martes, 2 de mayo de 2017

Cheesecake de chocolate blanco con arándanos




Esto si que no tiene nombre, los Cheesecake me pierden, y  los arándanos me vuelven loca, por favor pasar a leer esta historia de este Bundt de Arándanos donde por poco me da algo en los bosques de Noruega repletos de arándanos, os garantizo que os reiréis.

Pues bien como sabréis estoy a dieta y voy y para flagelarme a mi misma uno mis dos pasiones los cheesecake y los arándanos.
Ahora que lo digo me estoy acordando de este Cuatro Cuartos de limón y arándanos y me están entrando ganas de llorar…
-¡¡Buaaaaa!!
-Bueno ya pasó
-Jajajaja
-¡¡Estoy fatal!!
-Me lo digo todo yo sola….en fin.





Como os decía, esta es mi propuesta para el día de la madre, no es tan divino como una tarta de capas, pero también es verdad que da muchísimo menos trabajo con un resultado espectacular.
Esta vez no lo he querido decorar tanto con un ganache o nata o merengue por encima, porque me apetecía así rústico con los arándanos viéndose por encima, eso o que no tenía yo ganas de flagelarme más, no lo se bien.

Pero si quieres decorarlo más te dejo estos cheesecake para que veas varias opciones para ponerle encima a este delicioso y maravilloso cheesecake de chocolate blanco y arándanos:

Segunda opción: Cheesecake de espéculos
Luego decoras con arándanos y unas florecitas y quedas con tu madre o con tu suegra estupendamente….o contigo misma, ¿que porque no?

Sea como sea, hazlo, aunque solo sea por honrar el  sacrificio que hecho para traerte hoy esta maravilla…jajaja

También puedes hacer un Filling de Arándanos que es una mezcla entre salsa y mermelada de arándanos, te la dejo por si te apetece luego ponérsela por encima:



Base de galletas:
300gr de galletas tipo digestivas o similar
150 mantequilla  sin sal

Relleno de la tarta:
300gr de queso crema tipo Philadelphia
300gr de queso mascarpone (si no lo encuentras puedes ponerlo de queso tipo Philadelphia)
250gr  de requesón
90 g  de azúcar glas
50 g de harina de maíz (Maicena)
1 cucharadita de esencia de vainilla
3 huevos L
100 ml de nata para montar
200 g de chocolate de blanco de buena calidad
250 gr de arándanos

Filling de Arándanos:
125gr de arándanos
100gr de azúcar
3 cucharadas de agua
3 cucharadas de maicena



ELABORACIÓN:
Para un molde de 22cm desmoldable engrasado con spray desmoldante y con un disco de papel de horno en la base.
Precalentar el horno a 180 grados C
Picar las galletas finamente en una picadora y mezclar las migas con la mantequilla derretida.
Presionamos la mezcla en la parte inferior del molde y horneamos  en el centro del horno durante unos 10 minutos. Dejamos  enfriar.

Batimos con el accesorio pala (si no tienes batidora tipo KA de pie, usa las varillas) a baja velocidad el queso crema, mascarpone y requesón hasta que esté cremoso.
Aparte mezclamos el azúcar, la maicena y la vainilla y añadir y la añadimos a la mezcla de queso.
Batimos los huevos en un cuenco y los añadimos a la mezcla de uno en uno, despues añadimos la nata.
Troceamos  el chocolate y derretimos en el microondas en intervalos de 30 segundos removiendo cada vez para que no se nos queme, que te digo yo que se quema si no llevas cuidadito.
Cuando esté un poco atemperado lo añadimos a la crema de queso y mezclamos.
Añadimos 125gr de arándanos y los mezclamos a mano con cuidado para que no se nos rompan y no coloreen toda la masa.
Después vertemos nuestro relleno de queso sobre el molde  y añadimos los otros 125gr de arandanos por encima, no queremos que se hundan del todo, queremos que se queden arriba y nos decoren la tarta, puedes presionarlos un poquito para que quede la mitad fuera y la mitad dentro del cheesecake.
Forramos la base de nuestro molde con papel de aluminio y ponemos agua caliente en la bandeja donde lo vayamos a hornear, con un dedo es suficiente.
Horneamos a 180 sin ventilador, calor abajo y arriba, durante 15 minutos y luego baja a 120gr C durante 70/80 minutos o hasta que al mover el cheesecake vemos que el centro “flanea” y los bordes están firmes. Al ser un cheesecake grande a mi me llevó más tiempo. Si ves que durante la cocción se empieza a dorar demasiado tápalo con papel de aluminio.

Apaga el horno y deja el cheesecake dentro, yo lo dejo toda la noche, pero si no puedes déjalo al menos 4 horas. Y luego refrigera otras tantas.

Del Filling de arándanos:
Pon en un cazo a fuego muy lento los arándanos y el azúcar para que se disuelva el azúcar y los arándanos empiecen a soltar su jugo, esto te llevará unos 5 minutos.
Después añade el agua y la maicena que habrás mezclado en un vaso previamente y deja espesar a tu gusto a fuego medio.



Como os digo este cheesecake es delicioso y riquísimo, los oh! y los ah! Acompañaron el postre de ese día.
Si tienes alguna duda o pregunta me la puedes dejar aquí o en mis redes FB o IG.

Como siempre os dejo con el verdadero pedacito de cielo:
“Contesta a mis oraciones, oh Señor, pues tu amor inagotable es maravilloso; cuida de mí, pues tu misericordia es muy abundante” Salmo 68:16