martes, 15 de septiembre de 2015

Helado de Leche Condensada y Oreo





Lo sé, lo sé, tenemos encima una Ciclo Génesis explosiva y yo os hablo de helado….pero señor@s que gustazo hacer helado y comérselo con una mantita encima, con los calores que hemos pasado. Además el veranillo de San Miguel está a la vuelta de la esquina y nos apetecerá hacer heladito otra vez, seguro!  y entonces os acordareis de mí y de mi helado de Leche Condensada y Oreo.

Este helado es para valientes ya aviso,  es decir, para los que son de dulce, los que nos sois de dulce quitadle unas poquitas oreos o un poco de leche condensada…aunque yo no lo haría…jejeje.

En casa son muy galgos y se relamían,  ya sabéis que esto va en gustos.




Así que para rizar el rizo los presente sobre unos brownies, en casa de un reposter@ siempre hay restos, recortes y trozos solitarios de algún bizcocho, tarta o postre, así que decidi que sería muy buena opción presentarlo sobre brownie. Eso si….es una merienda cena, por supuesto.

La receta de Brownie la puedes ver aquí.

La receta es del libro de Sandra Mangas “Polos y Helados”

Las oreo fueron cosecha mía…jeje.
La receta es refácil.




INGREDIENTES:


300gr de leche condensada fría

500ml de nata.

100grs (por decir algo, que yo lo hice a ojo) de galletas Oreo picaditas.




ELABORACIÓN:


En un bol frío y con la nata bien fría procedemos a montarla a velocidad baja sino quieres decorar toda tu cocina de gotitas de nata, cuando empiece a montar y ya no salpique sube la velocidad al máximo, no le quites el ojo!

Cuando veas que hacen marcas las varillas en la nata es que está.

Incorpora la nata a la leche condensada con movimientos envolventes para que la nata se desmonte lo menos posible.

Lleva al frigo una hora, pero si puedes dejarla más tiempo mejor.

Como siempre el bol de la heladera debe estar en el congelador al menos 4 horas.

Ponemos un poco de film para aislar mejor y evitar que cristalice el helado.


Esta receta no lleva azúcar invertido, que lo habréis visto en muchas recetas, porque la leche condensada hace esa función.

Si la mezcla está bien fría en 30 minutos en la heladera estará el helado.

Cuando veas que ya le falta poco añádele las Oreo para que se mezcle en el helado.


Pon en el molde elegido y lleva al congelador al menos dos horas.

Espero que disfrutéis de esta receta porque está realmente rica, este verano me compré la heladera y le he dado mucho, muchísimo uso, tengo todavía por ahí otro helado que traeros…jeje.


Déjame tus comentarios, dudas y preguntas, me encanta leer tus comentarios,  los leo y respondo todos. Si te gusta la receta te animo a compartirla con tus amigos.


Como siempre te dejo con el verdadero pedacito de cielo:

“Los que confían en el Señor están seguros como el monte Sión; no serán vencidos, sino que permanecerán para siempre.” Salmo 125:1









Image and video hosting by TinyPic