lunes, 28 de agosto de 2017

Tarta de higos con crema de queso, nueces y miel



¡¡Que maravilla de Tarta!!

 Pensareis que siempre digo lo mismo de todas las recetas que subo, y no es que me guste todo, es que lo que hago y no me gusta no lo subo…jajaja.
Así que, de verdad que podéis confiar en mi si algo no  me gusta no ve la luz.
La combinación de higos, nueces y miel es sublime y se que  no descubro nada nuevo, estos tres ingredientes convertidos es tarta es una delicia.
Era el cumpleaños de mi cuñada y estaba dándole vueltas a que tarta hacerle, y me acordé de este Bundt de Higos y Nueces que hice el año pasado y que el encantó.  Desde que lo hice siempre supe que tenía que hacer la versión tarta porque iba a ser un escándalo de buena.
Y es que a ella le encantan los higos, así que sabía que iba a acertar si o si.
He de decir que fue un éxito, a todo el mundo le encantó.


Un bizcocho tierno pero con cuerpo, cubierto de crema de queso a la miel, compota de higos frescos caseros y las nueces caramelizadas con miel, hacen de esta tarta una tarta de altura.
¿He dicho de altura?
¡Y tanto!
¡18cm medía la criatura!
¡¡Tan alta que tuve que usar una regla (previamente lavada y desinfectada) de mi niña para poder alisarla!!
De hecho se la he quitado y esta guardada en mis cosas de repostería, el otro día me dice:
-Pero mamá, me va a hacer falta para clase
- Bueno hija, ya veremos de momento se queda en MI cajón…
La verdad es que ha sido un descubrimiento siempre os digo que me cuesta mucho dejarlas lisitas y por eso siempre las acabo de manera más rústica (por eso y por que es mi estilo, todo hay que decirlo) pero con la regla me fue de maravilla, lo había visto en algunos videos de IG y la verdad es que va muy bien.



Mis consideraciones:

Es una tarta grande, con esta receta salen 4 bizcochos gruesos de 15cm, por lo que podrías hacer 3 capas gruesas de 18cm o 4 capas algo más finas de 18cm. E incluso 3 capas finitas de 20cm.

Siempre puedes reducir la receta para hacerla más pequeña, el problema son los huevos, que son difíciles de dividir, pero juega con el tamaño, es decir si te sale 3.5 ó  3.75 huevos L puedes poner 4 huevos M.

Para calcular el tamaño de los moldes que voy a necesitar si reduzco la receta, suelo calcular los cm totales de los moldes que pide la receta. Es decir en este caso sería 15cmx4 capas=60cm.
Si reduzco los ingredientes de  la receta en un 25% tengo también que reducir la capacidad total de los moldes en un 25% en este caso el total de la receta sin reducir son  60cm,  con lo cual al aplicarle el 25% menos me quedarían 45cm totales, con lo cual podría hacer la receta en tres moldes de 15 cm que me da 15x3= 45cm totales.
Quizás es a la cuenta la vieja, pero me funciona.
Espero haberlo explicado bien.

Para la crema de queso, no olvides que el queso debe estar bien frio de la nevera para evitar que se corte, y que una vez que lo incorporas se bate a máxima velocidad y unos 10 segundos, puedes terminar de incorporar el queso a mano.

En cuanto a la goma xantana o gelesspesa (que es lo mismo) es opcional y me atrevo a decir que no es necesario en este caso puesto que no vamos a hacer decoraciones con manga, pero como la tenía en casa se la puse, pensando también que al ponerle la miel no le vendría mal algo de cuerpo extra. Pero sinceramente creo que no hace falta en esta ocasión.

Como siempre te digo puedes organizarte y debes organizarte para hacer la tarta, todo se puede adelantar, las nueces y la compota se pueden hacer hasta una semana antes, los bizcochos los puedes hacer uno o dos días antes o con más tiempo y congelarlos.
La crema de queso se puede hacer un día antes, pero se hace tan rápida que porque la hagas en el mismo momento no pasa nada.

Si te gustan los bizcochos más húmedos puedes ponerle un poco de almíbar. Pon 100ml de agua y 100 de azúcar deja que reduzca un poco y aromatiza con un poco de miel, cuando vayas a montar la tarta se lo pones a los bizcochos antes de poner la crema de queso con la ayuda de un pincel.



INGREDIENTES:
Para los bizcochos:
210gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente.
250gr de azúcar
5 huevos L
1 cucharadita de esencia de vainilla
375gr de harina leudante (harina que lleva incorporada la levadura)
7gr de levadura tipo Royal
Una pizca de sal
350gr de yogur griego entero sin azúcar.

Para las  nueces caramelizadas:
80gr de nueces peladas
25gr de azúcar moreno
10gr de miel
5gr de mantequilla

Para la compota de higos:
400gr de higos maduros
70gr de azúcar moreno
30gr de miel
20   gr de mantequilla

Para la crema queso:
800gr de queso tipo Philadelphia frío
400gr de mantequilla a temperatura ambiente
400gr de azúcar glas
Miel al gusto, opcional.
½ cucharadita de goma xantana, gelesspesa (opcional)

Para la decoración:
Nueces caramelizadas que habremos reservado sin triturar, como 6/8 las más enteras.
Higos
Uvas
Flores
Y trocitos de nueces picadas pequeñitas.



