Pinea!

lunes, 1 de octubre de 2018

Cheesecake de manzana sin horno



El veranillo de San Miguel esta durando ya demasiado…se que me quejaré del frío pero seguir teniendo 30 grados a las 21h de la noche me mata.
Para combatirlo este Cheesecake sin horno de manzana y canela es ¡una idea acertadísima!

Porque tiene ese sabor a otoño que tanto extraño y no tendré que encender el horno o casi. Porque he decidido poner  de base un Blondie absolutamente delicioso que va con la manzana ni que pintado. Pero son 20 minutillos de horno que podremos soportar estoicamente…jajaja.
Pero como soy una bella persona y pienso en todo te doy también la opción de poner una base de galletas y hacerlo completamente si horno.




La receta es de mi queridísima amiga Montes Manzana y Canela
Este mundo de las redes tiene sus cosas buenas y las no tan buenas, pero ciertamente las buenas superan a las que no. 
Entre las buenas, buenísimas está el poder conocer a gente estupenda, con la que reírte, ayudarte, compartir tips, recetas y trucos y con la que puedes ser realmente tu. Una de ellas es Montes, que ha pasado de ser compañera bloguera a ser amiga. Hay más, por supuesto, de las cuales ya os he ido hablando y poco a poco os iré hablando del resto.

Las que conocéis a Montes sabéis que sus recetas son éxito seguro, así que cuando le vi el verano pasado esta receta no tuve la más mínima duda de que iba a hacerla.

Es simplemente deliciosa, todo el sabor del otoño concentrado en este Cheesecakde Manzana , además así le doy el gusto a mi marido, el pobre, se muere por un buen postre de manzana y yo los hago de vez en cuando.  Pero este otoño invierno me he decidido a darle el gusto y tengo pensadas al menos dos recetas más con manzanas, así que agarraros ¡
que vienen curvas!



Ingredientes:
Para un molde de 20cm aunque admite perfectamente desde  un molde de 18 a uno de 23cm lo único que te variará será la altura de la cheesecake.

Para el blondie:
Podéis ver la elaboración y los ingredientes en Blondie Cheesecake de Manzana y caramelo salado.
Si prefieres no encender nada de nada el horno puedes triturar 200 gramos de galletas lotus o normales con una pizca de canela y mezclarlas con 50 gramos de mantequilla fundida, cubre con ellas el molde de 20cm llévalo al frigo y sigue con la receta.

Para el cheesecake:
4 hojas de gelatina neutra
300 gr. de manzanas troceadas pequeñas (aproximadamente 3 manzanas pequeñas)
50 gr. de mantequilla 
3 cucharadas de azúcar moreno
1 cucharadas de canela en polvo
250 gr. de mascarpone
6 cucharadas soperas de azúcar
30 ml. de leche caliente
450 gr. de queso cremo tipo Philadelphia 

Para el topping de manzana:
Una manzana mediana cortada en gajos gruesos
25 gr de mantequilla
2 cucharadas de azúcar moreno
½ cuchara de canela al gusto.




ELABORACIÓN:

Ponemos las hojas de gelatina a hidratar en agua fría, no os olvidéis de que el agua esté bien fría o se os deshará la gelatina en el agua.
Cortamos en trocito pequeños las 3 manzanas y las ponemos en una sartén junto con la mantequilla, el azúcar moreno y la canela. 
Las cocinamos a fuego medio, removiendo continuamente, hasta que estén tiernas, sin que estén cocinadas del todo, ese toque crunch no vendrá bien, pero no me las dejes crudas ¿eh?
Reservamos y aprovechamos la sartén para hacer lo mismo con los gajos de manzana para el topping.

En el bol de la batidora de varillas o con el accesorio pala de la KA ponemos el mascarpone y el queso crema con el azúcar y lo batimos unos tres o cuatro minutos hasta integrar a baja velocidad para no hacer muchas burbujas.
Calentamos la leche medio minuto al microondas. Escurrimos bien la gelatina y la añadimos a la leche. Removemos hasta que la gelatina se deshaga. Vertemos sobre la mezcla de quesos y batimos todo nuevamente un minuto más hasta que la gelatina se disuelva.
Incorporamos a la mezcla la manzana que teníamos reservada para el relleno, y mezclamos con la ayuda de una lengua de cocina. 

Vertemos la mezcla sobre el blondie, llevamos la tarta a la nevera un mínimo de tres o cuatro horas, yo como sabéis lo suelo hacer por la noche hasta la mañana siguiente.
Para decorar la cheesecake tenemos dos opciones, acordarnos y cuando hayan pasado dos horas poner nuestros gajos de manzana sobre ella o bien cuando ya esté cuajada del todo las ponemos, yo hice esto último y quedaron rebién.

Espero que esta receta os encante, que la hagáis mucho y la disfrutéis con vuestros seres queridos.

Cualquier duda me la podéis dejar por aquí o en mis redes sociales FB e IG.

Como siempre os dejo con el verdadero pedacito de cielo.
“Deténganse en el cruce y miren  a su alrededor; pregunten por el camino antiguo, el camino justo, y anden en él . Vayan  por es senda y encontrarán descanso par su almas. Pero no quisieron.
Jeremías 6:16