Pinea!

lunes, 13 de agosto de 2018

Helado de leche condensada y salsa de frutos rojos




Este verano he tardado en hacer helado, porque seamos sinceros, este verano está siendo muy benevolente con las temperaturas.
Pero
Ay amigos!
Ha llegado la segunda quincena de agostos y achicharrarse ha sido todo uno.
Me he visto en la obligación de traeros un helado de leche condensada y frutos rojos para que podáis aliviar esta canícula.

No es que yo tuviera unas ganas irresistibles de helado cremoso de nata, leche condensada y bien de salsa de frutos rojos, no. Yo lo hago todo pensando en vosotros.

Anoche me puse con el helado, a las 22h, si a esas horas porque yo a esas horas no tengo nada que hacer salvo descansar y me dije…
¿Pa que vas a descansar y relajarte un domingo por la noche? 





En fin, estas cosas que nos pasan a nosotras y no podemos evitar

Pues eso, que anoche monté la nata y le añadí la leche condensada.
La mezcla ha dormido en la nevera, a las 8h la he mantecado en la heladera.
A Dios gracias que la salsa de frutos rojos estaba hecha de otro postre anterior.
Lo he metido en el molde, me he ido y cuando he vuelto sobre las 13h me he puesto con las fotos y esta noche tenéis las fotos.
Pocas recetas van tan rápidas.

Y es que este helado amigos míos, es la maravilla más maravillosa del mundo mundial. 

¿Por cierto, vosotros sabéis que supone hacer fotos de helado un 13 de agosto?
¡¡Que sufrimiento Dios mio!!

Volviendo al tema, que me pierdo.
La leche condensada hace que sea súper cremoso y que sea muy difícil que cristalice.
Por eso este helado es ideal para hacerlo a mano sin heladera.
Solamente tendrás que sacar el helado del congelador cada media hora y darle un buen varillazo. Así durante 3 o 4 horas.

Un buen truco que os doy para  hacer la mermelada o salsa de frutos rojos,  que no pierda su color, sin atiborrarla de azúcar y quede espesa sin necesidad de gelatinas  es hacerla siempre a fuego muy muy muy lento, removiendo de vez en cuando, no hay más. 
Un rojo vibrante y espesa.


Ten en cuenta que cuando decides hacer helado necesitas pensarlo con un dia o dia y medio de antelación, porque si utilizas heladera esta tiene que estar congelada al menos 4 horas antes.
El molde donde vayas a poner el helado es conveniente que también esté congelado.


INGREDIENTES:
500gr de nata para montar con un minimo de 35% de materia grasa
300gr de leche condensada
150 gr de frutos rojos al gusto
75gr de azúcar al gusto.

Para ver la elaboración del helado visita este Helado de Chocolate blanco caramelizado



ELABORACIÓN:
Ponemos en un cazo a fuego muy lento los frutos rojos y el azúcar dejamos cocer hasta que reduzca y coja la consistencia que nos guste.

 Una vez mantecado el helado ponemos en un molde que nos guste la mitad del helado, ponemos dos o tres cucharadas de la salsa de frutos rojos y cubrimos con el resto del helado, volvemos a poner otras dos o tres cucharada de salsa por encima del helado y removemos con una brocheta o un cuchillo haciendo un bonito zigzag.
Llevamos al congelador al menos tres horas para que se termine de congelar.

Ya puedes disfrutar de esta maravilla de helado que se hace muy rápido.

Si tienes dudas puedes dejármelas aquí o en mis redes FB o IG. No te pierdas mis stories  de IG por que ahí puedes ver las elaboraciones.

Como siempre te dejo con el verdadero pedacito de cielo
“El Señor es bueno con los que dependen de él , con aquello que lo buscan por eso es bueno esperar en silencio la salvación que proviene del Señor” 
Lamentaciones 3:25-2