martes, 19 de septiembre de 2017

Cheesecake de mandarinas



¡Que me gusta a mí un cheesecake!
Eso no es ningún secreto pero si combinamos las mandarinas con las especias como las galletas speculoos, entonces ya me vuelvo loca.
Este cheesecake es muy jugoso ya que lleva entre sus ingredientes zumo de mandarina, por lo cual hace que sea muy difícil que se nos quede seco, que es el principal enemigo de un cheesecake.

Esta delicia la hice a finales de febrero o principios de abril con las últimas mandarinas, pero se me adelantaron algunas recetas y cuando quise publicarla, ya no había mandarinas…ejem ejem.
Que levante la mano el  blogero/a que no le haya pasado esto, que haya tenido que guardar las receta hasta la temporada siguiente…jajaja.
Se que como yo, hay muchos, es un mal que nos aqueja a todas y a todos.
En fin…
Es por ello que hay flores de almendro en el cheesecake….
Así que ahora que he visto que llegan las primeras mandarinas, he dicho:
¡Esta es la mía!




En cuanto vi esta receta a mi queridísima Rocio Kidsand Chic supe que tenía que hacerla.
Un cheesecake que combinaba las mandarinas con una base de galletas especuloos (se comercializan bajo la marca Lotus pero también te valen las de jengibre de Mercadona y en el Lidl o el Aldi también hay)  tenía que ser una maravilla seguro y si además la receta venía de ella no hay más que decir, acierto seguro.
Esta receta lleva mandarinas confitadas, Rocío las hace al horno y podéis  verlas en el enlace de su receta, pero en ese tiempo le vi a mi amiga Anabel Dulces para ti, unas naranjas confitadas en el microondas y no me pude resistir a probar y la verdad que el resultado mi encantó, ya sabía yo que si venía de Anabel me iba a gustar. Daros una vuelta por sus blogs que tienen cosas estupendas, ambas dos.




INGREDIENTES:
Para el cheesecake:
 12 galletas especiadas
 50 gr de mantequilla derretida
 250 gr de queso crema
250 gr de mascarpone
 50 gr de harina de maíz
 175 gr de azúcar
2 huevos enteros + 2 yemas
 140 ml de nata
 1/2 cucharadita de vainilla
 zumo de 1 mandarina pequeña y su  ralladura

Para las mandarinas confitadas en el microondas:
1 o 2 mandarinas
Azúcar

Para el sirope de mandarinas:
200 ml de zumo de mandarinas
100 gr de azúcar
 la cáscara de las mandarinas
1 vaina de vainilla



ELABORACIÓN:
De la base:
Precalentamos el horno a 180 grados y forramos un molde de 18 o 20 cm con un disco de papel de horno y engrasamos los lados.
Lo primero que hacemos es triturar las galletas con un procesador de alimentos o metiéndolas en un bolsa y aplastándolas con un rodillo, añadimos la mantequilla que habremos derretido en el microondas y mezclamos bien, si te apetece puedes poner un “chirrín” de canela o de mezcla de especias como nuez moscada, jengibre, clavo…
Horneamos durante 10 15 minutos, sacamos y reservamos mientras hacemos el cheesecake.

Del Cheesecake:
Tomaremos  la precaución de que los ingredientes estén a temperatura ambiente.
Ponemos en el bol de la batidora los quesos la vainilla el azúcar y la harina de maíz y mezclamos a velocidad baja o sea DES-PA-CI-TO como la canción porque no queremos meter aire a la mezcla que harán que luego se nos raje el cheesecake. También puedes hacer este paso a mano con la ayuda de unas varillas.
Vertemos la nata y seguimos mezclando.
Después añadimos los huevos uno a uno y las yemas hasta que estén integrados y por  último el zumo de la mandarina y su ralladura.
Vertemos sobre la base de galleta y horneamos a 180 grados durante 15 minutos luego bajamos la temperatura a 120 y horneamos durante otros 70 minutos más, el tiempo es orientativo, si ves que pasa el tiempo y no está hecho, déjalo el tiempo que sea necesario.
Yo me guio cuando veo que los bordes están cuajados pero el centro “flanea” y como suelo dejarlo toda la noche en el horno hasta la mañana siguiente me aseguro de que estará cuajado, pero no seco.

