martes, 8 de noviembre de 2016

Gofres Belgas caseros




No he encontrado mejor manera para superar las obras de mi cocina que preparando estos maravillosos Gofres Belgas caseros.
Estábamos tan cansados todos, tan agobiados estos días de atrás que pensé que tenía que hacer un esfuerzo para el domingo poder  desayunar algo rico y espectacular, pero claro está: ¡¡que no necesitara horno!!
La solución fueron estos maravilloso Gofres Belgas que pude hacer en mi gofrera (que compré hace mil años en el Lidl y que llevaba sin estrenar esos mismos mil años)

Los gofres caseros son la mejor decisión que pude tomar, también tengo pendientes los hot cakes, y como la cocina sigue en obras, seguramente este fin de semana caigan, así que os los mostraré pronto.




Llevaba tanto tiempo deseando hacer estos gofres belgas de manera casera pero no se porque me daba una mezcla de pereza y miedo hacerlos.
¡Menuda tontería si  son súper sencillos de hacer!
 Solo necesitan un pelín de organización, según si los quieres para desayunar o para merendar, pero no os preocupéis que eso os lo doy yo hecho  ahora.

Ya os he dicho que estoy remodelando la cocina ¿no?
Prfffff!!!
Los que me seguís por IG ya vais viendo lo como va la cosa.
Y la cosa va lenta, como toda obra que se precie.

La última hora es que el albañil ha terminado y ya se ha marchado de casa. El hombre nos comentaba que no sabía porque producía tanta alegría el hecho de que los albañil se fueran de las casas
….
He estado tentada de explicárselo
¿Pero para que?
Angélico, pa que darle un disgusto.

Así que si nos vierais ese domingo, en el salón con la gofrera en marcha, ese olor maravilloso a levadura, vainilla y azúcar, nos revitalizó a todos y nos dio por una mañana la sensación de que todo seguía igual.

La receta es del maravilloso libro: Chocolate de La receta de la felicidad.



INGREDIENTES:
Para unos 16 gofres.

Primera mezcla:
450gr de harina normal
25gr de levadura fresca
125ml de leche
125ml de agua
25gr de azúcar glas
1 huevo

Segunda mezcla:
100gr de harina normal
25gr de miel
5gr de sal
1.5gr de bicarbonato sódico
250gr de mantequilla ablandada
1 cucharadita de extracto de vainilla
300gr de azúcar perlado de tamaño medio o grueso (lo puedes encontrar en tiendas on line, si no tienes puedes poner azúcar normal, no quedarán tan crujientes, pero estarán igual de ricos)



ELABORACIÓN:
Si quieres los gofres para merendar solo tienes que calcular los tiempos de levado más el tiempo de preparación para tenerlos listos para esa hora.
Si quieres los gofres para desayunar, en el último levado SIN PONERLE EL AZUCAR PERLADO, mete la masa en el frigorífico toda la noche, para que leude bien despacio.
A la mañana siguiente saca la masa media o una hora antes de desayunar y sigue con la elaboración que te describo a continuación.

En un bol mezclamos los ingredientes de la primera mezcla con la ayuda de una espátula y esperamos 15 minutos.
Pasado este tiempo añadimos los ingredientes de la segunda mezcla, SIN EL AZÚCAR PERLADO, y amasamos un poco, sin trabajar mucho la mezcla.
Si es para merendar, dejamos reposar la masa una hora en el bol tapado con film. Si es para desayunar, metemos el bol tapado con film en la nevera, hasta la mañana siguiente, que la sacaremos una media o una hora antes de desayunar del frigorífico.
Pasado el tiempo del último levado, ya sea para merendar, ya sea para desayunar,  incorporamos el azúcar perlado y lo integramos, hacemos porciones de unos 90gr y dejamos reposar 15 minutos el tiempo que tardará la gofrera en calentarse, yo puse mi gofrera al 3, si la tuya no tiene números ponla a temperatura media.
Ponemos una bola de masa en la gofrera, si está demasiado líquida usa una cuchara de helado, cerramos la gofrera y en unos tres minutos estará listo tu supermaravillosoyriquisimogofrebelgadelmundomundial.
Sácalo con la ayuda de un tenedor y déjalo reposar un poquito sobre una rejilla ¿qué cuanto tiempo? Justamente el tiempo suficiente para no quemarte los deditos al cogerlo, porque si no eres tu, se te adelantará tu hija pequeña, te lo digo yo.
Puedes servirlo con una bola de helado, con Nocilla, con salsa de caramelo, con lo que más te guste.
En casa todos le pusieron Nocilla, menos yo, que me gustan así solos sin más sinceramente pienso que no hay nada que pudiera hacerlos más deliciosos.
Así que en casa estos Gofres Belgas caseros nos supieron a gloria y nos hicieron olvidar por un ratito tanta incomodidad, polvo, ruido y trastornos
 varios.
Espero que os animéis a hacerlos, porque son indescriptibles, y muchísimo más fácil de lo que pensamos.
Si tenéis alguna duda podéis dejármela aquí o en mi página de FB o IG.
Y como siempre espero vuestras fotos, que me encanta verlas.

Como siempre os dejo con el verdadero pedacito de cielo:
“….la oración ferviente de una persona justa tiene mucho poder y da resultados maravillosos” Santiago 5:16b