lunes, 23 de octubre de 2017

Cinnamon rolls con crema de queso

     
                                                           

¡Ay Señor!
¿Qué he hecho?
Los cinnamon rolls más tiernos y esponjosos del mundo.
¡Eso he hecho!
Y yo que soy de buen corazón lo comparto con todos vosotros, para que engordéis disfrutéis conmigo.

Para poder subir esta entrada al blog me he subido a la bici elíptica 30 minutos, ya sabéis que hay que compensar, porque  no vaya a ser que sólo de escribirlo se me vayan a  transferir las calorías….y a instalarse en….. bueno, ya sabéis donde…..

Recetas hay muchas, muchas, muchas, pero me decanté por esta, del blog Alimenta, ya que su autora se la trajo de Seattle y se la dio una adorable anciana, eso ya da buena espina.
Pero cuando leí que llevaba  patata cocida, me sedujo del todo, ya que la patata cocida le aporta mucha humedad y esponjosidad a la masa, que es una de sus debilidades ya que estas masas aguantan mal el paso de los días, tienden a endurecerse, que tampoco es un problema, porque no suelen durar de un día para otro….vamos ni del desayuno a la merienda.





MIS CONSIDERACIONES:

Si os gustan las masas levadas  y la canela, este es vuestro pan dulce,  no es una masa difícil de elaborar, si tienes una amasadora tipo Kitchen Aid, te ayudará y sino, también te vale una batidora de  dos varillas con los ganchos amasadores, la Thermomix e incluso la panificadora, y si tienes  dos manos, esas también te valen, y ya que estamos hablando de quemar calorías, quizás esa es la mejor opción.

El “problema” de la bollería es que no aguantan bien el paso del los días, pero te voy a dar tres trucos para que te aguanten tiernos y esponjosos como el primer día.
El primero de ellos esta en la propia receta, como os decía lleva 200 gr de patata cocida, esto le aporta humedad y esponjosidad lo que alarga el tiempo de ternura del cinnamon roll.

Y el otro truco es el Azúcar Invertido, visitad ese enlace porque os explico perfectamente como se hace, que es y para que sirve.
Brevemente os cuento que el azúcar invertido hace que duren más tiernas nuestras elaboraciones y que sean más tiernas. Si por algún extraño motivo no quieres hacer el azúcar invertido puedes hacer la receta con azúcar normal, solo tienes que sumar el peso del azúcar invertido y el peso  del azúcar normal y ponerlo todo de azúcar normal.
Con estos dos trucos te aguantarán perfectamente tiernos dos o tres días envueltos en plástico y en la nevera.

Pero te dejo un último truco los Cinnamons Rolls se pueden congelar ya formados después del segundo levado. Cuando los vayas a hornear los sacas como una hora u hora y media del congelador a temperatura ambiente hasta que se descongelen y atemperen, momento en que los puedes hornear esto nos sire si los queremos  para merendar.
 Si los quieres para desayunar los sacas del congelador y los metes en el frigo toda la noche, por la mañana los sacas como una media hora (depende de si es verano o invierno) y los horneas normalmente.

Yo lo que suelo hacer es hornearlos todos y los que nos sobran los congelo con glaseado y todo. Los saco un ratito antes y están estupendos, mi marido les pega un golpe de microondas aunque yo no suelo hacerlo.
Hay que tener en cuenta los tiempos de levado, pero se puede una organizar y hacer más cosas que mirar la masa mientras leva…es decir la masa leva y tu, sigues con tu vida y quehaceres.

Si los quieres para desayunar empieza la elaboración por la tarde noche como a las 18h y después del último levado, una vez que arranca la fermentación (15 o 20 minutos de levado) los metes en la nevera y por la mañana los sacas como una media hora antes, los horneas y si consigues superar ese momento de éxtasis producido por el aroma que sale del horno, podrás llevarlos a donde quieras o deleitar a tu familia con un supermaravilloso desayuno.

Si los quieres para merendar empieza por la mañana sobre las 9 y para la hora de la merienda los tendrás.
Ten en cuenta que siempre puedes jugar con el levado en el frigo si ves que te pilla el toro, porque sigue fermentando de manera lenta.

Yo prefiero usar levadura fresca (la del cubito) más que la seca de panadería porque tiene más aromas. La suelo tener en el congelador y cuando necesito un trozo la saco parto lo que necesito y el resto la vuelvo a meter al congelador, bien envuelta, de esta manera siempre tengo en casa.

Como siempre te digo resérvate un pelín de líquido y si ves que la masa  pide más líquido se lo añades, mejor eso, que añadir harina por que cambia las proporciones con relación a la levadura. Es todo lo que os puedo decir las masas levadas son muy suya y según venga el día así hacen (en realidad es por la harina, unas absorben más agua que otras, pero no podía evitar hacer la broma).

Puedes poner los cinnamon en un molde rectangular de 25x35 (más o menos) te cabrán unos 9, por lo que necesitaras dos de estos o irlos repartiendo en otros moldes…jejeje. Tambien puedes ponerlos en la bandeja del horno separados unos cm unos de otros y reducir el tiempo de horneado  a unos 15 minutos o hasta que los veas dorados.

