lunes, 19 de octubre de 2015

Bundt Cake de Dulce de Leche






Ya ha llegado el otoño, por lo menos aquí en Ciudad Real llueve y el día esta gris. Lo que realmente apetece es una taza de café o té calentito y un buen trozo de bizcocho, pero si este bizcocho lleva Dulce de Leche y si además puedes mirar la lluvia a través del cristal entonces el plan es absolutamente perfecto.




Hace un tiempo Dulce de leche Márdel  me mandó unos botes para que pudiera probar su dulce de leche y he hecho ya varias recetas, un Cheesecake de Dulce de Leche y un Helado de Dulce de Leche. Obviamente no podía faltar un Bundt, realmente rico y con un sabor inconfundible a dulce de leche.

Los Bundt son unos de los bizcochos que más hago en casa, me encantan estos moldes, no lo puedo “de evitar”. A mi hija mayor y a su padre, les encanta desayunar con un buen bizcocho mojado en leche, así que yo tengo la excusa perfecta para andar usando mis moldes favoritos…


Mientras haces este Bundt tienes que hacer un verdadero ejercicio de autocontrol para no comerte el bote  a cucharadas.

- ¡Pero no lo hagas!

- ¡Contrólate!

Decidí no glasearlo y adornarlo simplemente con azúcar glas, pero ¡oye! que unos chorreones de dulce de leche le vienen que ni pintado, pero por aquello del autocontrol solo le puse al trocito de la foto…palabrita.


Usé el molde Chiffon de Nordic Ware que es para 10 tazas de capacidad y me sobró para otro de 2.5 de capacidad. La mayoría de los moldes de Nordic Ware tienen una capacidad de 10 tazas. Si tienes un molde de 12 tazas te vendrá genial.llena el molde 3/4 de su capacidad si te sobra puedes hornear unos cupcakes.

¡Vamos a por la receta!




INGREDIENTES:

375gr de Harina para repostería.

2 cucharaditas de levadura.

½ cucharadita de bicarbonato.

½ cucharadita de sal.

200gr de mantequilla a temperatura ambiente.

200gr de azúcar moreno.

1 taza de dulce de leche (busca una taza que tenga una capacidad de 250ml)

4 huevos L.

2 cucharaditas de extracto de vainilla.

250 ml de buttermilk (235ml de leche entera más una cucharada de zumo de limón, reservar 15 min.)




ELBORACIÓN:

Engrasa tu molde Bundt, por todos los rincones yo utilizo un spray desmoldante, si es necesario reparte con una brocha por todos los recovecos.

Precalienta tu horno a 170/180 grados estos bizcochos necesitan una temperatura alta para que hagan costra pronto y así ayude a su desmoldado.

Prepara tu buttermilk y reserva.

Tamiza los ingredientes secos (harina, levadura, bicarbonato y sal) y reserva.

Bate la mantequilla junto con el azúcar en tu bol de tu batidora, también te vale una batidora manual de dos varillas.  Cuando esté esponjosa añade el dulce de leche, a continuación incorpora los huevos uno a uno hasta que estén perfectamente integrados, añade la vainilla.

Añade la mezcla de harina en tres y el buttermilk en dos alternándolos, para este paso cambia el accesorio de varillas por la pala, yo suelo terminar a mano con una espátula.

Pon la mezcla en tu molde, pon la masa vertiéndola por un solo  lado y deja que se reparta por todo el molde, da unos golpecitos en la encimera para ayudar a que la masa entre por todas las hendiduras del molde, ten la precaución de poner un trapito para no dañar tu precioso molde…jeje.


Hornea por unos 50/55 minutos o hasta que al insertar una brocheta esta salga limpia.

Saca el molde y déjalo enfriar 10 minutos en una rejilla, pasado este tiempo dale unos meneillos para ayudar a que se separe del todo y desmoldarlo sobre una rejilla, déjalo ahí hasta que esté completamente frío.


Espero que os guste y lo disfrutéis, cualquier duda que tengáis preguntadme que yo os respondo encanta. 


Como siempre os dejo el verdadero pedacito de cielo:

“La sabiduría multiplicará tus días y dará más años a tu vida. Si te haces sabio, serás tu quien se beneficie.” Proverbios 9:11-12










Image and video hosting by TinyPic