martes, 27 de septiembre de 2016

Macarons Snickers 2.0





Si, si, si….lo que estáis pensando….
En estos Macarons con sabor a Snickers hay cacahuetes en la boquilla.
¡ Si señores!
¡Y es una maravilla maravillosa!  
Se que muchos sois amantes de los Snickers y más concretamente de la combinación de chocolate y cacahuete. 
Si eres uno de estos forofos de los Snickers o de esta combinación, estos Macarons Snickers te va a volver loca!!




Este verano estuve haciendo el taller Macarons Reloaded, en La Tallerería con Belén Cupcakes a gogó  y fue una autentica locura:

Primero porque nos juntamos muchas locas, que todo hay que decirlo (y algún loco también)

Segundo porque hornear con 32 grados en la cocina hace que se sequen los macarons en menos de 3 minutos y que vayamos a lipotimia por día.

Tercero, porque nos juntamos auténticos apasionados de los macarons que hizo enriquecer el taller una barbaridad.

Cuarto porque allí estaba la loca mayor del reino de los macarons, mi querida Belén, con la que disfrutamos muchísimo y aprendimos más aún.

Una compi de taller María Cardiel Mas canela que es la guerra,  sugirió hacer macarons con cacahuete y yo alcé las orejillas como un perdigonero , pero no solo yo, a Belén también le pareció una tentación esta proposición.
Pero María fue la más rápida al oeste del reino de los macarons y la hizo primero. Así que yo usé su receta pero me arriesgué poniendo además de cacahuetes,  chocolate en la coquilla, y me animé también a bañarlos en chocolate y espolvorearlos con cacahuetes picados para decorarlos.

Un poquito más tarde Belén también hizo su propia receta, con lo cual ya teníamos tres recetas donde elegir.
Un compi del taller Raúl Veloz los bautizó como Macconguitos, que el nombre les va al pelo, pero como además yo puse caramelo salado me parece mas apropiado Snickers.
Que por cierto no son los primeros que hago con esta combinación,  puedes ver estos que hice en Navidad, que son de almendra y chocolate con cacahuetes y también los llamé Macarons Snickers, los de hoy serían los 2.0



MACARONS

INGREDIENTES:

Para el mazapán:
130 grs de azúcar glas10
10 grs de cacao en polvo para repostería (Valor sin azúcar)
120 grs de almendra molida
30 gr de cacahuetes pelados sin sal y sin freir (lo más probable es que los encuentres como te digo pero con cáscara, toca pelarlos :D)
55 grs de clara de huevo, en este caso valen las pasteurizadas.

Para el merengue italiano: Imprescindible un termómetro
150 grs de azúcar blanca
50 grs de agua 
55 grs de claras NATURALES
15 grs de azúcar

Para la ganache de mantequilla de cacahuete:
He de ser muy sincera lo hice a ojo, pero más o menos sería esto:
2 cucharadas de mantequilla de cacahuete
Una cucharada  de nata caliente.
Si ves que se queda muy compacto añade más nata y si ves que se queda demasiado ligero  añade más mantequilla de cacahuete.

Para el ganache de chocolate negro.
Puedes verlo aquí

Para el caramelo salado:
Puedes verlo aquí

Para la cobertura de chocolate:
Unos 50 gramos de chocolate negro
Un chorrito de aceite de girasol para aligerarlo un poco
Cacahuetes picados



ELABORACIÓN:

Elaboración del mazapán:
Si tienes Termomix, pulveriza la mezcla de almendra, azúcar glas y los cacahuetes, sino puedes hacerlo con cualquier picadora.
Añade el cacao y pasa la mezcla por un colador o tamiz fino, para eliminar los trozos demasiado grandes.
Incorpora a la mezcla de azúcar glas, almendra molida y cacao las claras sin montar con una lengua de cocina.
Este es el momento de poner el colorante  (en pasta o en polvo) si quieres conseguir un color más oscuro a chocolate.
Aquí puedes mezclar sin miedo, hasta que veas todo bien incorporado.
Tienes que tener en cuenta que al incorporar el merengue el color baja de intensidad, así que déjale el color un poco más subido de lo que quieres conseguir.
Reserva el mazapán tapado con film plástico.


Elaboración del Merengue Italiano:
Pon en un cazo el agua con el azúcar, llévalo a ebullición e introduce tu termómetro, cuando veas que alcanza los 100 grados centígrados empiezas a batir en tu batidora a las claras con los 15 grs de azúcar, si no tienes una batidora tipo KA, puedes hacerlo con una batidor de doble varilla. 
Cuando el almíbar alcance los 118 grados centígrados lo apartas del fuego y sin dejar de batir,  se lo incorporas al merengue en forma de hilo.
Una vez incorporado el almíbar, sin dejar de batir, tienes que dejar que se enfríe, a unos 35/40  grados, que toca el vaso de la batidora y cuando noto que está  más o menos a la misma temperatura que tus manos para de batir.El momento crucial, ha llegado, la hora del “macaronage”, es decir de mezclar el mazapán con el merengue, mezcla hasta que al dejar caer desde la espátula la masa sobre el bol esta se pliega sobre si misma como una cinta.
 Pon una boquilla redonda del 10mm o de 8mm y llena la manga pastelera.
Usa una plantilla y pon encima papel de horno.
Haz círculos, presiona la manga sin apoyar en el papel y cuando veas que llega al borde del círculo deja de presionar y haz un pequeño giro.
Déjalos secar o hacer piel, una media hora, pero haz la prueba tocando el macaron si no se pega en el dedo es que está. El tiempo de secado varía, según la estación del año y según el clima, si llueve o no.
Yo pongo el horno con ventilador a 1400 10 min. Toma estos datos como referencia para ajustarlos a tu horno.
Cuando creas que ya están horneados, puedes levantar el macaron de la esquinita y ver si se despega bien, sino déjalos otro medio o un minuto más.
 Conviene hacer las coquillas 48 horas antes y rellenarlo 24 horas antes de consumirlos.




MONTAGE:
Para rellenarlos, haz un cordoncito exterior de ganache de chocolate y rellena con el ganache de mantequilla de cacahuete, con la ayuda de una cuchara “chorrea” un poco de caramelo salado, al gusto.
Tapa con la otra coquilla.
Derrite el chocolate en un bol y añade un chorrito pequeño de aceite de girasol. Espera a que se temple un poco.
Introduce el macaron ya montado en el bol y cubre la coquilla superior, encuentro que es más fácil de “mojar” el macaron cuando esta montado, que hacerlo solo con una coquilla.
Deja escurrir el excedente y espolvorea con el cacahuete picado.
¡¡Y a disfrutar!!
Espero que te animes a hacerlo y que los disfrutes mucho. Si los haces me lo cuentas y mándame foto que me encanta verlo.
Si tienes dudas, ya sabes, pregunta que te respondo encantada.
Como siempre os dejo con el verdadero pedacito de cielo:
“Mis amados hermanos, todos ustesdes deben ser rápidos para escuchar, lentos para hablar y lentos para enojarse” Santiago 1:19