miércoles, 25 de noviembre de 2015

Pavlova con Crema de Castañas




No hay nada más otoñal que las castañas, no tenía yo ninguna receta con ellas así que me dije a mi misma que esto no podía ser y aquí  tenéis esta Pavlova con Crema de Castañas os va enamorar, que digo, os va a conquistar totalmente.

Y ya os aviso, no será la última que veáis en el blog, porque ya sabéis lo que me pasa, me enamoro de un ingrediente y ya no puedo parar, que le vamos a hacer si una es de natural enamoradiza…




 La verdad es que la inspiración para usar castañas en una receta no me vino sola, en el #retoalfabetodulce que organiza mi querida Ana autora del blog Cook the Cake estamos de aniversario el segundo, así que para celebrarlo Ana decidió el ingrediente y por supuesto como podéis adivinar son las castañas, y de ahí ha salido esta riquísima Pavlova con Crema de Castañas.

Es ideal, fina y delicada…la combinación del merengue, junto con la nata y la crema de castañas es espectacularmente deliciosa (megadeli, como dicen algunas…jiiji)
La cuchara que podeis ver en la foto, esa tan preciosa me la trajo mi  amiga Pilar de su viaje a  Noruega y estoy peridamente enamorada de ella, mil gracias preciosa!

Fuente: En mi cocina hoy.





INGREDIENTES:

Para 15/20 raciones, puedes hacerla más pequeña dividiendo proporcionalmente todos los ingredientes.

Para el merengue:

-          6 claras de huevo L.

-          300 gr de azúcar.

-          Una pizca de sal.

Para la crema de castañas:
Aquí tienes dos opciones, puedes comprarla (Bonne Maman es deliciosa) o puedes hacer la receta que mi amiga Bea Corazón de Caramelo hizo para  mi amiga Ainhoa  de Cookcakes de Ainhoa. No te pierdas sus blogs porque son preciosos y te encantaran sus recetas.
Yo te dejo las dos opciones y tu decides.
     


    500 gr. de castañas

    50 gr. de azúcar moreno

    150 ml. de leche entera

    1/4 de cucharadita de sal

Para el relleno de nata y crema de castañas:


-          400 gramos de crema de castañas (casera o comprada)

-          600 ml de nata para montar mínimo 35% de materia grasa.

-          50 gr de azúcar granulada. 









ELABORACIÓN:


Para el merengue:

Dibuja 4 círculos de 20 cm en papel de hornear y dales la vuelta para que al disponer el merengue no se manche con el lápiz o boli.

Precalienta el horno a 100 grados.

Pon las claras en el bol de tu batidora junto con la sal, comienza a batir a velocidad baja para que se formen burbujitas pequeñas en el merengue que son más estables, después sube la velocidad poco a poco hasta el máximo, cuando el merengue haga picos suaves añade el azúcar poco a poco en forma de lluvia y deja que termine de montar y haga picos firmes y al tocarlo no notes el azúcar.

Puedes hacer los círculos con una cuchara o metiendo el merengue en un manga pastelera con una boquilla redonda grande del 10 o del 12, yo hice esto último para que salieran los discos más parejos, también puedes usar una bolsa de congelar y cortarle un piquito. Haz círculos concéntricos de afuera hacia dentro.

Hornea una hora y media y deja enfriar dentro del horno, cuidado que no se te doren.

Para la crema de castañas: 
 
Comenzamos lavando y secando  bien las castañas. Les hacemos un corte pequeñito en la cáscara desde la parte más ancha hasta el final de la castaña.

Cubrimos una cacerola con agua y  ponemos al fuego hasta que el agua rompa a hervir y las cocemos  20 minutos. Apartamos y dejamos templar un poco,  solo un poco, nada más  ya que las castañas se pelan bien cuando están aún calientes.

Vamos sacando las castañas de una en una para que no se enfríen y las vamos pelando. Cuando las tengamos todas peladas, las colocamos de nuevo en una cacerola e incorporamos  la  leche, el azúcar moreno y la sal y dejamos que se cuezan a fuego lento, más o menos  durante 30 minutos. Tritura la mezcla hasta conseguir una crema. Si se queda demasiado seca la mezcla, añádele un poco más de leche hasta que obtengas la textura deseada.


Para el relleno de Nata y Crema de Castañas:

Enfriar el bol, las varillas y la nata.

Bate la nata a velocidad alta hasta que se formen ondas es decir que las varillas dejen marcas en la nata, agrega la crema de castañas y el azúcar en forma de lluvia y batir un minuto más, hasta que no se sienta el azúcar.

El montaje es bien sencillo, alterna una base de merengue con otra de crema de castañas hasta terminar.
Pero ten en cuenta que debes montar la tarta justo antes de servir, porque el merengue se humedece y no queda nada apetecible.

Si te sobra crema de castañas, no pasa nada, a cucharadas está la mar de buena.




Como siempre os dejo con el verdadero pedacito de cielo:

“…Dios es amor, y todos los que viven en amor viven en Dios y Dios vive en ellos”

1ª Juan 4:16

Espero que os haya gustado la receta de hoy y que os animéis a hacerla, si tenéis dudas podéis preguntarme que os respondo encantada. 


Image and video hosting by TinyPic