miércoles, 23 de diciembre de 2015

Cinnamon Carrot Rolls


Rollos de Canela con  Zanahoria, para el Retoalfabetodulce.





Si hay algo que me gusta hacer en Navidad son los Cinnamon Rolls,  se que no son la cosa más típica en España, pero si os gusta este tipo de repostería se que sabréis que es típico de USA y del norte de Europa y dada la globalización  existente vamos cogiendo lo mejor de cada casa.

Vuelvo un mes más con el #Retoalfabetodulce organizado por mi querida amiga Ana de Coock the cake. Este mes el ingrediente elegido ha sido la zanahoria, inmediatamente me acordé de estos Cinnamon Rolls Carrot.

 

La inclusión de la zanahoria lo hace mucho más esponjoso y hace que dure tierno más tiempo, ya que este tipo de bollería tiene como inconveniente que no duran mucho tiempo tiernos, dos o tres días bien envueltos en film y en el frigorífico.

Una opción que te doy es hornearlos y congelarlos,  con que los saques un ratito antes de consumirlos se descongelan rápido al ir en porciones individuale y si quieres puedes darle un golpe de microondas.

Otra opción que te doy es congelarlos después del último levado, esperar a que se descongelen y atemperen un poco y hornearlos.


Estos Cinnamon  Rolls Carrot tienen su historia, y como sé que todos llevamos un cotilla dentro os lo cuento.

Hace una semana en mi casa nos atacó un virusasesinoestomacal, fuimos cayendo uno a uno, yo fui la última.

¡Como debe ser!

 Una madre, siempre, siempre debe ponerse mala la última después de toda la familia, para poder cuidar adecuadamente de su progenie y marido.

Y ya cuando una está agotada de cuidar de todo el mundo, pues ya si eso, puede permitirse el lujo de enfermarse (léase en tono de ironía).

Cuando vi que empezaba con los síntomas ya tenía la masa final preparada y levada…pero me sentía morir y no es una exageración, estaba yo como para ponerme a estirar masa, rellenar y cortar cinnamon rolls por mucho que me encanten. 


Así que la masa levada se fue directamente al congelador, luego la saqué con tiempo, dejé que se descongelara y atemperara y seguí con el proceso normal.

Como ya estaba más en el otro barrio que en este, no hice bien la conversión de levadura seca de panadero por la levadura  fresca, por lo que no están tan esponjosos como debieran, pero la verdad es que al llevar la zanahoria este “errorcillo” debido a la gravedad de mi estado de salud pasó desapercibido cuando los llevé a una merienda a casa de unos amigos de EEUU.

¡Que ya tengo valor!

O soy una inconsciente, una de dos.

Pero de los 20 que llevé no quedó ni uno, así que molaron y mucho…jejejeje.


Estos Cinnamon Rolls Carrot no se acompañan del típico glaseado sino que se acompañan de crema de queso, aunque yo no los glaseé todos sino que me llevé la crema aparte para que cada quien se la pusiera si quería. Porque luego también hay gente en este mundo que extrañamente “no es de dulce” y también tienen derecho a disfrutar.

Fuente: Callmepmc.com





INGREDIENTES:

Para la masa:

4 tazas de harina todo uso

7 grs de levadura seca de panadero o 21 grs de levadura fresca.

¾ de taza de zanahoria rallada .

2/3 de taza de leche.

2 huevos batidos.

2 cucharadas de azúcar moreno.

1 cucharadita de espéculos o una mezcla de jengibre, nuez moscada y clavo molido

1 cucharadita de canela molida.

Para el relleno:

10 cucharadas de mantequilla a temperatura ambiente.

½ cucharadita de sal o un pellizco.

1 Taza de azúcar moreno.

2 cucharadas de canela.

½ taza de nueces picadas (opcional)

Para el glaseado:


Siento no daros la conversión en gramos pero os dejo un enlace a esta tabla para que podáis hacerlo vosotros mismos.




ELABORACIÓN:

Mezcla en tu batidora con el accesorio del gancho una taza y media de harina junto con la levadura, a mí personalmente me gusta más la fresca.

En un cazo pon las zanahorias ralladas, la leche, el azúcar, las especias y dos cucharadas de mantequilla, calienta hasta los 50 grados, si no tienes termómetro hasta que al meter los deditos digas: ¡Huy que quema!

Aparta del fuego y agrega los huevos batidos a la mezcla y esta a su vez a la harina con levadura que tienes en el bol de la batidora, mezcla a velocidad baja.

Ve añadiendo poco a poco la harina restante, dejando reservada ¼ de taza. Siempre es más fácil añadir harina que rectificar de líquido. Batimos durante unos 8 minutos aproximadamente.

La mezcla debe separarse de los lados del bol, es una masa pegajosa pero no “mojada”. Es decir deber poder trabajarse aunque se nos pegue un poco.

Si hemos añadido toda la harina y nuestra masa no se despega totalmente de las paredes del bol o está tan hidratada “humeda” que no se puede manejar, podemos ir añadiendo cucharadas de harina, una cada vez, hasta que veamos que la masa tiene la textura adecuada.

Dejamos en un lugar cálido pero alejado de corrientes de aire, para que leve durante una hora más o menos. Un buen lugar suele ser el horno con la luz encendida.

