martes, 20 de septiembre de 2016

Tarta de coco y crema pastelera




Con esta Tarta de Coco y Crema pastelera he quedado como una reina este verano.
Ya se que tenemos la tendencia de no querer encender el horno cuando la temperatura exterior es de más de 40 grados, cosa que no es de extrañar,  pero os aseguro que por esta tarta de coco con su crema pastelera bien merece la pena encenderlo.
Además  en verano también hay gente que por extraño que parezca también  cumpleaños, en esta ocasión mi cuñada, y no la íbamos a dejar sin tarta, por mucho calor que hiciera.
El sabor preferido de ella es el coco, así que esta tarta que desborda coco por todos lados era ideal para festejarla.
Pero como se que no os ibais a animar a encender el horno en verano, he sido buena y la tentación os la traigo ahora que hay una temperatura muy agradable  pero todavía apetecen cosas fresquitas y refrescantes como lo es el coco.




Esta tarta es una oda al coco, la crema pastelera de coco es la cosa más buena que yo he probado en mucho tiempo, es un verdadero delirio.
Fue tal el  éxito, que a duras penas pudimos salvar un trocito para que le llegara a mi hermano y sobrinos.
Es verdaderamente de  las tartas que más han gustado de todas las que he hecho, así que no hace falta que diga mucho más ¿no?
La receta es de mi amiga Montes Manzana y Canela para el blog de Megasilvita, desde que vi esta receta, supe que la haría para el cumple de mi cuñada. Y es que si Montes dice que esta buena, es que lo está y confío plenamente en ella. Obviamente no me defraudó.
Sólo hice un cambio, y es que yo he usado un merengue suizo y ella uno parecido al s´more, si queréis verlo pinchad en el enlace.
¿Nos metemos en harina? Bueno, en coco más bien….




MIS CONSIDERACIONES:

-En la receta original viene cortado el bizcocho en 5 o 6 capas, porque luego divide cada bizcocho en dos. Yo creo que es bastante complicado trabajar con un bizcocho tan fino. Así que no los dividí, pensé que quizás quedaban un poco secos al ser más gruesos, pero para nada, la crema pastelera le aporta mucha humedad al bizcocho y lo deja estupendo.

-Los bizcochos quedan mejor de un día para otro, amén de que se trabajan mejor y los podrás manejar mejor.

-Haz la crema pastelera de coco al menos un par de horas antes de ponerte a montar la tarta, que la necesitas fría.

-Con esta cantidad de crema pastelera, me sobró un poco, pero le puse unas galletas y se las comieron las niñas como unas natillas de coco :D puedes hacer la mitad sin quieres o tres cuartas partes de la receta.

-El merengue se hace justo antes de ponerlo en la tarta, porque una vez que dejas de batirlo empieza a cristalizar.

-En vez de quemar el merengue con un soplete puedes cubrirlo con coco rallado, también quedará muy bonita y tendrá un extra de coco.

-¿Como conservar la tarta? Ya que el merengue no se debe guardar en nevera, pero la crema pastelera lo pide a gritos. Depende de la estación del año, porque si es invierno y estamos bajo cero, no hay problema, pero si es verano es otro cantar, así que tira por la calle de en medio y  haz la tarta todo lo cerca que puedas del momento de  consumirla, y aún y así  guárdala en la nevera.
- Como era un regalo, no podía cortar la tarta así que os hice un cupcake para que pudierais ver el interior.

-Si quieres hacer una tarta más grande usa una regla de tres, a mi me funciona fenomenal.





INGREDIENTES :
Para el bizcocho de coco

Para tres moldes de 15cm
170 gr. de mantequilla a temperatura ambiente

200 gr. de harina de trigo

1/2 cucharadita de impulsor químico o polvo de hornear

1/2 cucharadita de bicarbonato sódico

1/4 cuchatadita de sal

200 gr. de azúcar

4 yemas de huevo L

160 ml. de crema agria (nata para montar con un chorrito de limón o vinagre
te valdría)

1 cucharadita de vainilla en pasta o extracto de vainilla de buena calidad

40-60 gr. de coco rallado

Para la crema pastelera de coco:

2 huevos L mas una yema L

110 gr. de azúcar

3 cucharadas de harina de maíz

1 pizca de sal

540 ml. de leche entera

90 gr. de coco rallado

1 cucharadita de vainilla en pasta o extracto de vainilla de buena calidad

Para el Merengue Suizo:
3 claras naturales (unos 90gr)
180 gramos de azúcar.



