viernes, 25 de septiembre de 2015

Cuadraditos de Limón y Jengibre






Con esta entrada participo en el #Retoalfabetodulce  que organiza mi amiga Ana de Cook the cake, el ingrediente elegido esta vez fue el Jengibre.

Este mes hace un año que empecé a participar en este reto, que no ha hecho más que traerme satisfacciones, de hecho no he fallado un solo mes pese que ha habido meses en que una conjunción de acontecimientos por poco me lo impide, como me pasó con esta Tarta de Piña, pásate que te reirás un rato conmigo.





Gracias a este reto he conocido a gente estupenda, con la que he trabado una bonita amistad, a algunos he tenido la alegría de conocerlos en persona y a otros estoy segura de que pronto lo haré.

Es un reto cargado de buen rollo, donde todo el mundo se anima y valora y eso en este mundillo es de agradecer.

Esta receta me ha encantado, ahora eso si, aviso, y quien avisa no es traidor, si no te gustan las cosas muy ácidas quizás no es tu receta, pero si eres de los que se comen los limones a bocados, adelante!

Claro que otra solución es poner menos limón y así no te pierdes esta deliciosa combinación de acidez y picante del jengibre.

Mi marido que le encantan las cosas ácidas, o sea que es de los que se come el limón que le ponen en la Cocacola, está encantado, y yo también.

La combinación de limón y jengibre es maravillosa, así que te animo a prepararlo.




INGREDIENTES:

Para un molde de 23cm cuadrado.

Corta el o los limones con una mandolina, muy muy finitos y luego pícalos en trocitos chiquitines, porque irán dentro del relleno y si son muy grandes no será muy agradable morderlo, y ponlo a macerar junto con el azúcar, al menos dos horas, así que este es el primer paso.

Para la base:

155gr de harina.

75gr de azúcar glas.

½ cucharadita de sal

100gr de mantequilla fría.

2 cucharaditas de jengibre en polvo (yo puse un poco menos)

Para el relleno:

30gr de harina

2 limones o uno si no lo quieres muy ácido.

4 huevos.

350gr de azúcar.

2 cucharadas de nata para montar.

1 cucharadita de jengibre molido.

Una pizca de sal.




ELABORACIÓN:

Para la base:

Precalentamos el horno a 180 grados y forramos el molde con papel de horno y usamos un spray desmoldante.

Mezclamos la harina, el azúcar glas, el jengibre y la sal en un bol, añadimos la mantequilla fría sin sal en trocitos y mezclamos con las puntas de los dedos hasta que obtengamos una mezcla como de migas grandes.

Ponemos en el fondo del molde y aplastar con la mano hasta forrar toda la base. Horneamos 15 minutos o hasta que esté ligeramente dorado.




Para el relleno:

Bate los huevos, la harina,  el jengibre y la sal,  añádelo a la mezcla de limones y azúcar.

Cocínalo a juego medio sin parar de remover, hasta que espese y si tienes un termómetro de azúcar hasta que alcance los 75 grados centígrados.

Verter sobre la base y hornear 15 minutos más o hasta que veamos que está cuajado, el centro siempre debe “flanear” un poquito.

Si quieres antes de meterlo en el horno puedes poner unas rodajitas de limón.

Cuando se enfríe decora si quieres con azúcar glas.

Espero que te animes, lo hagas y por supuesto me lo cuentes.

Me encanta leer tus comentarios y los contesto todos, si te gusta la receta te invito a que la compartas para que tus amigos pueden verla.

Como siempre te dejo con el verdadero pedacito de cielo:

“Nunca permitas que la lealtad ni la bondad te abandonen! Átalas alrededor de tu cuello como un recordatorio. Escríbelas en lo profundo de tu corazón. Entonces tendrás tanto el favor de Dios como el de la gente, y lograrás una buena reputación”
Proverbios 3:3-4









Image and video hosting by TinyPic