lunes, 12 de junio de 2017

Tarta de chocolate y mayonesa




¿Sabéis que pienso?
¿Qué como es posible que haya tardado tanto en hacer esta maravillosa Tarta de chocolate y mayonesa?
Es simplemente la mejor tarta de chocolate que haya probado nunca, y no es exageración.
Cuando dije en casa lo que iba a hacer mi marido dijo que si lo tenía que probar el …jajaja.
Pero cuando le di a probar la masa se quedó pasmado.
Porque es un bizcocho con un sabor a chocolate súper intenso al que la mayonesa aporta un extra de jugosidad alucinante, en casa se han peleado por la última miga de tarta, con eso os lo digo todo, un giro de 180 grados frente  al escepticismo inicial.


 Me acordé de esta receta cuando el otro día compre un bote de Mayonesa Heinz, quería probarla  y cuando lo hice me llevé una deliciosa  sorpresa porque  estaba realmente buena e inmediatamente me acordé de esta receta.  Pensé que esta mayonesa echa con ingredientes naturales y huevos de gallinas camperas, sin colorantes ni aromas y  además sin gluten, que esto siempre es un problema, tengo dos sobrinos celiacos y tienen que mirar todo con lupa incluso cosas que das por supuesto que no llevan gluten,  haría que mi tarta tuviera un sabor fantástico.
Porque claro, ya que te lanzas y te arriesgas a innovar haciendo esta tarta con mayonesa que es el ingrediente principal,  la mayonesa tiene que ser la mejor.
Os animo a pasaros por la pagina web de Heinz donde podréis descargaros un cupón para probar gratis la mayonesa #MayonesaHeinz.

Para rellenar esta Tarta de Chocolate y Mayonesa me decidí por una créme au beurre de yemas con chocolate y una mermelada de limón con jengibre que es una delicia.
La créme au beurre se elabora como un merengue italiano solo que con yemas y es una pasada, que queréis que os diga. No se parece en nada a un SMBC solo en su textura, pero el sabor a mi juicio es muchísimo más rico y nada mantequilloso.



Antes de daros los ingredientes de la receta paso a dejaros  mis CONSIDERACIONES:

-       -Puedes usar tanto moldes de 18cm como de 20cm.

-    - Puedes organizarte durante la semana para tener todas las preparaciones adelantadas, recordad que podéis congelar perfectamente los bizcochos.

-       -La mermelada de Limón y Jengibre la tenéis que hacer si o si…no os imagináis lo deliciosa que es, el jengibre le da un punto excepcional. La combinación del limón y el chocolate es realmente maravillosa. Además esta mermelada no queda excesivamente amarga lo que contenta tanto a los que no les gusta lo amargo tanto como a los que si. Si por algún extraño motivo decidís no hacer esta mermelada podéis sencillamente omitirla o sustituirla por una buena mermelada de vuestra elección, como por ejemplo esta de Fresas y Cava, simplemente riquísima
-       -Ya sabéis que estoy a dieta pero me ha costado controlarme una barbaridad...

-      -La Créme au beurre como os he dicho antes se elabora como un merengue italiano. Si eres como yo una adicta a los macarons tendrás yemas casi siempre, y sino te doy la opción de usar 2 huevos enteros y 2 yemas, podrías incluso usar 4 huevos enteros, pero el sabor no es tan fino.
-       Yo tenía 5 yemas congeladas y son las que he usado, para congelar las yemas basta con batirlas un poquito con tenedor y agregar una pizca de azúcar o de sal según para lo que vayas a usar las yemas, luego dejas descongelar a temperatura ambiente y listo.

-        La receta del bizcocho es del libro El rincón de Bea y la receta de la  mermelada es del blog ¡¡Mmm  qué delicia!!



 INGREDIENTES:

Para el bizcocho:
60g de chocolate de cobertura
60g de cacao en polvo sin azúcar
390g de agua hirviendo
370g de harina
1 ¼  cucharadita de bicarbonato
1/4 de cucharadita de levadura química
200g de azúcar
150g de azúcar moreno o panela
325g de mayonesa Heinz
3 huevos L
1 cucharadita de esencia de vainilla

Para la crema de yemas con chocolate:
5 yemas  o bien 2 yemas y  dos huevos enteros.
140 de azúcar blanco
50g de agua
250 g de mantequilla
200g de chocolate negro o a tu gusto

Para la mermelada de limón y jengibre:
250gr de limones
250g de azúcar
Jengibre fresco (un cubo como 2cm cuadrados ;) )



ELABORACIÓN:

Del bizcocho:
Para 3 moldes de 18 cm.
Ponemos en la base de los moldes un disco de papel de horno para facilitar el desmoldado y engrasamos las paredes.
Precalentamos el horno a 170 grados.
Ponemos el agua hirviendo en un bol junto con el cacao y el chocolate picado. Removemos de vez en cuando hasta que quede todo perfectamente mezclado.
Tamizamos la harina junto con la levadura y el bicarbonato y reservamos.
Batimos la mayonesa junto con los azúcares durante unos dos minutos hasta que veamos que esta bien integrado.
Añadimos la vainilla y  los huevos uno a uno y no añadimos el siguiente hasta que el anterior veamos que está bien integrado.
Ahora incorporamos la mezcla de harina  alternando con la mezcla de chocolate en tres veces, comenzando por la harina y terminando con ella. Lo hacemos con el accesorio pala de nuestra batidora a baja velocidad o  manualmente con la ayuda  de una espátula.
Repartimos equitativamente la masa en los tres moldes y horneamos unos 30 o 35 minutos, o hasta que al insertar una brocheta esta salga limpia, aunque cuando los bizcochos son de chocolate admite que salga con unas miguitas queda mucho más jugosos.
Ponemos los moldes a enfriar sobre una rejilla unos 10 o 15 minutos, pasado este tiempo con mucho cuidado desmoldamos y envolvemos en plástico alimentario y en caliente llevamos al frigorífico o congelamos.

De la crema de yemas y chocolate:
Lo primero que haremos será fundir el chocolate y reservar para que entibie un poco, sin que llegue a solidificar.
Ponemos a batir las yemas en el bol de la batidora  y mientras llevamos  al fuego el agua y el azúcar para que se haga el almíbar, cuando éste llegue a 118 grados (para ello necesitarás un termómetro de azúcar o digital) lo vertemos sobre las yemas y batimos hasta que la mezcla baje a unos 40 grados. 
Vamos agregando la mantequilla en punto pomada en trocitos y seguimos batiendo con la pala a velocidad media.
Añadimos en forma de hilo el chocolate fundido y entibiado mientras continuamos batiendo, cuando veamos que está perfectamente integrado paramos la batidora.
Reservamos la crema en el frigo y tendremos la precaución de sacarlo al menos una hora antes de montar la tarta para que se atempere, si es invierno necesitaremos más tiempo y en verano menos.

De la mermelada de limón y jengibre:
Rallamos los limones, si es con un rallado microplaine mejor, más que rallar lima y solo se lleva la parte amarilla. Después pelamos los limones como si fuera una naranja quitando toda la parte blanca que es la que amarga, y ya bastante amargan los limones…
Método tradicional:
Troceamos toscamente los limones y lo ponemos en una olla junto con el azúcar  y la ralladura y el jengibre fresco rallado. Ponemos a temperatura media y removemos de vez en cuando, aproximadamente unos 45 minutos.
Si queremos podemos triturar la mermelada.
Método con Thermomix:
Seguimos los pasos previos y luego programamos 45 minutos a 100 grados y velocidad 2. Si queremos podemos triturar 30 segundos a velocidad 4.



MONTAJE:
Nivelamos los bizcochos si fuera necesario con la ayuda de una lira o un cuchillo grande de sierra de los de cortar pan.
Disponemos un poco de crema en la base del disco que vamos a usar de base y luego ponemos otra poquita crema sobre el donde vamos a poner el bizcocho.
Ponemos el primer bizcocho y sobre el un par de cucharadas o tres de crema de yemas y chocolate, procuramos dejar un reborde para que al poner la mermelada no se nos salga.
Ponemos la mermelada al gusto un par de cucharadas y así hasta que terminemos con los tres bizcochos.
 Llevamos al frigo unos 15 minutos para que las capas se asienten.
Pasado este tiempo aplicamos la primera capa “tapamigas” sin preocuparnos de que quede muy pulida procurando que quede fina y refrigeramos otra vez unos 15 minutos.
Volvemos a sacar del frigo y aplicamos la última capa con la ayuda de una espátula hasta que quede lisa  o como yo hacemos unos dibujos con la ayuda de la propia espátula o con la ayuda del dorso de una cuchara, como si fuera una especie de estuco veneciano.

Para decorar he usado unos macarons, unos merenguitos y unas florecitas de mi jardín, pero tu usa lo que tengas  a mano o la decoración que más te guste. Unos rosetones con la boquilla 1M de wilton con la crema de yemas y chocolate quedaría estupenda también.
También podeis usar un topper como este tan precioso y elegante de Entre tintas y papel, ¿no me digáis que no es una monada?
¡¡La imaginación al poder!!



Espero que os guste y si tenéis alguna duda me las podéis dejar aquí o en alguna de mis redes FB o IG.

*Post patrocinado, pero todas las opiniones son mías.

Como siempre os dejo con el verdadero pedacito de cielo:
“…concentraos en todo lo que es verdadero, todo lo honorable, todo lo justo, todo lo puro, todo lo bello y todo lo admirable piensen en cosas excelentes y dignas de alabanza. Filipenses 4:8

Se os quiere