martes, 24 de enero de 2017

Bolitas cheesecake de mantequilla de cacahuete




Creo que no hay nadie que no sepa que adoro la combinación de chocolate y mantequilla de cacahuete.
Te perdono si es de las primeras veces que pasas por aquí…jejeje.
Pero es que legendaria mi adicción  afición por esta combinación.
Ese punto saladito de la mantequilla de cacahuete con el dulzor de chocolate, me parece irresistible.
Aunque he de deciros que tengo un esquirol en casa, que cada vez que hago algo combinando estos dos ingredientes, se queja.
Mi marido, que es un santo por regla general, y mi mas mejor fan del mundo en cuanto a mi repostería, no puede con la mantequilla de cacahuete.
Y claro al pobre lo tengo atosigado, que si MacaronsSnickers, que si Brownies Snickers, que si Cookies con chips de mantequilla decacahuete….
¡Frito lo tengo!
Pero claro, el pobre es que está en franca desventaja porque a las niñas y a mi nos pirra, así que cada vez que se queja:
- ¿Por que lo haces de mantequilla de cacahuete?
La respuesta de mis hijas es contundente:
¡¡Porque a las 3 nos encanta!!

Pero como además de ser mi mejor fan es de buen corazón, nos gruñe poco…jejejeje.




Esta receta además es SIN HORNO y fácil hasta decir basta, por eso me parece ideal para hacer en el fin de semana o durante los días de fiesta con los niños.

¡Vamos a ello!

INREDIENTES:
Para las bolitas:
Para unas 15/20 bolitas de 25/30 gramos.
225gr de queso tipo Philadelphia
115gr de mantequilla de cacahuete
30gr de azúcar glas
75gr de chocolate picado
Para la decoración:
225 gr de chocolate
1 chorrito de aceite de girasol.

ELABORACIÓN:
De las bolitas:
Mezcla el queso junto con la mantequilla de cacahuete y el azúcar glas, puedes hacerlo con el accesorio pala de tu batidora o a mano con un tenedor o unas varillas.
Añade el chocolate picado, mezcla y lleva al frigorífico una o dos horas, puedes acortar este paso llevando la mezcla al congelador una media hora.
Pasado este tiempo haz bolitas con la ayuda de una cuchara de helado pequeña o a mano, yo las hice de unos 30 gramos.
Las dejamos sobre una bandeja cubierta con papel de horno y las refrigeramos de nuevo.
Mientras fundimos el chocolate en un cuenco y si lo vemos muy espeso podemos añadir un chorrito de aceite de girasol, este paso es opcional, según te guste una capa más o  menos gruesa.
Sacamos las bolitas del frigo, en tandas de tres o cuatro, porque es una masa muy blandita, para que nos aguante con cuerpo.
Bañamos las bolitas con la ayuda de dos tenedores y las depositamos sobre papel de horno.
Co el chocolate que nos sobre podemos hacer la decoración, la ponemos en una manga desechable o en una bolsita de estas de zip y cortamos la equinita y hacemos rayitas y poner encima cacahuete picado.




¡¡Y ya está!!
Fácil, rápido, sencillo y delicioso, no le falta de nada.
Como siempre si tenéis dudas podéis dejármelas aquí o en mi página de FB o en mi IG.

Y como siempre os dejo con el verdadero pedacito de cielo:
“Gracias a ti, estaré lleno de alegría, cantaré alabanzas a tu ombre, oh Altísmo” Salmo 9:2