martes, 13 de septiembre de 2016

Bundt de higos




Tengo una higuera llena de higos y eso es una gran responsabilidad,  todos los años me entra el mismo agobio.
Así que siempre hago mermelada de higos, los que me seguís por IG habréis visto mi truqui secreto para que la mermelada quede rica, riquísima y es que le añado una vaina de vainilla (o dos o tres según la cantidad de fruta).

Pero además cada año me gusta traeros una receta con higos para que podáis aprovechar que los higos  están de plena temporada.
Y así nació este Bundt de higos que además esta acompañado de miel, nueces y yogurt griego cosa que lo hace altamente delicioso.

Casi, casi este Bundt de higos con esta decoración sencilla pero muy bonita podría pasar por una tarta, si tienes algún cumpleaños o evento es una buena opción. De hecho se me ocurre que podrías hacer esta receta tipo layer y sería una locura.

No se como describírtelo, pero la combinación de este Bundt es súper acertada, la miel, los higos, las nueces, el queso y el yogurt es que es para llorar…de gusto, claro. Me lo llevé como postre un día que fuimos al campo y fue un éxito rotundo.




MIS CONSIDERACIONES:
- Los que somos más golosos nos gustaría con mas relleno, pero los que no son de dulce están encantados así, se me ocurre que podríamos preparar más compota de higos y servirla al lado para quien le quiera poner.
- La crema de queso y yogurt griego  es opcional, a mí me encanta, pero según si es como colofón de una celebración o si es para desayunar entiendo que pega más o menos.
- La compota de  higos la pondremos al final, cuando tengamos la masa dentro del bundt porque tiende a irse hacia el fondo, yo la puse entre medias y se fue al fondo como puedes observar.
- Yo usé un molde de 10 tazas y me sobró masa para tres cupcakes, así que si tienes un molde de 12 tazas te vendrá perfecto.
- El polvo de nueces lo dejé como arena de mar mojada, pero creo que si lo hubiera dejado más grueso se hubiera apreciado mejor.
- Como te decía antes este bundt en formato tarta debe ser un escándalo.



INGREDIENTES:
Para el Bundt:
210gr de mantequilla sin sal.
250gr de azúcar
5 huevos L
1 cucharadita de esencia de vainilla
375gr de harina leudante (harina que lleva incorporada la levadura)
7gr de levadura tipo Royal
Una pizca de sal
350gr de yogur griego entero sin azúcar.

Para el polvo de nueces caramelizadas:
80gr de nueces peladas
25gr de azúcar moreno
10gr de miel
5gr de mantequilla

Para la compota de higos:
200gr de higos maduros
35gr de azúcar moreno
15gr de miel
10 gr de mantequilla

Para la crema de yogur y queso:
160gr de queso tipo Philadelphia
115gr de yogur griego
Miel al gusto, opcional.

Para la decoración:
Nueces caramelizadas que habremos reservado sin triturar, como 6/8 las más enteras.
Higos
Flores
Y trocitos de nueces picadas pequeñitas.



ELABORACIÓN:
Del Polvo de nueces:
Ponemos un papel de horno sobre una bandeja de horno y reservamos.
En una sartén antiadherente tostamos las nueces removiendo constantemente para que no se nos quemen, cuando empiecen a soltar su aroma añadimos el resto de los ingredientes y mezclamos bien. Continuamos cocinando hasta que se forme un caramelo, momento en el cual sacamos las nueces caramelizadas y extendemos sobre la bandeja con papel de horno que teníamos reservada y dejamos enfriar completamente. Nos acordamos de reservar unas cuantas para la decoración. Y el resto lo trituramos para formar nuestro polvo de nueces. Yo dejé una textura como de arena de mar mojada, pero puedes hacerlo como más te guste.

De la compota de higos:
Limpiamos los higos quitándole el tallo y el “culete” si tus higos son de piel fina, no hace falta pelarlos, pero es verdad que he visto higos con una piel muy basta, lo dejo a tu criterio. Los picamos en daditos y reservamos ponemos el resto de ingredientes en una cacerola y cuando comiencen a hervir añadimos los higos, cocinamos hasta que se haga como una compota y veamos que los higos están tiernos, no queremos mucho caldo.
Dejamos enfriar completamente sobre un plato.

Del Bundt:
Precalentamos el horno a 180 grados y ponemos en el centro la rejilla del horno, para permitir que el calor circule por el tubo del molde.
Lo engrasamos bien, teniendo cuidado de llegar bien a todas la rendijas, con un spray desmoldante o con mantequilla y luego harina.
Ponemos la pala en nuestra batidora tipo KA, si no tienes pues con tus varillas de la batidora.  Pon el azúcar y la mantequilla y bate a velocidad media alta hasta que la mezcla blanqueé y esponje.
Después baja la velocidad y añade la vainilla y  los huevos uno a uno hasta que esté  bien integrado el primero no añadas el siguiente.
Después a la velocidad más baja añade la harina que habrás tamizado junto con la sal y la levadura, alternando con el yogur, comenzando por la harina y terminando también con ella. Este paso lo puedes hacer perfectamente a mano con una espátula.

Pon la mitad de la masa y añade el polvo de nueces, pon la otra mitad y por último pon en el centro formando un anillo entre el borde del molde y el tubo central,  la compota de higos, procurando que esta no toque el borde del molde.
Hornea por unos 50/55 minutos o hasta que la insertar una brocheta, esta salga limpia.
Saca el molde y ponlo 10/15 minutos sobre una rejilla, pasado ese tiempo dale unos meneillos al molde para terminar de desprenderlo, pero con cuidado, no pasarse que lo rompemos, y desmoldamos. Dejamos enfriar y reservamos hasta la hora de decorarlo, con la crema de yogur y miel, nueces y flores, o como más te guste que seguro que te surgen ideas mejores que la mía.

De la crema de queso y yogur griego:
Bate el queso frio de la nevera hasta que esté cremoso, añade a cucharadas y poco a poco el yogur, hasta que este integrado. Y por último añade un chorrito de miel al gusto.



Espero que aprovechéis la temporada de higos y que esta receta os sea de utilidad, porque es riquísimo!!
Como siempre cualquier duda estaré encantada de responderla aquí o en mi FB o en mi IG.
Si lo haces no dudes en contármelo y/o en mandarme foto que me encanta verlo.

Os dejo ya con el verdadero pedacito de cielo.
“Entonces Cristo habitará en el corazón de ustedes a medida que confíen en Él. Echarán raíces profundas en el amor de Dios, y ellas los mantendrán fuertes.” Efesios 3:17