Pinea!

miércoles, 7 de marzo de 2018

Macarons de pistacho y chocolate blanco




¡Cuanto tiempo sin traeros una receta de Macarons!
¡¡Eso no puede ser!!
Así que para ponerle remedio os he traído una receta de Macarons de Pistacho que es para enamorarse perdidamente de ellos, si es que ya no lo estáis.

Me apetecía un montón ponerme a macaronear, porque por H o por B hacía tiempo que no lo hacía.
¡Y oye! 
¡Menudo mono tenía!
Anduve dándole vueltas para ver que receta os traía.
Porque, no se si lo sabéis, pero tengo tropecientas recetas de macarons, así que si quieres verlas todas, dale al buscador y echa un ojo, vas a alucinar.

La combinación del pistacho y el chocolate es una maravilla, y si en el centro ponemos una frambuesa o mermelada de frambuesa el resultado es espectacular.

El equipo que se encarga de las pruebas de cata les ha dado un 10 sobre 10,  a estos macarons de pistacho y chocolate blanco, así que no puedo estar más contenta.

¿Y que me decís de esas flores de almendro a conjunto con mi taza de flores de almendro? 
 Por fin han florecido los almendros, que este año se han retrasado y tenemos unas ganas de primavera que "pa que, pa que".

Estos son unos de los macarons que me llevare´ para que los prueben mis alumnos el próximo día 17 de marzo en Ciudad Real…. Si no eres de Ciudad Real no te preocupes que en Abril estaremos por Madrid dando talleres de macarons.




INGREDIENTES:
Macarons:
Para el mazapán:
150 grs de azúcar glas
50 grs de almendra molida
100gr de pistachos pelados enteros
55 grs de clara de huevo, pueden ser pasteurizadas
Colorante al gusto, yo usé un poquito de Gooseberry de Sugarflair
Para el merengue italiano: Imprescindible un termómetro, a no ser que queráis meter los deditos y hacer la prueba ;)
150 grs de azúcar blanca
50 grs de agua
55 grs de claras, estás si deben ser naturales, IMPRESCINDIBLE.
15 grs de azúcar
Para el relleno:
150ml de nata para montar con un 35% por ciento de materia grasa
50gr de chocolate blanco de buena calidad
Mermelada de frambuesas o frambuesas naturales.


ELABORACIÓN:
De los macarons:
Empezamos haciendo el merengue italiano.
Pon en un cazo el agua con el azúcar, llévalo a ebullición e introduce tu termómetro, cuando veas que alcanza los 1000 empiezas a mezclar en tu batidora las claras con los 15 grs de azúcar, si no tienes una batidora tipo KA, puedes hacerlo con una batidora de dos varillas.
Cuando el almíbar alcance los 1180 lo apartas del fuego y sin dejar de batir,  se lo incorporas al merengue en forma de hilo. Baja la velocidad de tu batidora para que no te salpique el almíbar, que por cierto está ardiendo…
Una vez incorporado el almíbar, sin dejar de batir, tienes que dejar que se enfríe, a unos 400 . Toca el bol con las manos y cuando veas que está templado, es que ya está.
Mientras esperas a que se enfríe tu merengue, vamos a hacer el mazapán:
Elaboración del mazapán:
Si tienes Termomix, pulveriza la mezcla de almendra, pistachos y azúcar glas, sino tienes puedes hacerlo con cualquier picadora.
Luego pásala por un colador, para eliminar los trozos más grandes.
Incorpórale, con una lengua de cocina las claras, si lo haces antes de realizar el almíbar, tápalo bien para que no se reseque, cuanto más lo trabajes  mejor.
 Este es el momento de poner el colorante, en gel o en pasta, o en polvo, nunca  líquidos. Aquí puedes mezclar sin miedo, hasta que veas todo bien incorporado.
Tienes que tener en cuenta que al incorporar el merengue el color baja de intensidad, así que déjale el color un poco más subido de lo que quieres conseguir.
El momento crucial, ha llegado, la hora del  macaronage, es decir de mezclar. Básicamente cuando dejes  caer la masa de la lengua debe caer de manera fluida, formando una cinta, es decir que al caer se pliega sobre sí misma y tiende a  desaparecer a los pocos segundos.
Pon una boquilla redonda del 12 o del 6 de wilton y llena la manga pastelera.
Podéis usar papel de horno o papel teflón (yo prefiero el papel teflón) y usar una plantilla de círculos debajo.
Presiona la manga sin apoyar en el papel o teflón y cuando veas que llega al borde del círculo deja de presionar y haz un pequeño giro, esto ayudará a que si te has quedado corta de macaronage, no se vea el piquito final.
Déjalos secar o hacer piel, una media hora, depende de la humedad de tu zona, de si es verano o invierno este tiempo variará,  pero haz la prueba tocando el macaron si no se pega en el dedo es que está.
Yo pongo el horno con ventilador a 1450 uno 9 ó 10 min. De todas formas, puedes levantar el macaron de la esquinita y ver si se despega bien, sino, déjalos otro medio minuto o uno más.
Conviene hacer las coquillas un día antes de consumirlos y de rellenarlos. El reposo de 24/48 horas les viene muy bien.
Es decir, los macarons se hacen hoy, se rellenan mañana y se comen pasado mañana.
Los puedes conservar en un tupper en el frigo aguantan bien unos 4 o 5 días.
Puedes congelarlos perfectamente, con o sin relleno, teniendo en cuenta que el relleno sea congelable.
Del Ganache de chocolate blanco:
Llevamos a ebullición la nata y le añadimos el chocolate picado, dejamos reposar unos minutos y removemos hasta que la mezcla sea homogénea.
Dejamos enfriar a temperatura ambiente, tapada con film alimentario a piel, durante unas horas hasta que coja cuerpo.



Montaje:
Ponemos la crema de chocolate blanco una vez tenga la consistencia adecuada en una manga pastelera con la boquilla de nuestra elección y hacemos un cordoncito exterior en una de las coquillas para poder poner en el centro la mermelada de frambuesas o la frambuesa natural, tapamos con la otra coquilla presionando un poquito ¡y listo!
Espero que os guste esta receta y que la hagáis y por supuesto ¡me lo contéis! Hacedles fotos y etiquetadme que me encanta verlas.
Si tenéis alguna pregunta no dudéis en dejármela  aquí o en mi página de FB Un pedacito de cielo o en mi IG.
Como siempre os dejo con el verdadero pedacito de cielo:
Pues un niño nos ha nacido, un hijo se nos ha dado; el gobierno descansará sobre sus hombros, y será llamado: Consejero Maravilloso, Dios Poderoso, Padre Eterno, Príncipe de Paz. Isaías 9:6