martes, 10 de mayo de 2016

Tarta de chocolate blanco y arándanos




Esta maravilla de tarta de chocolate blanco y mermelada de arándanos surgió al preguntarle a mi madre que tarta quería para el día de la madre.
Hace unos años le preparé otra Chocolate blanco y arándanos y ella la quería otra vez. Pero una que es de mente inquieta no quería repetir, así que he realizado la versión 2.0 de la tarta de Chocolate blanco y arándanos, la que le hice hace unos años la podéis ver aquí.



He realizado un bizcocho de chocolate blanco diferente y en vez de crema de queso he hecho una SMBC de chocolate blanco y arándanos y el resultado es espectacular.
La decoré con lilas de mi jardín  que estaba a reventar y unos macarons de arándanos que siempre tengo alguno  por ahí…jejejeje.
Realmente buenísima y como se que las tartas os gustan y que hay muchas fiestas y celebraciones este mes de mayo, os la traigo como propuesta.
También es una estupendísima opción la Tarta Tres Leches que preparé para Megasilvita, pero es que mi santa madre quería chocolate blanco y arándanos…jajaja.
Si alguna vez queréis poner flores frescas en vuestras tartas os animo a hacerlo, pero no se os ocurra llevar 5 minutitos la tarta al congelador, porque ya os digo yo que las flores se queman del frío!!
¡Menos mal que mi lilo estaba a reventar y podía coger las todas las lilas del mundo!
¡A quien se le ocurre!
En mi defensa diré que las prisas no son buenas y que te hacen tener ideas brillantes.
Como no podía hacer un corte a la tarta para enseñaros el corte, por razones obvias, os he hecho un cupacake para que podais apreciar la maravilla de bizcocho!



INGREDIENTES:
Del bizcocho (del libro de Alma Obregón Tartas Perfectas)
150 gr de chocolate blanco.
150 gr de leche.
180gr de mantequilla.
200gr de azúcar.
4 huevos.
200gr de harina.
2 cucharaditas de levadura.
Una pizca de sal.
Para la SMBC de Chocolate blanco:
75 gr de claras.
150gr de azúcar.
225gr de mantequilla a temperatura ambiente.
100 gr de chocolate blanco.
1 cucharadita de mermelada de arándanos.
Para la mermelada:
Yo la hice casera, porque tenía ganas, pero realmente puedes poner una mermelada de tu marca favorita.



ELABORACIÓN:
Del bizcocho:
Horno 160 grados para 2 moldes de 18cm.
Calentamos la leche y el chocolate al fuego hasta que se funda el chocolate y reservamos.
Tamizamos la harina junto con la levadura y la sal.
Batimos la mantequilla y el azúcar con la pala y cuando esponje y blanqueé añadimos los huevos uno a uno, agregamos la harina en varias tandas sin batir en exceso y luego añadimos las mezcla de chocolate blanco y leche.
Repartimos en los dos moldes, te saldrán gorditas las capas, también podrías hacerlo en tres moldes de 15. Engrásalos bien y pon un disco de papel de horno en la base.
Yo horneo a 160 grados porque no quiero que me hagan montañita. Se llevaran unos 35 minutos, pero compruébalo tú con una brocheta.
Cuando saques los bizcochos ponlos sobre una rejilla y espera 10 o 15 minutos a que se enfríen, después desmolda, envuélvelos en film y llévalos al frigorífico si es de un día para otro mejor.
Del SMBC de Chocolate blanco:
Con esta cantidad tendrás suficiente para cubrir la tarta y si te sobra será poquito.
Funde el chocolate y reserva.
Ponemos en un cazo las claras que pueden ser pasteurizadas, junto con el azúcar a fuego lento, hasta que notes que el azúcar se ha disuelto o hasta los 55grados ¡cuidado con los deditos que te quemas!
Llegado a ese punto ponemos a batir la mezcla a toda velocidad hasta que se enfrié y llegue a unos 35/40 grados, es decir cuando notes el bol tu temperatura corporal.
Cambia a la pala y ve añadiendo poco a poco la mantequilla en cuadraditos, puede que parezca que se te corta pero sigue batiendo que se arreglará y se volverá sedosa.
Añade el chocolate que se habrá atemperado y bate hasta que esté integrado, por ultimo añade la mermelada, yo he puesto una cucharadita pero realmente es al gusto. Bate hasta que se integre y reserva.



MONTAJE:
Pon un poco de mezcla de crema sobre el plato giratorio y sobre este un disco de montar tartas y sobre el disco otro poco de mezcla, con esto conseguiremos que no se nos mueva la tarta mientras trabajamos con ella.
Sobre el disco de montaje ponemos un bizcocho boca abajo, con la ayuda de una manga pastelera ponemos un cordoncito de crema para que nos sirva de dique y la mermelada se quede contenida dentro. Disponemos la mermelada, la cantidad es un poco al gusto.
Después ponemos el otro bizcocho boca abajo también, llevamos la tarta al frigo 10 minutos para que las dos capas se “peguen”  y no se muevan mientras la cubrimos.
La sacamos y aplicamos una capa de crema no tiene que quedarse perfecta es para sellar las migas y que luego al aplicar la última capa no haya migas.
La llevamos al frigo otros 10 o 15 minutos, pasado ese tiempo aplicamos la última capa, si vas a hacer la decoración con la espátula tampoco tiene que quedar perfecta, porque no se va a apreciar.
Simplemente con la tarta en el plato giratorio apoyamos la espátula en la base de la tarta y vamos girando la tarta, hasta llegar a arriba. Y en la parte superior apoyamos la espátula en la parte exterior y vamos girando hacia el centro de la tarta.
Mi madre quedó encantada y fue la envidia de todas las mamás del restaurante cuando sacaron la tarta…jejeje.
Si tenéis alguna duda os respondo encantada, aquí o en mi FB Un pedacito de cielo.
Como siempre os dejo con el verdadero pedacito de cielo:
“Venid a mi todos los que estáis cansado y agobiados, y yo os daré descanso.” Mateo 11:29