martes, 10 de noviembre de 2015

Pretzel Chocolate Pie






Siempre me ha gustado encontrar un punto salado en los dulces, las que tenemos una edad, poco más de 30 (léase con ironía) recordaremos que nuestras madres nos daban pan con chocolate y nos encantaba, el dulzor del chocolate con el toquecito salado del pan…era delicioso y en aquellos años el pan era aún  más salado.

Pues eso pasa con el punto que los pretzel le dan a este pie hace un contrapunto excelente con el pudin de chocolate dulce y la cobertura de queso y nata.





¿Y quien no es fan de los pretzel?

Bueno a lo mejor solo yo…jajaja.

Dale una oportunidad a este pie es sensacional de verdad, si no te convence ese punto salado, tienes dos opciones.

Reducir la cantidad de pretzel y sustituirlos por galletas o  bien sustituir todos los pretzel por galletas, aunque yo confío en ti y se que eres de las valientes y le darás una oportunidad.


A la hora de publicar este post me acuerdo mucho de mi amiga Merceditas Bakery que publicó el otro día un pie de vinagre y venía a decir lo mismo que yo:

Es leer Pretzel o Vinagre y quizás leéis la entrada por curiosidad pero en vuestro fuero interno sabéis que no lo haréis jamás…jejejeje

Que yo os  entiendo, ¡pero confiar en nosotras!

Te aviso de que el pudin se queda blandito, es decir tiene un corte feo pero delicioso, si quieres puedes poner 20 ó 30 gramos más de maicena para que se quede más consistente.


Hice la base del pastel dos veces porque la primera vez no salía conforme venía en la receta, decía 150 grs de pretzel, pero los pretzel no son galletas y no amalgaman igual de bien y la masa se quedaba quebradiza.


 Así que tiré de wasap y de mi amiga Glo de Las Dulzuritas de Glo, que estudió un módulo superior de repostería y siempre está dispuesta a contestar mis dudas y preguntas. Y lo más importante de todo, ella siempre mantiene mi calma ante mis agobios existenciales.




Pretzel Chocolate Pie

INGREDIENTES:

Para la base:

75 grs de pretzel.

75 gr de galletas digestive.

50 gr de azúcar morena.

90 ml de mantequilla derretida.

85 gr de chocolate negro picado.


Para la crema de chocolate:

550ml de leche entera.

150 de chocolate amargo picado, el porcentaje de cacao lo dejo a tu elección.

5 yemas L.

190 gr de azúcar blanco.

30gr de maicena (si quieres la crema más espesa aumenta los gramos).

¼ de cucharadita de sal.

2 cucharaditas de extracto de vainilla.


Para el frosting:

110gr de queso crema.

220ml de nata para montar.

25 gr de azúcar glas.

¼ de cucharadita de extracto de vainilla.


Para la decoración:

Palitos de Pretzel.

He usado mi receta de Caramelo Salado.





ELABORACIÓN:

Para la base:

Precalentamos el horno a 170/180 grados.

Trituramos los Pretzel junto con las galletas con un accesorio picador, fundimos la mantequilla y se la añadimos junto con el azúcar, mezclamos hasta que veamos que está perfectamente integrado. En un molde de unos 23cm ponemos un poco de spray desmoldante y con la ayuda de una cuchara vamos colocando la mezcla en el fondo del molde, presionamos bien y lo vamos llevando hacia los laterales. Horneamos durante 10 minutos.

Dejamos enfriar unos 15 o 20 minutos sobre una rejilla sin desmoldar.

Cuando falten 5 minutos fundimos el chocolate y lo extendemos con la ayuda de una lengua de cocina por toda la superficie de la base, des esta manera haremos una película protectora para que nuestra base de Pretzel no se ablande con el relleno, debe quedarnos una capa finita. Una vez que tengamos extendida la capa de chocolate la llevamos al frigorífico y reservamos.

Para la crema de chocolate:

En una cacerola mediana, combinamos la leche y el chocolate picado. Calentamos a fuego medio-bajo hasta que se derrita el chocolate y la mezcla esté tibia.

En un tazón mediano, mezclamos las yemas de huevo, el azúcar, la maicena y la sal. Vamos añadiendo con un cazo mezcla de chocolate y leche tibia a la mezcla de las yemas, iremos añadiendo cazos hasta que hayamos puesto toda la mezcla de leche y chocolate en el tazón de las yemas.

Llevamos al fuego y cocinamos a fuego suave sin dejar de batir, hasta que la mezcla espese y comience a burbujear, esto llevará unos 5/7 minutos.

Si notas que se empieza a cuajar la yema y que ves pequeños grumitos, es momento de parar y de sacar del fuego!

Una vez apartado del fuego añade la vainilla. Transfiere la mezcla a un bol y cubre “a piel” con plástico alimentario a temperatura ambiente, cuando esté frio refrigéralo durante una o dos horas.

Para la crema de queso:

Montamos la nata y reservamos, para ello la nata, las varillas y el bol deben estar fríos.

Batimos el queso y el azúcar glas hasta que esté cremoso e incorporamos la vainilla.

Añadimos la nata poco a poco con la ayuda de una espátula y con movimientos envolventes a la melca de queso y azúcar glas.




MONTAJE:

Extendemos el relleno de chocolate sobre la galleta de Pretzel horneada, a continuación extendemos la crema con una espátula de manera rústica, o bien puedes usar una manga pastelera, aunque el diseño no quedará muy definido pero también quedará bien. A continuación repartimos los trocitos de Pretzel y unos hilos de caramelo salado.

Enfriamos el pastel al menos unas 2 o tres horas antes de servir.

Como siempre os dejo con el verdadero pedacito de cielo:

“Pues las montañas podrán desaparecer, pero aun así mi fiel amor por ti permanecerá; mi pacto de bendición nunca será roto, dice el Señor que tiene misericordia de ti.” Isaias 54:10


Cualquier duda o pregunta estoy a vuestra disposición.
Se os quiere!








Image and video hosting by TinyPic