ELABORACIÓN:

 Del bizcocho de coco:
Para tres moldes de 15cm.
Precalentamos el horno a 170 grados.
Engrasamos nuestros moldes y ponemos un disco de papel de horno en la base.
Tamizamos la harina, la levadura el bicarbonato y la sal. Reservamos.
Batimos con las varillas, a velocidad baja, la mantequilla con el azúcar hasta que blanqueé y la mezcla se vuelva esponjosa, puede llevarte unos tres minutos.
Añade las yemas, una  a  una, sin añadir la siguiente hasta que veamos que la anterior está perfectamente integrada. En este paso agregamos también la vainilla.
Añadimos la mezcla de harina en tres tandas, alternando con dos tandas de la crema agria.  Por ultimo cuando este todo integrado agregamos el coco y mezclamos. Tendremos una masa densa y rica.
Dividimos la masa en los tres moldes y horneamos unos 25/30 minutos o hasta que al insertar un palillo este salga limpio.
Sacamos los moldes del horno y dejamos enfriar unos 15 minutos sobre una rejilla, pasado este tiempo desmoldamos, envolvemos con film y lo guardamos en la nevera, así calentitos, que conservaran mejor la humedad.

De la crema pastelera:
Ponemos los huevos y la yema en un cuenco grande y reservamos.
Mezclamos el azúcar, la harina de maíz y la sal en una olla mediana y añadimos poco a poco la leche, batiendo de manera constante.  Calentamos la mezcla a fuego medio/alto removiendo sin parar hasta que  la mezcla espese y empiece a burbujear , como unos 2 o 3 minutos. Retiramos del fuego.
Batimos 60ml de l a mezcla de leche caliente con lo huevos para temperarlos, vertemos lentamente los huevos mezclados con la leche caliente  en la olla que teníamos reservada y removiendo constantemente  calentamos a fuego medio/alto, hasta que empiece a burbujear, alrededor de un minuto.
Retiramos del fuego y agregamos la vainilla y el coco.
Tapamos con film “a piel” es decir tocando la crema para evitar que esta haga costra. Dejamos enfriar por completo antes de utilizar como una hora en el frigo como mínimo.

Del merengue suizo:
Ponemos en un cazo las claras y el azúcar al baño maría o a fuego lento y batimos de manera constante, hasta que veamos que el granillo del azúcar ha desaparecido. Lo pasamos al bol de la batidora y dejamos batiendo al máximo hasta que al tocar el bol lo notemos a la misma temperatura que nuestras manos, mas o menos.



MONTAGE:
Igualamos los bizcochos si fuera necesario una vez fríos con una lira.
Disponemos una buena capa de crema pastelera y así sucesivamente.
Tendremos especial cuidado en que las capas estén rectas y no parezca la torre de Pisa.
Cubrimos con una capa generosa de merengue, cuando cubrimos de merengue no suele hacer falta una capa tapamigas, pero en esta ocasión si la puse porque soltaban muchas miguitas los bizcochos, lo dejo a tu criterio.
Puedes como te decía arriba poner coco rallado encima del merengue o puedes quemar con el soplete, como más te guste.
Yo lo quemé con el soplete y usé unas florecita de mis macetas de las ventanas y unos macarons que tenía en el congelador. No te preocupes si no tienes macarons o flores usa tu imaginación y decórala con lo que tengas a mano o más te guste.

Si tenéis alguna duda podéis preguntadme en el blog o en cualquiera de mis redes sociales tanto en FB como en IG.
Si la hacéis mandadme fotos que me encanta ver que mi trabajo llega al otro lado y os aporta algo.

Como siempre os dejo con el verdadero pedacito de cielo:

“Para que por fe Cristo habite en sus corazones. Y pido que, arraigados y cimentados en amor, puedan comprender, junto con todos los creyentes, cuán ancho y largo, alto y profundo es el amor de Cristo.” Efesios 3:17-18