lunes, 24 de julio de 2017

Tarta helada con limón y jengibre



Esta tarta helada es realmente  una delicia, de todos es conocido que el limón y el jengibre marinan estupendamente.

No se como describiros esta maravilla pero la acidez  del limón con el picante del jengibre y su aroma, junto  con el dulzor que le aporta la leche condensada es sumamente delicioso.
Cortarte una porción de tarta e irte encontrando pegotitos de lemon curd y trocitos de galleta crujiente es....mmmm.
Además el hecho de que sea helada con la que nos esta cayendo, al menos por tierras manchegas, es un plus nada desdeñable.
Esta tarta es la típica para tomar con amigos, después de una buena sobremesa, a la sombra, mientras cae un sol de justicia, vamos, la típica como colofón a un buen domingo de verano.
Es mi primera tarta helada pero no será la última porque me ha encantado el resultado.

Que me gusta la combinación del limón con el jengibre se nota, porque tengo varias recetas con estos dos ingredientes como estos Cuadraditos de Limón y Jengibre y este Bizcocho de limón y jengibre, los dos son altamente recomendables.

Esta tarta se la vi a mi amiga Ana´s Cake y me encantó, la dejó tan bonita que no me pude resistir a hacerla yo también. Además que sabía que era acierto seguro.

Por otro lado no hay nada más fácil de hacer, os lo aseguro y con un resultado de 10. Además os dejo la receta con Thermomix yo la adapté y la hice de la manera tradicional para que la podáis hacer todos.




NOTA:

Si no quieres hornear la base, para que sea completamente SIN HORNO, puedes meterla en el frigo media hora hasta que se enfríe completamente y esté durita.

La tarta lleva en el relleno  trocitos de galleta de jengibre o de espéculos tipo lotus, mételas en el congelador conforme te decidas a hacer esta tarta, porque así la galleta estará crujiente cuando la comas y no blandita, este truco te vale para cualquier helado al que le quieras poner “tropezones” de cualquier tipo, mejor congelado.

Las galletas que he usado para la base, son las que venden en Mercadona de jengibre, con forma de corazón pero también las puedes usar de la marca Lotus.
Y si por alguna extraña razón, no te gusta el jengibre, pero si el limón pon la galleta que más te guste y omite también  el jengibre que hay en el lemon curd y listo.

La receta lleva AzúcarInvertido, es para que al congelar el helado este no cristalice, pero no volverse locos, puedes poner miel que es azúcar invertido natural.

Me encanta el jengibre fresco pero no lo uso tanto y termina echándose a perder y me pongo mala, así que lo congelo en porciones y cuando lo necesito lo saco y lo rallo.



A la hora de servir, es conveniente sacarla media hora antes del congelador.




INGREDIENTES:
Para la base:
200 gr de galletas de jengibre
100 gr de mantequilla

Para el relleno:
300 gr de nata muy fría con un 35% de materia grasa
370gr de leche condensada fría
120ml de zumo de limón
30 gr de azúcar invertido o karo o Golden syrup o miel
Un trocito de jengibre fresco rallado (como 2cm cuadrados, pero pon al gusto)
 Media receta  de Lemon curd al que le tendrás que añadir el jengibre rallado.
4 ó 5 galletas de jengibre congeladas



ELABORACIÓN:
De la base:
Para un molde de 18cm.
Calentamos el horno a 180 grados.
Ponemos un papel en la base.
Trituramos las galletas y le añadimos la mantequilla fundida, extendemos en el molde y horneamos durante 15 minutos o hasta que veamos que se dora por los borde.

Del relleno:
Montamos la nata, que debe estar bien fría así como el bol y las varillas y reservamos.
A parte batimos la leche condensada, el zumo de limón, junto con el azúcar invertido o lo que hayas elegido.
Con movimientos envolventes incorpora a esta mezcla la nata.
Pon un tercio de la masa en el molde sobre la galleta, añade lemon curd y las galletas congeladas al gusto, vuelve a cubrir con la masa de helado y pon mas lemon curd y mas galletas y por ultimo cubre con la masa y alisa.
Lleva al congelador un mínimo de 5horas, yo la dejé toda la noche.

Para decorar he usado como mi amiga Ana, un poquito de nata montada, unos Merenguitos y unos Macarons.
Pero tu hazlo como más te guste.

Como siempre espero que la hagáis y que me lo contéis, si tenéis alguna duda me la podéis dejar aquí o en mi FB o en mi IG.



Como siempre os dejo con el verdadero pedacito de cielo:

“Hijo mío, obedece los mandatos de tu padre, y no descuides la instrucción de tu madre. Guarda siempre sus palabras en tu corazón; átalas alrededor de tu cuello. Cuando camines, su consejo te guiará. Cuando duermas, te protegerá. Cuando despiertes, te orientará. Proverbios 5:20-22

18 comentarios:

  1. Acabo de hacer el bizcocho con leche de almendras, espero que me quede la mitad de bien que se ve el tuyo. Esta tarta me la quedo para el finde, que tengo invitados y me ha encantado...como siempre me encanta tu pedacito de cielo..un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Te quedó de lujo con tu toque macaronil jejeje. Estas tartas heladas estan de vicio y la combinacion es refrescante y de 10.
    Ana's cakes, por si no me conoces jajajajaja

    ResponderEliminar
  3. Pero que preciosidad de tarta, y seguro que está tan rica que da pena que se acabe, gracias por compartir estas delicias y preciosidades, muchos besitos cariño

    ResponderEliminar
  4. Pero que pedazo de tarta rica! Me encanta el limón! Y encima helada! Jijiji me encanta Cristina! Y las fotos tremendas!

    ResponderEliminar
  5. Precioso versiculo....Un pedacito de cielo....

    ResponderEliminar
  6. Me ha encantado esta receta!!! Anotada queda! Es perfecta para el verano!
    Besos!

    ResponderEliminar
  7. me gustaria seguir tu blog, es fantástico. gracias por compartir tu sabiduria culinaria

    ResponderEliminar