martes, 18 de agosto de 2015

Macarons de Vainilla con Salmón y Queso de Eneldo







Hola cielit@s, yo no se como me las apaño, pero llevo todo el verano encendiendo el horno, durante el verano más caluroso desde que se tiene constancia, eso os da una idea de que estoy más p´allá que p´acá!

Aquí estoy al pie del cañón junto con un puñado de loc@s bloguer@s que no podemos dejar de traeros ricas recetas, aun a sabiendas de que muchos estáis de vacaciones y no podéis  leernos, pero los que SI nos leéis os merecéis que sigamos publicando, así como toda nuestra gratitud.

Y  es que estos Macarons de Vainilla y Salmón no se merecían por menos que encender el horno.





-¿Macarons salados?

-¿No os creáis que no os estoy oyendo?

-Que os oigo, oigo bullir vuestras lindas cabecitas.

Son una opción muy rica y elegante de presentar unos aperitivos, estas navidades fueron los entrantes para nuestra cena de Nochebuena.

Esta combinación es perfecta y muy equilibrada.
De todas formas le estoy dando vueltas a otra receta en mi linda cabecita…jejeje.
La idea de esta combinación de mezclar las coquillas del macaron con el relleno salado se la debo a Belén Cupcakes a gogo.
 
Antes de la receta, ¿os cuento un chismorreo? las rebajas de Zara Home y la tienda Casa, dos veces al año hago acopio de todo el atrezzo o props que están  en el blog. Hay cosas que veis, que han costado 1€!! 

Pues bien, no se si veis la copa del fondo...
Iba yo tan contenta con ella bien embaladita en el coche, pero en vez de poner la bolsa en el maletero, como debía ser, la puse en el asiento del copiloto.
Corroborando la ley de Murphy tuve que dar un frenazo, y la bolsa con su copa de cristal fue al suelo del coche.
Total, rota por la junta de la campana y el pie.
Pero no penseis que eso me iba a achicar a mi, como buenamente he podido he puesto la campana sobre su pie y se ha sostenido, lo justo, lo justo para su sesión fotográfica.
Ya está guardadita, por si la necesito otra vez.




Macarons:

Para el mazapán:

150 grs de azúcar glas

150 grs de almendra molida

55 grs de clara de huevo, pueden ser pasteurizadas.

2 vainas de vainilla.

Para el merengue italiano:

Imprescindible un termómetro, no son caros el mío me costó unos 8€.

150 grs de azúcar blanca

50 grs de agua

55 grs de claras, estás si deben ser naturales, IMPRESCINDIBLE.

15 grs de azúcar.




ELABORACIÓN MERENGUE ITALIANO:

Empezamos haciendo el merengue italiano.

Pon en un cazo el agua con el azúcar, llévalo a ebullición e introduce tu termómetro, cuando veas que alcanza los 1000 empiezas a mezclar en tu batidora las claras con los 15 grs de azúcar, si no tienes una batidora tipo KA, puedes hacerlo con una batidora de dos varillas.

Cuando el almíbar alcance los 1180 lo apartas del fuego y sin dejar de batir,  se lo incorporas al merengue en forma de hilo. Baja la velocidad de tu batidora para que no te salpique el almíbar, que por cierto está ardiendo…

Una vez incorporado el almíbar, sin dejar de batir, tienes que dejar que se enfrie, a unos 350 . Toca el bol con las manos y cuando veas que está a la misma temperatura es que ya está.



Mientras esperas a que se enfríe tu merengue, vamos a hacer el mazapán:


Elaboración del mazapán: 
 Si tienes Termomix, pulveriza la mezcla de almendra y azúcar glas, sino, puedes hacerlo con cualquier picadora.

Luego pásala por un colador, porque así evitaremos el antiestético granito, en vez de  parecerse en aspecto a la cáscara de huevo, se quedará rugoso.

Incorpórale, con una lengua de cocina las claras.


 Este es el momento de poner el colorante, en gel o en pasta, o en polvo, nunca los líquidos, estos que vienen en un paquetito de tres, azúl, rojo y amarillo  llevan demasiada agua…. Mejor en pasta o en polvo. Personalmente los de wilton no me gustan, no aguantan bien el horneado, pierden antes el color y se doran antes.

Añade las semillas  vainilla, que previamente habrás raspado con la punta de un cuchillo. 

Si cuando vas a buscar tu vaina, está demasiado dura o seca, ponla un rato en agua caliente para ablandarla.


Aquí puedes mezclar sin miedo, hasta que veas todo bien incorporado.

Tienes que tener en cuenta que al incorporar el merengue el color baja de intensidad, así que déjale el color un poco más subido de lo que quieres conseguir.

El momento crucial, ha llegado, la hora del  macaronage, es decir de mezclar. Básicamente debe caer de manera fluida, formando una cinta, es decir que al caer se pliega sobre si misma.

Pon una boquilla redonda del 12 o del 6 de wilton y llena la manga pastelera.

Podéis usar papel de horno o teflón (yo prefiero el teflón) y usar una plantilla de círculos debajo, te dejo esta de webbos fritos.

Presiona la manga sin apoyar en el papel o teflón y cuando veas que llega al borde del círculo deja de presionar y haz un pequeño giro, esto ayudará a que no se vea el piquito final.


Déjalos secar o hacer piel, una media hora, depende de la humedad de tu zona, de si es verano o invierno este tiempo variará,  pero haz la prueba tocando el macaron si no se pega en el dedo es que está.

Yo pongo el horno con ventilador a 1500 10 min.

De todas formas, puedes levantar el macaron de la esquinita y ver si se despega bien, sino déjalo otro medio minuto.


Deja que los macaron se enfríen completamente para poder despegarlos, sin problemas.

Conviene hacer las coquilles un día antes de consumirlos y de rellenarlos, para que al morderlos no se peguen a los dientes…cosa que es de agradecer por muy buenos que estén.
El reposo de 24/48 horas es crucial para los macarons.

Los tapas bien y al frigo.

Me decidí por un relleno sencillo, porque la elaboración del macaron ya es bastante técnico y este relleno es muy rico y combina superbien con el dulzor de la coquilla del  macaron.




PARA EL RELLENO NECESITAREMOS:


Salmón ahumado

Queso crema tipo Philadelphia

Eneldo.


Mezclamos el queso con el eneldo y ponemos en una manga con una boquilla redonda o como en mi caso rizada.

Te doy dos opciones de relleno como puedes ver en la foto.

Opción 1:

Coge la manga y rellena una coquilla, corta un circulito de salmón usando la otra coquilla como plantilla.

Opción 2:

Haz un cordoncito de queso dejando el centro libre y pica el salmón que pondrás en el centro. 


Espero que os animéis y los hagáis porque son un manjar.

Gracias por estar ahí y leerme. Me encantan vuestros comentarios, los leo todos y los contestos todos, salvo alguna extraña excepción, pero es raro, muy raro.

Como siempre os dejo con el verdadero pedacito de cielo:


No te desgastes tratando de hacerte rico. Sé lo suficientemente sabio para saber cuándo detenerte.

Las riquezas desaparecen en un abrir y cerrar de ojos, porque les saldrán alas y se irán volando como las águilas.

Proverbios 23:4-5









Image and video hosting by TinyPic