Cuando ha duplicado de tamaño, amasamos como 8 o 10 movimientos para desgasarla, estiramos con el rodillo en forma de rectángulo de unos 35x20 cm aproximadamente. 


Rellenamos con la mezcla de mantequilla, azúcar moreno y especias. Puedes fundir la mantequilla en el microondas, añadir el azúcar con  las especias y extenderla por toda la masa con la ayuda de una cuchara.

Enrollamos por la parte más larga apretando bien.

Cortamos en rodajas del tamaño que más te gusten y dejamos levar otros 30 minutos. Tienes dos opciones, o bien disponerlas en un molde redondo engrasado o bien ponerlas en la bandeja del horno sobe papel de hornear.


En ambos casos deja especio entre ellas porque levaran durante el reposo y crecerán en el horneado.


Si los pones en el molde hornea a 170/180 grados durante 20 minutos, si los haces individuales con 15 minutos será suficiente, aunque depende del tamaño en que los cortes. Yo los corté como de un centímetro de grosor y me salieron unos 30.


Si los haces individuales pásalos a una rejilla para que se enfríen y después de 5 minutos glasealos. O no, si tus invitados “no son de dulce” que hay gente así por extraño que nos parezca…jejeje.

 Espero que os haya gustado, como siempre os digo si tenéis alguna duda preguntadme que estaré encantada de contestar aquí en el blog o en mi página de FB Un pedacito decielo.





Como siempre os dejo con el verdadero pedacito de cielo:

“Gracias a la tierna misericordia de Dios, desde el cielo, la Luz matinal está a punto de brillar entre nosotros, para dar Luz a los que están en oscuridad y para guiarnos al camino de la paz” Lucas 1:78-79.




Image and video hosting by TinyPic

24 comentarios:

  1. Pero qué delicia Cristina, me encantan, tienen que ser un placer para los sentidos, besitos y felices fiestas cariño, besitos.

    ResponderEliminar
  2. ¡Me parece que tienen una pinta alucinante! Rico, rico. A ver si un día me animo a intentar prepararlos.

    ResponderEliminar
  3. Me encantan!!!!!!!!!! espero que ya estéis la familia mejor para poder disfrutar de estas fiestas como se merece.

    Te doy las gracias por el TIP de la congelación, no tenía ni idea de que se pudieran congelar, y la masa sin hornear mucho menos!!!!!!!!!!!!!! eres como mi libro gordo de petete.

    Te deseo unas Fiestas llenas de ilusión, felicidad y diversión preciosa.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si Olga ya estamos mejor gracias. Me alegro de que te sirvan mis tips, un beso!!

      Eliminar
  4. Esta opción me encanta cinnamon+carrot wooooowwww. Yo ni siquiera he hecho los tradicionales y mira que tengo ganas. Así que a ver si me lanzo con las variantes el próximo año :)
    Muchos besos querida amiga y muy felices fiestas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Huy Ana, tienes que hacerlos estos o los tradicionales porque son.. Humm! Yo tengo unos en el blog que llevan una patata cocida y eso les aporta una humedad y jugosidad...con.o la zanahoria.. Un besado guapísima.

      Eliminar
  5. Qué buenísima pinta! No conocía esta versión de los cinnamon rolls, pero me la apunto!

    ResponderEliminar
  6. Tienen muy buena pinta, nunca se me había ocurrido hacerlos con zanahoria, me lo apunto :)

    ResponderEliminar
  7. aiii que me caigo de culo que pasada de rolls por favor!!!si te descuidas me los llevo todos conmigooo y me pongo morada mmmmm
    besotes preciosa!

    ResponderEliminar
  8. Ummmmm!!!! Tienen que estar deliciosos a más no poder!!!!

    ResponderEliminar
  9. tengo que probar... dos de mis postres preferios reunidos... me leiste el pensamiento!!!! y las fotos son preciosas claro!!! superbravo!

    ResponderEliminar
  10. Que versión más rica de los típicos rollitos de canela. Esta me la apunto, porque promete ser un gran descubrimiento.
    Besitos!!

    ResponderEliminar
  11. Cristina, eres una crack! madre mia que pintaza!..(como siempre jeejeje) Felicidadeees! Nos encanta!

    ResponderEliminar
  12. Pero que maravilla de maravilla!!! Yo soy muuuuuuuuuuuuuuuuy fan de los Cinnamon Rolls, y cuando digo muy fan, es MUY FAN, es adoración lo que tengo por ellos... jejejeje!!!
    No se me hubiese ocurrido nunca hacerlos con zanahoria (ni normales tampoco porque me da miedo a que me salgan mal... jajajaja!!!) pero desde luego la pinta es extraordinaria, y si además me dices que congelaste la masa y luego seguiste, me viene de perlas, queden o no tan perfectísimos como deberían quedar pero es que el tiempo tampoco es que sea demasiado amigo mío... jejejeje!!!
    De verdad que me parece una receta más que espectacular.
    Felicidades!!! ^_^
    Besotes!

    ResponderEliminar
  13. Pues me algro mucho de haberte servido de ayuda, anímate y hazlos que te van a encantar! un beso María Amparo.

    ResponderEliminar