miércoles, 18 de mayo de 2016

Macarons neapolitan


Macarons Neapolitan ¿os acordáis de esas barras de helado de tres sabores, vainilla, chocolate y fresa? Pues esta es la versión macaron.
No me digáis ¿que esta combinación no os traslada a esos veranos en familia comiendo un corte de helado?
Había dos bandos los de corte de  helado Neapolitan (aunque no teníamos ni idea de que se llamaba así) o el bando de los de corte de vainilla y chocolate.
Estos Macarons Neapolitan te transportaran a esa infancia porque además son un bocado delicioso, los tres sabores conjugan a la perfección.



Si queréis ver más recetas de macarons os recuerdo que tenéis los Macarons Snicker,  los MacaronsCheesecake, los Macarons mojito,  y los Macarons especiados de manzana caramelizada.
Hacía mucho que no os contaba alguna de mis aventuras, como esta que os cuento AQUÍ, que os vais a matar de la risa.
Estos no son  los macarons que os iba a enseñar, eran unos preciosos y maravillosos macarons verde agua, bonitos a más no poder.
Pues bien, procedí a decorarlos (no os cuento como que los volveré a hacer y ya os desvelo el misterio) los coloqué en una bandeja y  los metí en la nevera, pero claro como una siempre va tranquila y sin prisas haciendo las cosas (ejem) pues obviamente los metí malamente,  encima de los yogures y del queso Philadelphia, claramente ladeados.
Cerré la puerta y seguí con mis asuntos, olvidando por completo la precaria situación de tan maravillosos macarons.
Cuando fui a abrir la puerta los primeros que salieron  disparados fueron los macarons seguidos por la bandeja.
Pude verlo a cámara lenta…pero por desgracia yo también iba a cámara lenta. Y justo en ese momento se oyó un lento y agónico:
¡¡Nooooo!!
Excuso deciros que nadie osó aparecer por la cocina, hasta pasado un buen rato…
He conseguido recuperarme y ya no lloro cuando lo recuerdo…



INGREDIENTES:

Macarons Neapolitan:
Para los Macarons de fresa:
 Puedes hacer media receta, o hacer la receta entera y congelar los que te sobren  en un tupper y  luego envueltos en film , o comértelos todos, que también es muy buena opción.

 Para el mazapán:
150 grs de azúcar glas
150 grs de almendra molida
55 grs de clara de huevo, pueden ser pasteurizadas.
Colorante rosa
Unas gotas de aroma de fresa.

Para el merengue italiano: Imprescindible un termómetro, no son caros el mío me costó unos 8€.
150 grs de azúcar blanca
50 grs de agua
55 grs de claras, estás si deben ser naturales.
15 grs de azúcar 

Para los Macarons de chocolate:
La misma receta que para los de fresa pero sustituimos en el mazapán 20gr de azúcar glas por 20gr de cacao sin azúcar. En este caso no ponemos aroma, pero puedes poner algo de colorante marrón, para acentuar su color. Puedes ver la receta aquí.

Para el relleno:
200gr de chocolate blanco.
100gr de queso tipo Philadelphia.
Las semillas de una vaina de vainilla o una cucharadita de esencia de vainilla.



ELABORACIÓN:

De los Macarons Neapolitan:
Empezamos haciendo el merengue italiano.
Pon en un cazo el agua con el azúcar, llévalo a ebullición e introduce tu termómetro, cuando veas que alcanza los 1000 empiezas a mezclar en tu batidora las claras con los 15 grs de azúcar, si no tienes una batidora tipo KA, puedes hacerlo con una batidora de dos varillas.
Cuando el almíbar alcance los 1180 lo apartas del fuego y sin dejar de batir,  se lo incorporas al merengue en forma de hilo. Baja la velocidad de tu batidora para que no te salpique el almíbar, que por cierto está ardiendo…
Una vez incorporado el almíbar, sin dejar de batir, tienes que dejar que se enfríe, a unos 350 . Toca el bol con las manos y cuando veas que está a la misma temperatura es que ya está.
Mientras esperas a que se enfríe tu merengue, vamos a hacer el mazapán:

Elaboración del mazapán:
Si tienes Termomix, pulveriza la mezcla de almendra y azúcar glas, sino puedes hacerlo con cualquier picadora.
Luego pásala por un colador, para eliminar los trozos más grandes.
Incorpórale, con una lengua de cocina las claras, si lo haces antes de realizar el almíbar, tápalo bien para que no se reseque, cuanto más lo trabajes  mejor.
 Este es el momento de poner el colorante, en gel o en pasta, o en polvo, nunca  líquidos. Aquí puedes mezclar sin miedo, hasta que veas todo bien incorporado.
Tienes que tener en cuenta que al incorporar el merengue el color baja de intensidad, así que déjale el color un poco más subido de lo que quieres conseguir.
El momento crucial, ha llegado, la hora del  macaronage, es decir de mezclar. Básicamente debe caer a pegotones de la lengua pero de manera fluida, formando una cinta, es decir que al caer se pliega sobre sí misma tiende a  desaparecer a los pocos segundos. Pon una boquilla redonda del 12 o del 6 de wilton y llena la manga pastelera.
Podéis usar papel de horno o teflón (yo prefiero el teflón) y usar una plantilla de círculos debajo.
Presiona la manga sin apoyar en el papel o teflón y cuando veas que llega al borde del círculo deja de presionar y haz un pequeño giro, esto ayudará a que si te has quedado corta de macaronage, no se vea el piquito final.
Déjalos secar o hacer piel, una media hora, depende de la humedad de tu zona, de si es verano o invierno este tiempo variará,  pero haz la prueba tocando el macaron si no se pega en el dedo es que está.
Yo pongo el horno con ventilador a 1500 10 min. De todas formas, puedes levantar el macaron de la esquinita y ver si se despega bien, sino déjalos otro medio minuto o uno más.
Conviene hacer las coquillas un día antes de consumirlos y de rellenarlos, buenos que estén…El reposo de 24/48 horas les viene muy bien.
Los puedes conservar en un tupper en el frigo aguantan bien unos 4 o 5 días.



Del relleno:
Muy sencillo, fundimos en el microondas en varias tandas el chocolate blanco, teniendo cuidado de que no se queme, mezclamos con el queso Philadelphia e incorporamos la vainilla. Dejamos reposar un rato para que coja cuerpo.



MONTAJE:
Elegimos las coquillas para que sean del mismo tamaño más o menos una de fresa y otra de chocolate. Disponemos la crema en una manga pastelera con la boquilla que más nos guste, rellenamos, tapamos con la otra coquilla y a DISFRUTAR.
Como siempre, estoy a vuestra disposición aquí en el blog en mi página de FB Un pedacito de cielo.
Para terminar os dejo con el verdadero pedacito de cielo:
“Pues todo el que me encuentra (sabiduría), halla la vida y recibe el favor del Señor. Proverbios 8:35

¡Se os quiere!