Pinea!

martes, 9 de octubre de 2018

Focaccia italiana




La Focaccia…
Ah! 
La Focaccia, he tardado en hacerla y todavía me pregunto porque.
Es una maravilla, ya sabéis que a mi me encanta el pan, me encanta hacerlo y comerlo, para que vamos a decir otra cosa.

Pero es que la Focaccia italiana me tiene loquita y muerta de amor.
La Focaccia y los Grisinis me tienen abducida.





¿Y que me decís de esos tomates cherrys que hacen de topping para la Focaccia?
En casa tenemos huerto y hace unos años que ponemos huerto de verano todos los años.
Y uno de lo primeros años pusimos tomates cherry y mi marido acabó hasta el moño y más allá de coger uno a uno los tomatitos de marras.

Por eso cuando este año llega tan contento diciendo que traía unas matas de tomatitos cherry no daba yo crédito, con todo lo que rezongó aquel año porque había que cogerlos uno a uno…peor que las uvas decía…jajaja.

Y yo encantada porque los tomates cherry son casi los que más me gustan, sobre todo para ensalada.

Por eso tenia claro que iba a hacer esta Focaccia para poder hacerlo con mis tomates .

He hecho varias veces este verano porque es un no poder parar, pero agarraros porque en el otoño va a ser ¡el plato estrella!

Os dejo ya con la receta.




INGREDIENTES:
Para la masa:
225gr de harina de media fuerza
15 gr de AOVE (aceite de oliva virgen extra)
150 gr de agua
10 gramos de levadura
7 gr de sal

Para el topping:
Aceite
Romero
Tomates cherrys
Aceite
Sal maldon




ELABORACIÓN:
Para un molde de 32x20 
Lo primero que haremos será infusionar nuestro aceite con el romero, para ello calentamos un poco de aceite no más de 50 grados apróximadamente y ponemos dentro el romero, apartamos del fuego y dejamos que vaya aromatizándose. Podemos poner en este aceite también los tomates cherry partidos por la mitad.

Ponemos en el bol la harina, el aceite y el agua. Amasamos a mano o con el gancho de nuestra amasadora hasta que tengamos un masa homogénea, nos llevara en la máquina unos 8 minutos aproximadamente.
Añadimos la levadura y seguimos amasando unos tres minutos momento en el cual añadimos la sal y continuamos amasando unos 2 minutos más.
Sabremos que nuestra masa esta lista cuando su aspecto sea homogéneo, liso y satinado.

Dejamos fermentar una media hora en un lugar cálido y sin corrientes de aire. El tiempo dependerá de la época del año en que estemos pero alrededor de media hora.

Cuando haya levado sacamos la masa y la desgasificamos con los dedos para sacar el aire acumulado.
Engrasamos el molde donde vayamos a hornear nuestra Focaccia, ponemos la masa sobre el molde y con la ayuda de los dedos estiramos hasta cubrir todo el molde.
Le vamos clavando los dedos a la masa para que tenga sus agujeritos clásicos y dejamos levar otra media hora más o menos.

Pasado este tiempo pincelamos la masa con el aceite impregnando bien toda la masa.
Después colocamos nuestros tomates cherrys cortados a la mitad por toda la masa y si nos gusta hojitas de romero.

Metemos el horno precalentado a 200 a los 5 minutos  bajamos a 180 sacamos la bandeja y volvemos a pincelar,  repetiremos la operación hasta completar unos 30 minutos aproximadamente.
Por último cuando saquemos nuestra Focaccia del horno espolvorearemos con sal maldon.

Como os decía la Focaccia es uno de mis panes favoritos y me encanta prepararla para los picoteos con amigos y familia.

No dejéis de prepararla porque os va a encantar y haréis las delicias de todos en casa.
Si tenéis dudas me las podéis dejar aquí o en mis redes FB o IG.

Como siempre os dejo con el verdadero pedacito de cielo:
“Dios bendice a quienes no siguen malos consejos ni andan en malas compañías ni se juntan con los que se burlan de Dios” Salmo 1:1