ELABORACIÓN:
Del de las nueces caramelizadas con miel:
Ponemos un papel de horno sobre una bandeja de horno y reservamos.
En una sartén antiadherente tostamos las nueces removiendo constantemente para que no se nos quemen, cuando empiecen a soltar su aroma añadimos el resto de los ingredientes y mezclamos bien. Continuamos cocinando hasta que se forme un caramelo, momento en el cual sacamos las nueces caramelizadas y extendemos sobre la bandeja con papel de horno que teníamos reservada y dejamos enfriar completamente. Nos acordamos de reservar unas cuantas para la decoración. Y el resto lo picamos gruesamente.

De la compota de higos:
Limpiamos los higos quitándole el tallo y el “culete” si tus higos son de piel fina, no hace falta pelarlos, pero es verdad que he visto higos con una piel muy basta, lo dejo a tu criterio. Los picamos en daditos y reservamos ponemos el resto de ingredientes en una cacerola y cuando comiencen a hervir añadimos los higos, cocinamos hasta que se haga como una compota y veamos que los higos están tiernos, no queremos mucho caldo.
Dejamos enfriar completamente sobre un plato.

Del Bizcocho:
Para 4 capas gruesas de 15cm o bien para 3 ó 4  de 18cm e incluso 3 finas de 20cm.
Precalentamos el horno a 170 grados.
Engrasamos bien, con un spray desmoldante o con mantequilla y luego harina. Ponemos un disco de papel de horno en la base para facilitar el desmoldado y que este sea más limpio.
Colocamos  la pala en nuestra batidora tipo KA, si no tienes pues con tus varillas de la batidora. 
Ponemos  el azúcar y la mantequilla y bate a velocidad media alta hasta que la mezcla blanqueé y esponje como 3 o 4 minutos.
Después baja la velocidad y añade la vainilla y  los huevos uno a uno hasta que esté  bien integrado el primero no añadas el siguiente.
A continuación a velocidad más baja añade la harina que habrás tamizado junto con la sal y la levadura, alternando con el yogur, comenzando por la harina y terminando también con ella. Este paso lo puedes hacer perfectamente a mano con una espátula.
Reparte la masa en los moldes y hornea durante unos 30 minutos o hasta que al insertar un palillo este salga limpio.
Pon los sobre una rejilla y espera 10 o 15 minutos para desmoldar y envolver en plástico alimentario mientras aún están calientes, para atrapar la humedad. Ten cuidado para que no se te rompan, si ves que es demasiado pronto espera otros 5 minutos.
Resérvalos en el frigo.

De la crema de queso y miel:
Batimos la mantequilla junto con el aceite glas hasta que esponje.
A continuación añadimos la miel al gusto, como dos o tres cucharadas soperas puse yo. También añadimos la goma xatana o gelesspesa en este punto, aunque este paso es totalmente opcional.
Sacamos el queso bien frio de la nevera y se lo agregamos, ponemos la velocidad más alta y batimos durante unos 10 segundos, en mi KA si estas usando una batidora de varillas quizás necesites algo más de tiempo, pero muy poco más.
Es preferible terminar de mezclar a mano, porque sino el queso se puede cortar. Que no es que se ponga malo, pero se empiezan a hacer grumitos y a licuarse.



MONTAJE:
Nivelamos los bizcochos si es que hiciera falta.
Ponemos sobre un disco para tartas el primer bizcocho y disponemos dos o tres cucharadas de crema, según el tamaño de bizcochos que hayas elegido, procura dejar un poco de reborde para que al poner la compota esta no se salga.
Encima de la crema ponemos dos o tres cucharadas de compota de higos y espolvoreamos con las nueces caramelizadas que habremos picado grosso modo.
Repetimos hasta acabar con todas las capas.
Nos aseguramos de que la tarta esta nivelada y no parece la torre de Pisa y cubrimos con una capa finita de queso que se llama tapamigas, no importa si esta no queda lisita.

Llevamos al frigo unos 15 minutos y pasado este tiempo vuelves a aplicar otra capa de queso, esta ya si tiene que quedar lisita. Para ello nos ayudamos de la espátula y de una base giratoria.
Aunque también puedes dejarla rústica y entonces no hace falta que quede tan lisita.
Decora con lo que más te guste y tengas a mano, no te vuelvas loca, en casa tenemos muchas cosas que nos valen y además en los jardines cercanos hay muchas flores :P

Espero que os haya gustado, que la hagáis y me mandéis foto.
Si tenéis dudas ya sabéis que me las podéis dejar aquí o en mis redes FB o IG que yo os respondo encantada.

Como siempre os dejo con el verdadero pedacito de cielo:
“Cuando se perdona una falta, el amor florece, pero mantenerla presente separa a los amigos íntimos” Proverbios 17:9

¡Se os quiere!