martes, 17 de octubre de 2017

Macarons Veganos con Aquafaba



Hoy, hace un rato, antes de ponerme a escribir la receta de estos Macarons veganos con aquafaba sin huevo, me encontré un mensaje en mi pagina de FB en el que una mamá me daba las gracias por hacer estos macarons con aquafaba sin huevo porque su hijo es alérgico, hacía un tiempo que había descubierto el aquafaba y lo estaba incluyendo en sus preparaciones para su hijo y el hecho de poder hacer macarons también le producía una alegría inmensa…

Por estas cosas es que una es feliz con su trabajo en el blog, muchas gracias por contármelo porque verdaderamente estas cosas dan sentido al blog.

Hace unos años vino un amigo nuestro,  Jacobo a nuestra iglesia, él se encargaba de dar una charla a los matrimonios.
Cuando mi amiga Carmen y yo,  nos enteramos de que era celiaco, y un goloso empedernido,  esa misma noche nos pusimos a preparar un postre sin gluten, yo macarons y ella Tarta Caprese que no lleva  gluten porque es de almendra y chocolate.
Y…
Esa cara…
Cuando al día siguiente nos vio llegar con los dulces tan bonitísimos y le dijimos que eran sin gluten y que el también podía comer y es más, que los habíamos hecho pensando en él, no tiene precio ninguno.
Es una sensación tan gratificante, hacer algo por otra persona que sabes que lo va a hacer feliz, que no soy capaz de expresarlo bien con palabras.





Los macarons que os he traído hoy son con vainilla y rellenos de una melaza de Granadas que están de plena temporada y hay que aprovechar que se pasan enseguida.
La receta se la vi a Belén Cupcakes a gogo ella preparó una especie de hummus llamado Muhammara que lleva en su elaboración esta melaza o sirope, así que pense´que esa melaza iría genial para rellenar los macarnos de aquafaba, y así ha sido exactamente, gracias Belén.

El aquafaba no es otra cosa que el caldo de la cocción de las legumbres, normalmente se usan los garbanzos por que tienen un sabor más neutro.
Os oigo…
Os oigo reíros al fondo, no penséis que no.
Pensareis, sobre todo los que se ríen, que es imposible que los macarons no sepan a garbanzo.
Pues bien en el taller avanzado de macarons que hice hace un mes nadie sabía cuales eran de aquafaba y cuales no y nadie acertó.
Pensad que la cantidad de aire que le metemos al aquafaba más la cantidad de azúcar hace indetectable el sabor.
Además que se hace merengue perfectamente para merenguitos o Pavlovas sin ningún problema.



INGREDIENTES:
Para los macarons:

Merengue Italiano:
55gr de aquafaba reducido
150gr de azúcar
50gr de agua
15gr de azúcar

Mazapán:
55gr de aquafaba reducido
150gr de almendra molida
150gr de azúcar glas
Las semillas de una vaina de vainilla

Para el relleno:
100gr de chocolate blanco
35ml de nata para montar
2 granadas
Azúcar
Limon.



ELABORACIÓN:
De los macarons:
Podemos cocer nosotros los garbanzos o bien comprar los garbanzos cocidos, esos que vienen en frasco, con uno  tendrás suficiente, los garbanzos que sobren los usas para unos garbanzos a la castellana o para hacer hummus ;) .
Tenemos que reducir un poco este caldo, hasta que alcance la consistencia de las claras, después dejamos enfriar y lo llevamos a la nevera.

Lo primero que haremos será empezar a montar el aquafaba junto con  los 15 gr de azúcar.
Cuando haga picos blandos empezaremos con el almíbar, para ello ponemos en un cazo el azúcar  con el agua y  lo llevamos a 118 grados seguidamente lo vertemos sobre el aquafaba montado, dejamos batir hasta que la mezcla se enfríe a unos 40 grados.
Mientras se enfría  hacemos  el “mazapán” con el aquafaba, la almendra y el azúcar glas y añadimos las semillas de la vainilla.

Hacemos el macaronage normalmente hasta alcanzar el punto de cinta, es decir que al dejar caer la masa se pliega sobre si misma y escudillamos sobre el papel de hornear o sobre el papel teflón, con la ayuda de una manga y una boquilla redonda de 8mm o de 1cm.
No hace falta dejarlos secar, al menos en Ciudad Real no, ya sabéis que la humedad les afecta.

Precalentamos el horno a 150 o 160 grados metemos la bandeja y bajamos inmediatamente la temperatura a 115 grados, los dejamos hornearse unos 20 minutos, después apagamos el horno y los dejamos dentro otros 5 minutos.
Los sacamos y los reservamos en el frigorífico hasta que los rellenemos.

Del relleno:
Empezaremos haciendo la melaza, para ello desgranamos (con una paciencia infinita) las granadas, las trituramos un poquito y colamos para quedarnos solo con el líquido.
Otra opción muy buena es exprimirlas cual limón, pero eso me lo dijo una seguidora un poco tarde para mi que ya tenía desgranados, todos los granos, de mis dos granadas, uno a uno…pero vosotros llegáis a tiempo J .

Pesamos el caldo y ponemos un tercio de azúcar, es decir que si tenemos 150ml de jugo ponemos 50gr de azúcar en un cazo junto con un chorrito generoso de limón.
Lo dejamos cocer, hasta que se quede espesito, recordad que queremos una melaza, una miel espesa. No le quietes el ojo para que no se te queme y remueve de vez en cuando.
Dejamos templar, antes de añadirlo al ganache de chocolate.

Picamos el chocolate blanco y añadimos la nata casi hirviendo, dejamos reposar un par de minutos y removemos a continuación añadimos la melaza, poco a poco para ver cuanto admite, no es necesario ponerla toda o si, según veamos que el ganache lo admite.
Dejamos enfriar y que coja cuerpo para poder rellenar nuestros macarons veganos con aquafaba sin huevo.
Rellenamos con la ayuda de una boquilla de estrella y podemos poner unos granitos de granada en el centro de los macarons.

Espero que os haya gustado la entrada y que lo disfrutéis mucho.
Como siempre cualquier duda me la podeis dejar en mi FB o en mi IG.

Y ahora os dejo con el verdadero pedacito de cielo:
“Tú eres digno, oh Señor nuestro Dios, de recibir gloria y honor y poder. Pues tú creaste todas las cosas y existen porque tú las creaste según tu voluntad” Apcalipsis