Con esta receta te salen unos 18 cinnamon rolls del tamaño que ves en la foto en la que mi hija Laura sostiene uno que así te sirve de referencia para apreciar el tamaño. Puedes hacer media receta, pero oye, ya que te pones hazlos y congela, vamos digo yo…

La receta del glaseado de queso crema es de Belén Cupcakes a gogo porque me llamó mucho la atención que lo hacía con almíbar en vez de con azúcar glas así, nos evitamos el dichoso “crunch” del azúcar, a mí en lo personal me molesta mucho notar el azúcar glas…



No  me “enrollo” más y vamos  a la receta.

INGREDIENTES:

Cinnamon Rolls:
115 grs de azúcar
115gr de azúcar invertido
180 ml de agua templada
25 grs de levadura fresca (o un sobre de levadura seca de panadería)
2 huevos
80gr de mantequilla
1 Cucharadita de sal
200 grs de puré de patata (es decir cueces la patata con piel y cuando la aplastes, debe haber 200grs)
835grs de harina de fuerza.

Relleno:
200 grs de azúcar moreno
5 chucaradas de canela en polvo
100 grs de mantequilla derretida.

Glaseado de queso crema:
300 gr. queso crema
-90 gr. agua
-300 gr. azúcar



ELABORACIÓN:

Precalentamos el horno a 180 y engrasamos el moldes.
Hervimos la patata con piel, calculamos el peso, para que después nos queden los gramos que necesitamos de puré, cuando esté cocida la aplastamos bien con el tenedor y reservamos.

Mezclamos el agua templada con la levadura y las 2 cucharadas de azúcar dejamos reposar cinco minutos mientras preparamos el resto de ingredientes y veremos como empieza a burbujear.

Procedemos a amasar, aquí tenemos varias opciones dependiendo de con que hagas el amasado, si tienes una amasadora, ponemos todos los ingredientes en el bol con  el gancho amasador (lo mismo si es batidora, ponemos los ganchos de amasar) amasamos a velocidad baja y luego subimos a velocidad media hasta que veamos que se convierte en una masa manejable, esto nos llevará unos 10 minutos más o menos dependiendo de la potencia de tu amasador.

Si tienes panificadora pon la masa en el programa de amasado de15 min.
Si lo haces a mano como una jabata para quemar las calorías que después te vas a meter, pues dale duro hasta que tengas una masa manejable, que no se pegue.

Formamos una bola y hacemos un corte en forma de cruz, la pasamos a un bol grande  tapamos con plástico y un paño  húmedo, dejamos levar, en verano necesitaremos menos tiempo y en invierno más, por termino medio de media hora en verano a una hora en invierno. Si es invierno puedes acelerar el levado metiendo la masa en el horno con la luz encendida o bien a 30grados si tu horno te lo permite.

Una vez triplicado el volumen, desgasificamos la masa, es decir la amasamos un poquito para que expulse el gas.

Dejamos reposar 15 min para que la masa se relaje (de la paliza que le hemos dado) y podamos estirarla, si pasado este tiempo la masa se encoje conforme la estiramos, esperamos otros 5 minutos más, teniendo la precaución de taparla para que no se seque.

Estiramos la masa, siempre con la mesa enharinada y el rodillo también, pero cuidado de no poner mucha harina o nuestros cinnamon rolls podremos usarlos como armas arrojadizas. formamos un rectángulo grande, aquí no se porque, las masas tienden a formar el mapa del África….

Dejamos reposar la masa unos 10 min más, que convertir a África en un rectángulo es muy sufrido.

Mientras derretimos la mantequilla y pincelamos nuestro rectángulo, cubrimos con el azúcar y la canela, si nos faltara podemos poner un poquito más hasta cubrirlo totalmente.

Con un cuchillo podemos quitar las imperfecciones de nuestro rectángulo, pero esta masa no se tira, ni hablar, podemos hacer una trenza y hornearla también, yo le puse nocilla y no os quiero ni contar….total….media hora más de elíptica!

Enrollamos, sin apretar mucho, y pintamos con agua el final para que se quede pegadita la masa. Cortamos los extremos, que suelen quedar feos, pero no se tiran, se hornean y se comen….total…otra media hora más de elíptica.

Cortamos rodajitas  de de un dedo y medio más o menos de grosor y las disponemos en el molde engrasado, dejando espacio suficiente para que crezca la masa, tapar con plástico y dejar levar una hora más o menos dependiendo de la época del año.

Precalentamos el horno y horneamos a 1800 grados, pero esto es orientativo tu mejor que nadie conoces tu horno. Si se doran demasiado podemos cubrir con papel de horno. Unos 20 o 25 minutos de horneado o hasta que veamos que están dorados.

El glaseado se hace en un pis pas, ponemos el azúcar en un cazo junto con el agua y hervimos unos tres minutos, cuando se temple un poco pero aún caliente añadimos el queso y mezclamos con unas varillas. Una vez saques del horno los cinnamon, con ellos todavía calientes déjales caer el glaseado para que los cubra del todo.

Espero y deseo de todo corazón que te animes con esta receta, porque es una delicia y realmente no son difíciles de hacer y si nunca te has animado con las masas levadas, esta receta es perfecta para principiantes, porque es de las masas más sencillas de hacer.
Si tienes alguna duda me la puedes dejar aquí o en mis redes FB o IG.

Pero antes de irme os dejo el verdadero Pedacito de Cielo:
“Pues el Señor es bueno. Su Amor inagotable permanece para siempre, y su fidelidad continúa de generación en generación. “
Salmos 100:1



¡Se os quiere!