lunes, 12 de diciembre de 2016

Bundt de naranja navideño




Si hay algo que me recuerda o que me sabe especialmente a Navidad es, a parte de la canela, el agua de azahar, reconozco que me transporta a mi infancia y a esos desayunos del día de reyes.

Este bundt lo tiene todo, muy jugoso, es raro que yo os traiga algún bizcocho o tarta más bien seco, no me suelen gustar, aunque no hay que confundir compacto o contundente con un bizcocho seco, pero bueno, que a mí me gustan más bien húmedos.
Con el aroma a agua de azahar y combinado con la naranja me recuerda en cierta manera y hasta podría suplir, al roscón de reyes.
Porque se que muchas de vosotras no os animaríais nunca a hacer un roscón pero si un bizcochito con esos aromas.
Entendedme, NO es un roscón ni de lejos pero si tiene sus aromas a naranja y a agua de azahar.




Cuando era niña, mis padres escondían los regalos del día de Reyes por toda la casa y había que buscarlos por toda la ella y eso era una aventura y una emoción tremenda, podías  encontrar los regalos tuyos o de  cualquiera de tus hermanos y era una ilusión loca….
Peeeero….
Antes de poder buscarlos había que desayunar, porque mi padre sabia que si nos soltaba a buscar los regalos no se comía el roscón de reyes hasta la tarde.

Así que ese saborcito a naranja y agua de azahar era el preludio a una mañana llena de regalos e ilusiones, normal que cada vez que huelo estos aromas me transporten a la Navidad y al día de Reyes.

La receta es de mi querida Carolina de La cocina de Carolina, desde que se la vi, no veía el momento de hacerla. 
Yo he hecho algunas variaciones como quitar el glaseado de agua de azahar en introducirla en el bizcocho, quitando un poco de zumo de naranja y sustituyéndolo por el agua de azahar.




INGREDIENTES:
515 g de harina
3 cucharadas (de 15 ml) de levadura en polvo
1 1/4 cucharadita de sal
170 g de mantequilla
450 g de azúcar
90 ml aceite de oliva suave (o aceite de girasol)
2 cucharaditas de extracto de vainilla
3 cucharadas de ralladura de piel de naranja (unas tres naranjas)
2 claras de huevo
3 huevos enteros
100 ml de zumo naranja natural
25ml de agua de azahar (de la que se vende en farmacias)
375 ml de yogur natural



ELABORACIÓN:
Precalentamos el horno a 170ºC.
Engrasamos el molde de bundt cake de 12 tazas, si tu molde es mas pequeño puedes poner la masa que te sobre en moldes de cupcakes.
Tamizamos la harina junto con la levadura,  la sal y reservamos.

En un bol grande mezclamos la mantequilla junto con el azúcar y el aceite de oliva suave a velocidad lenta con el accesorio pala durante unos 2-3 minutos.
Añadimos el extracto de vainilla, la ralladura de naranja, el agua de azahar, las claras de huevo y los huevos, mezclando hasta que se hayan combinado bien. Añadimos el zumo de naranja y seguimos mezclando bien hasta que quede suave.

Incorporamos  la harina en tres tandas, alternando con el yogur mezclando con una espátula, este paso me gusta terminarlo siempre a mano. Mezclamos hasta que la harina este justo integrada.

Ponemos en nuestro molde y horneamos durante unos 40-45 minutos dependiendo del tamaño del los molde o hasta que al pinchar con un cuchillo éste salga casi seco del todo.
Lo sacamos y dejamos enfriar 10 o 15 minutos pasado este tiempo desmoldamos sobre una rejilla, antes de eso damos unos meneillos con cuidado para comprobar que el bizcocho se mueve y se ha despegado. Y si no con esos movimientos le ayudamos, poned un paño de cocina y no os paséis con los meneillos que se os parte el bizcocho.
 Decoramos con azúcar glas y a disfrutar de un buen bizcocho para estas fiestas.
Espero que os guste, que lo hagáis y que me lo contéis, si tenéis dudas me las podéis dejar aquí o en mi página de FB o en mi IG.

Como siempre os dejo con el verdadero pedacito de cielo:

“Todo lo que es bueno y perfecto desciende a nosotros de parte de Dios nuestro Padre, quien creó todas las luces de los cielos. El nunca cambia ni varía como una sombre en movimiento. Santiago 1:17

Se os quiere

Suscríbete y no te pierdas nada