Pinea!

martes, 9 de enero de 2018

Bizcocho de jengibre miel de caña



Este bundt es muy especial por su sabor, es como esas galletas de jengibre que venden en los súper, con un sabor picante y especiado, hecho bizcocho.
Yo reconozco que al principio de comer esas galletas, no sabía que pensar y tuve que comer unas cuantas más y ya no pude parar.
El jengibre me tiene enamorada, ya lo sabéis y el fresco más aún, podrías caer en la tentación de ponerlo en polvo, podrías, pero realmente no te lo aconsejo, lo encuentras en cualquier súper y la diferencia es abismal.
Y la miel de caña o melaza es maravillosa, con ese sabor a regaliz al fondo que lo hace absolutamente irresistible.
Y aunque estamos en plena operación pos navidades, desayunar hay que desayunar y más si es con bizcochos caseros hechos en casa.

Si como dicen en mi tierra "te entran las asuras de la muerte" cada vez que vas a desmoldar un bizcocho de un molde Bundt, te dejo mi imperdible sobre como hornear y desmoldar un perfecto bundt cake, además de regalo te llevas la receta de Bundt Cake de Zanahoria.








¿Y que me decís de las maravillosas rosas de mi jardín?
Me tienen completamente enamorada, estas flores son Rosas Austin y son una variedad distintas a las de Híbrido de té, más parecidas a las originarias, pero también reflorecientes y mucho más olorosas. Las encontré de casualidad en un vivero, que vinieron como por arte de magia y a un precio estupendo, así que me traje 8 macetas de distintos colores, ya las iréis viendo. 
 La receta es una mezcla entre la receta de Alma Objetivo Cupcake Perfecto y el libro de Martha Stuart.


INGREDIENTES:
100gr de jengibre fresco
360gr de harina
2 cucharaditas de bicarbonato
Una cucharadita de sal
300gr de azúcar
160ml de miel de caña o melaza, es lo mismo
2 huevos L
200 ml de aceite de oliva suave o virgen
180ml de agua caliente

Puedes hacer esta Crema de Queso para glasearlo si quieres.



ELABORACIÓN:
Engrasamos el molde con spray desmoldable y precalentamos el horno cuando vayamos por la mitad de la receta a 180 grados.
En un bol mezclamos la harina, el bicarbonato, la sal y reservamos.

Rallamos el jengibre y el limón o lo trituramos en una picadora, yo prefiero la opción del rallador por que en la picadora me quedaron hebras que se notan en el bocado.
En un bol batimos el aceite, el azúcar, la melaza y los huevos hasta que la mezcla sea homogénea y entonces añadimos la harina alternando con  el agua caliente.
Finalmente incorporamos el jengibre y el limón.
Vertemos la mezcla sobre el molde y horneamos sobre la rejilla del horno unos 50 minutos, puede que necesitas algo más de tiempo, comprueba si esta cocido con una brocheta.
Ponlo sobre una rejilla y desmolda a los 10/15 minutos.
Si decides glasearlo espera a que esté completamente frio.

Espero que os encante, tiene un sabor especial que me chifla, ya sabéis que si tenéis dudas me las podéis dejar aquí o en mis redes FB o IG

Como siempre os dejo con el verdadero pedacito de cielo:
“lo más importante de todo es que sigan demostrando profundo amor unos a otros, porque el amor cubre gran cantidad de pecados.” 1ªPedro 1:4