Porque ¡Ay amigas! No hay cosa más difícil de tragar que un cheesecake seco, se queda pegado a la lengua y al paladar y es que sencillamente ¡no pasa!
Aunque con este cheesecake es difícil que pase porque al llevar el zumo de la mandarina es muy jugoso.
Si no tienes toda la noche para que “duerma” el cheesecake en el horno déjalo dentro al menos 4 o 5 horas.

Mientras horneamos el cheesecake podemos hacer el sirope de mandarina.

Del sirope de mandarina:
Pelamos las mandarinas con la ayuda de un cuchillo bien afilado, para no llevarnos la parte blanca, porque sino el sirope amargará mucho.
Ponemos todos los ingredientes en un cazo y lo llevamos al fuego, cuando empiece a hervir esperamos 5 minutos y apartamos.

De las mandarinas confitadas en el microondas:
Ponemos las mandarinas cortadas finitas en un plato grande que nos quepa en el micro y que nos permita poner gran parte de las rodajitas. Espolvoreamos con el azúcar y tapamos con plástico alimentario, haciendo unos agujeritos con el tenedor. Metemos en el micro 4 minutos a máxima potencia.
No dejes de vigilarlo porque ya sabes que cada microondas tiene su potencia, el mío es de 700 watios, y yo necesité ponerlas otros 4 minutos. Por eso os digo que es orientativo y que las pongáis el tiempo que estiméis.
Dejamos enfriar y ya tenemos nuestras decoración lista para nuestro cheesecake yo además añadí unas flores ¡y listo!
Vierte un poquito de sirope sobre el cheesecake y el resto en una jarrita para que cada quien se sirva lo que le apetezca.

Espero que esta receta te guste y la hagas, si es así puedes mandarme fotos a alguna de mis redes porque me encanta verlas. Y si tienes dudas también déjamela en mi FB o en mi IG.
Si quieres aprender a hacer estas recetas no te pierdas mis stories de IG porque subo la elaboración de las recetas allí.

Como siempre os dejo con el verdadero pedacito de cielo:
“Al fin de cuentas, la gente aprecia la crítica sincera mucho más que la adulación. Proverbios 28:23


14 comentarios:

  1. Menuda delicia cómo siempre, la verdad es que no hay receta que se te resista, muchas gracias por la mención cariño, eres un sol, gracias por compartir estas deliciosas recetas con nosotros y por ser igual de dulce, besitos cariño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias guapa por la receta y por siempre estar ahí. Un beso enorme guapa!

      Eliminar
  2. Yo quiero!! Bueno, quiero de todas tus recetas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias cuñis, ya tu sabes, pide por esa boca. Un beso!

      Eliminar
  3. WoW me encanta cheesecake y tiene una pinta riquísima

    ResponderEliminar
  4. Que rebuenisima pinta tiene Cristina! Adoro los cheescake, pero nunca lo he probado con mandarinas! Debe de estar tremendo! Enhorabuena a Anabel y a ti! Sois las dos unas pedazo de artistas de lo dulce! Un beso!

    ResponderEliminar
  5. Madre mía, que delicia tiene que ser esto, y super refrescante

    ResponderEliminar
  6. Ay, los cheesecakes, con lo buenísimos que están. Yo soy "fans" total, de todos y cada uno. Me encanta probar siempre cheesecakes nuevos. Este se ve jugosito, tierno y súper rico así que, seguro que cae pronto.
    Te ha quedado perfecto guapa.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que son para morir los Cheesecake, a mi me pierden también, gracias guapa!

      Eliminar