lunes, 10 de octubre de 2016

Angel Food Cake de Speculoos


Si hay algo que me gusta en este mundo, son los speculoos.
Si, ya se, que digo esto de todo lo que hago, y no os falta razón, pero en mi defensa diré que solo subo y hago cosas de  combinaciones que m
e chiflan, eso es así…jejeje.
A lo que iba, el Angel food Cake es un bizcocho que me apasiona, por varios motivos. Y es que es delicado y esponjoso, admite multitud de versiones y maridajes.
Por eso pensar en Angel Food y en speculoos me pareció una combinación directamente bajada del cielo….




Los speculoos deben ir en su justa medida, para que no tomen todo el protagonismo, y las galletas Lotus entre medias del Angel Food lo hacen muy especial.
El glaseado es ya para morirse de repente (frasecita de una amiga, que me encantó y que hago mía).
Lo de las palomitas fue un acierto total y absoluto…que yo nunca hubiera imaginado.
Realmente las puse por la decoración, todo hay que decirlo.
Cuando lo llevé al café con unas amigas de mi iglesia, yo iba avisando:
-¡Quitad las palomitas, que son atrezzo más bien…!
 Y cual fue mi sorpresa cuando todo el mundo iba a por ellas encantadas.
Y cuando les dije que eran unas 150 calorias por ración, más encantadas todavía.
Yo he utilizado como base este Angel Food de Limón ysemillas de amapola para hacerlo.

¡Vamos a por la receta!




INGREDIENTES:
Para el Angel Food:
9 claras de huevo (260ml) pueden ser pasteurizadas
1 cucharadita de crémor tártaro ( si no tienes pon un chorrito de limón)
200gr de azúcar
65g de harina de repostería
20gr de maicena (si no tienes a mano, pon estos 20g de harina de trigo también)
Una cucharadita de speculoos, si no tienes puedes hacerla tu misma poniendo media cucharadita de  canela y una puntita de las siguientes especias, jengibre, nues moscada y clavo molido.
8 galletas Lotus o galletas con  canela.
Un paquete de palomitas dulce (opcional)

Para el glaseado:
Lo hice un poco a ojo, pero básicamente sería una cucharada y media de Pasta de Speculoos y una cucharada y media de nata para montar.
Pero el glaseado también es opcional.





ELABORACIÓN:
Precalentamos el horno a 170 grados y disponemos la rejilla del horno, no la bandeja porque si no el aire no circulará a través del tubo del molde.
Ponemos las claras en el bol de la batidora y añadimos el crémor tártaro, si fuera necesario lo tamizamos para que no haya bolitas que luego nos las encontrariamos en el bizcocho.

Empezamos a batir a velocidad baja para que se integre el crémor tártaro y el merengue comience a formarse con burbujas pequeñas que son mucho más estables.
Cuando observemos que ha espumado vamos subiendo la velocidad de la batidora hasta llegar a la máxima velocidad hasta que el merengue forme picos firmes, es decir que al levantar la varilla el pico que se forma no se viene abajo.
Bajamos un poco la velocidad de la batidora y comenzamos a añadir el azúcar a cucharadas poco a poco, con un poquito de paciencia. Después de que se haya integrado el azúcar añadimos la ralladura y la vainilla.

Subimos la velocidad de la batidora y seguimos batiendo hasta que el merengue este bien firme y brillante.
Tamizamos la mezcla de harinas junto con la cucharadita de speculoos y la añadimos en tres veces. La integramos con la ayuda de una espátula con movimientos envolventes.
Si tienes una batidora tipo KA pon el accesorio de la pala y en la velocidad más baja puedes ir integrando, pero no te despistes que se te desmonta el merengue en un plus.
En el último momento añadimos las galletas picadas en trocitos pequeñitos, con la ayuda de la espátula y mucho cuidado para que no se nos desmonten las claras.

Llenamos del molde para el Angel Food y recuerda que para realizar este bizcocho no se engrasa el molde. Podemos decir que las claras se van agarrando a las paredes del molde y va trepando, pero si tiene grasa resbalan.
Hornea por unos 35/40 minutos o hasta que al pinchar con una brocheta esta salga limpia, como ya te he dicho sobre la rejilla del horno.
Sacamos el molde y lo dejamos enfriar una hora boca abajo, si tu molde no tiene patitas que levanten el molde para que le entre aire ponlo a enfriar sobre el cuello de una botella.
Pasado ese tiempo lo desmoldamos con la ayuda de una espátula.

Elaboración del Glaseado:
Calentamos la nata y se la añadimos a la pasta de speculoos . Mezclamos si vemos que se corta añadimos más pasta de especuloos.

Vertemos la mezcla sobre el Angel Food ya frío y dejamos chorrear por los bordes.
Hacemos la palomitas un poquito antes de servir,  según las instrucciones y cuando se enfríen un poquito se las ponemos por encima.
¡¡Y a disfrutar!!

Espero que lo hagáis y os guste, mandadme fotos que me encanta verlas. Y si tenéis dudas, ya sabéis, preguntadme!!

Como siempre os dejo con el verdadero pedacito de cielo:
“Acérquense a Dios y el se acercará a vosotros” Santiago 4:8

¡Se os quiere!

10 comentarios:

  1. Tenemos gustos muy parecidos Cristina, a mí también me encantan los speculos la verdad, seguro que es una delicia de las que no puedes parar de comer, muchos besitos guapa.

    ResponderEliminar
  2. Madre mía, que gozada de receta y de una belleza increíble.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Natalia, me alegro mucho de que te guste!

      Eliminar
  3. Ohhh!!! Qué rico!!
    Madre mía, creo que va a ser uno de mis favoritos sin duda! Con lo que me gustan a mí las speculoos y los angel foods, ¡menuda combinación!
    Besazos guapi!!^^

    ResponderEliminar