miércoles, 1 de junio de 2016

Cuatro cuartos de limón y arándanos






Este bizcocho cuatro cuartos de limón y arándanos, ha quedado tan jugoso con la adición de los arándanos que ha hecho las delicias de todos en casa.
El bizcocho de cuatro cuartos es un bizcocho clásico de la repostería que tenía muchas ganas de hacer, es muy versátil, partiendo de la misma receta puedes variar la grasa, añadir  especias o frutas y darle un giro total, haciéndolo único cada vez partiendo de la misma base, todo ventajas vamos!
El bizcocho de cuatro cuartos, recibe varios nombres en ingés Pound Cake en Francia quatre Cuart .  Se parte del  mismo peso de todos los de ingredientes.



Tenemos algunas variantes y algunos TRUCOS que os detallo a continuación:
-          El clásico no lleva levadura con lo cual debemos batir muy bien la mantequilla y el azúcar por que esto es lo que nos aportará esponjosidad a la masa y hará que suba.
-          Puedes, aunque yo no lo he hecho, separar las claras de las yemas,  montar las claras a punto de nieve y añadírselas  al final a la masa.
-          Puedes también añadir a esta receta 8 gramos de polvo de hornear.
-          Si optas por hacerlo de manera clásica, debes batir unos 8 minutos la mantequilla y el azúcar.
-          Si te decides por añadir algún tipo de fruta el resultado es fantástico ya que ésta le proporciona humedad y jugosidad a la masa.
-          Lo mire por donde lo mire solo le veo ventajas a este bizcocho de cuatro cuartos, ya que saberse la receta de memoria es muy  fácil y puedes hacerlo en un plis y variarlo tanto como tu imaginación te permita.
-          Como verás, no son exactamente 250gr de peso por cada ingrediente, pero es que yo he partido del Pound Cake básico del libro de Martha Stewart “Pasteles” y la libra son 450 gramos y da para dos bizcochos de 23x13 y yo hice solo la mitad de la receta lo que dan 225 gramos y un solo bizcocho.
-          También comprobarás que de mantequilla faltan 60 gramos para los 225gr, pero a estos gramos hay que añadirle los 60 gramos de créme fraiche, que es grasa también.
-          No necesitas glasear este bizcocho, pero a veces yo no me resisto  a enriquecerlos con ellos, así que he optado por una crema de queso sencilla pero deliciosa.
-          Si os gusta la repostería y os gusta decorar vuestras creaciones, os animo a tener en vuestras ventanas y terrazas plantas con flores de temporada,  variadas y de diferentes colores y tamaños, eso os dará muchas opciones para decorar y os aseguráis que no están tratadas con insecticidas. Es una opción  mucho más barata que comprar flores todas las semanas.

Por último, ten siempre una bandejita de arándanos congelados, porque a veces mandamos a los maridos al súper con tu “súperencargoespecial” y ellos se olvidan, de la cerveza no, pero de tus arándanos si ;)
Así que antes de montar un 2 de mayo, mejor tirar de una de estas bandejitas de “más vale un por si acaso, que un quien pensara”. 



INGREDIENTES:

Del bizcocho:
170gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente.
225gr de harina.
225gr de azúcar.
5 huevos M.
½ cucharadita de esencia de vainilla.
½ cucharadita de sal.
150gr de arándanos.
La ralladura de un limón.
60gr de créme fraiche o en su defecto 50gr de nata con un  chorrito de limón.

De la crema de queso:
225 gr de queso crema tipo Philadelphia.
100 gr de azúcar glas.
½ cucharadita de esencia de vainilla.



ELABORACIÓN:

Del bizcocho:
Para un molde rectangular de 23x13 cm aproximadamente.
Precalentar el horno a 170 grados.
Ralla el limón y reserva,  aparte tamiza la levadura junto a la sal y reserva también.
En el bol de la batidora bate durante 8 minutos a velocidad alta la mantequilla y el azúcar, para y raspa los laterales de vez en cuando.
Añade los huevos uno a uno a velocidad media y a continuación la vainilla y la ralladura.
Cambia al accesorio pala o puedes también hacerlo a mano e incorpora la harina alternando con la créme fraiche, comenzando con la harina y terminando con ella.
Espolvorea un pellizco de harina sobre los arándanos para que se impregnen y así evitar en la medida de lo posible que se vayan al fondo del bizcocho al hornear. Añádelos a la masa con cuidado para evitar que se rompan y tiñan toda tu masa.
Hornear durante 60/65 minutos o hasta que al insertar un testador de bizcochos este salga limpio. Poner sobre una rejilla media hora y luego desmoldar.
Si has batido bien la mantequilla junto con el azúcar te sorprenderá lo que subirá este bizcocho. Tiene una miga densa, pero para nada apelmazada y con la jugosidad de los arándanos es un bocado maravilloso.

De la crema:
Poner a batir el queso, la vainilla y el azúcar hasta obtener la consistencia adecuada y que el azúcar se hay disuelto.

MONTAJE:
Una vez se hay enfriado nuestro bizcocho cuatro cuartos de limón y arándanos, con una espátula lo cubrimos, y con el dorso de una cuchara hacemos un dibujo.
Yo me decidí a decorarlo con arándanos y unas moras que tenía en casa. También aproveché unas tiritas de limón confitado, que tenía en el frigo, ya os digo que aquí no se tira nada, que todo se aprovecha y se recicla sobre todo para decoración va fenomenal. Además puse también unas flores de mi jardín.

Espero que os haya gustado la receta de hoy, si tenéis alguna duda o comentario no dudéis en preguntarme que os responderé encantada, aquí o en mi página de FB Un pedacito de cielo.
Como siempre os dejo con el verdadero pedacito de cielo:
“El Señor es bueno con todos, desborda compasión sobre toda su creación” Salmo 145:9