleno de canela,  para ello mezclamos todos los ingredientes con un par de cuchillos o con nuestros dedos hasta que la mezcla parezca migas.
Pelamos y cortamos a cubitos pequeños la manzana y la pochamos a fuego medio con la mantequilla y la canela, cuando la manzana este tierna la apartamos del fuego y reservamos.

De la masa:
Ponemos en el bol de la batidora la mitad de la harina con toda la levadura y mezclamos bien con la pala.
Calentamos la leche con la mantequilla, la sal y el azúcar y el azúcar invertido a fuego lento, hasta que se derrita la mantequilla pero sin que llegue a hervir.
 Ponemos a batir la batidora a velocidad baja e incorporamos la leche poco a poco, y después los huevos, uno a uno.
Una vez la mezcla es homogénea, batimos unos 3 minutos a velocidad máxima.
Ponemos el gancho de amasar e incorporamos poco a poco el resto de la harina, mientras batimos a velocidad baja-media.
Tras unos 5 minutos, la masa estará elástica y satinada, si se pega un pelín en los dedos no pasa nada, el reposo amasa también. 
Ponemos la masa en un bol engrasado y  tapado con film, en la habitación mas caliente de la casa o en el horno con la luz encendida. 
Dejaremos que doble su tamaño, esto te puede llevar entres media hora u hora y media depende de la época del año en que los hagamos.

Una vez la masa ha doblado su tamaño, la amasamos ligeramente con la palma de la mano para desgasificarla.
Estiramos la masa sobre una superficie enharinada hasta lograr un rectángulo de 30cms x 30cms. 
Ponemos  el relleno de canela y la manzana por encima y enrollamos formando un rollo de masa, pegando los extremos con un poquito de nata.
 Cortamos 12 rodajas iguales del rollo y las colocamos sobre una fuente de horno un poco engrasada. 
Dejamos  levar nuevamente una hora o hasta que doblen su tamaño, las pintamos con un poco de nata de montar y después horneamos a 190º durante 25-30 minutos, hasta que estén dorados y al tocarlos con los dedos suene a hueco.

Cuando templen un poquito, hacemos el glaseado para ello mezclamos todos los ingredientes hasta que tengamos un glaseado homogéneo. Lo echamos sobre los rollos especiados antes de servir.

Los puede congelar ya horneados, luego será cuestión de sacarlos y dejar que se descongelen y darles un golpe de micro o de horno para que estén calentitos.

Espero que los disfrutéis un montón y que si lo hacéis me etiquetéis en las redes para que pueda verlo que me encanta.

Como siempre os dejo con el verdadero pedacito de cielo:

“Dios mio, tu eres bueno y siempre actúas con justicia. Enseñas a los pecadores a hacer lo bueno; enseñas a los humildes a hacer lo bueno y lo justo. Con quienes cumplen tu pacto y obedecen tus mandamientos  tu siempre actúas con amor inagotable y fidelidad.” Salmo 25:8-10

Este post es patrocinado, pero todas las opiniones son sinceras, como siempre, gracias por apoyar a las marcas que hacen posible que este blog siga adelante.

Se os quiere