Pinea!

lunes, 12 de noviembre de 2018

Budt de cinnamon roll


Este Bundt de Cinnamon roll se ha metido de lleno al primer puesto de bundt favoritos en mi lista de preferencias.
Y es que el bizcocho es denso y sabroso con un recuerdo a los sobaos y de repente conforme mordisqueas el bizcocho, llega a tu nariz desde la boca un picotazo picante y lleno de matices de la canela que es simplemente espectacular.
Por eso os recomiendo que si podéis uséis una buena canela, porque merece totalmente la pena.

Si os gusta la canela no podéis dejar de hacer este bundt de cinnamon roll porque estoy segura de que os va a encantar tanto como a mí.

En casa a mi marido y a mí nos encanta, si bien solo pudimos probar un poquito, porque este Bundt se fue para un café que teníamos previo a una reunión en mi iglesia.
Lo corté y los trozos fueron despareciendo uno a uno, seguido de exclamaciones de gusto. Cuando quedaban solo dos, le pedí a mi amiga que me los guardara, para poder desayunar al dia siguiente con mi marido.

Así que, como véis,  lo que pude rescatar, para traerme a casa fue bien poco, a nuestro pesar….jejeje.



Fijaros si este Bundt de Cinnamon Roll me ha gustado que estoy planeando hacer una tarta para esta Noche Buena, pero eso será otra historia que ya os contaré.
Si todavía tienes sudores fríos cuando desmoldas un bundt, pásate por este Bundt Cake de Zanahoria, porque ahí te cuento todos los trucos del mundo mundial para desmoldar sin problemas.









INGREDIENTES:
Para el Bundt
250 ml de crème fraîche o yogur griego natural
Una cucharada de pasta de vainilla
370 g de harina 
3 gr de bicarbonato
1 cucharadita de sal
350 g de azúcar
215 g de mantequilla en pomada
5 huevos L

Para el azúcar de canela:
115 g de azúcar
12 g de canela de Ceilán

Para la crema de queso:
Puedes ver los ingredientes y la elaboración en la receta de Bundt de plátano con crema de queso.



ELABORACION:
Para un molde Nordic Ware de 12 tazas (el más grande)
Precalentamos el horno a 180 grados centígrados.
Comenzamos mezclando el azúcar con la canela para que se aromatice.
Por otro lado tamizamos la harina junto con la sal y el bicarbonato y reservamos.
Seguimos batiendo con el accesorio pala la mantequilla y el azúcar, lo haremos hasta que la mezcla blanqueé y este esponjosa.
Luego añadimos los huevos uno a uno, sin añadir el siguiente hasta que el anterior esté integrado.
Incorporamos la mezcla de harina y la créame fraîche (nata agria) o yogur griego alternativamente, comenzamos con la harina y terminamos con ella, lo haremos con la pala y a velocidad baja.
Engrasamos bien nuestro molde con spray desmoldante o mantequilla y un poco de harina.
Ponemos la mitad de la mezcla en el molde y a continuación disponemos el azúcar de canela , cubrimos con el resto de la masa del bundt.

Horneamos de unos 45 minutos o hasta que al insertar una brocheta esta salga limpia.

Sacamos del horno y dejamos enfriar unos diez minutos, pasado ese tiempo desmoldamos sobre una rejilla.
Cuando el bundt esté totalmente frio colocamos la crema de queso y decoramos como más nos guste.

Como ya os he dicho este bundt es totalmente adictivo.

Os dejo con el verdadero pedacito de cielo:
“Me acosté y dormí, pero desperté a salvo, porque el Señor me cuidaba” Salmo 3:1