lunes, 6 de julio de 2015

Pavlova de Chocolate y Caramelo Salado







No voy a decir nada de esta ola de calor que nos tiene a todos al borde de la lipotimia, no lo voy a decir:

Madredelamorhermoso!! Que Calor!!

Vaya, al final lo he dicho…

Prfff!!

Esta entrada se ha retrasado 2 semanas por varios motivos y hoy casi que también ya que mi prima, la diseñadora del blog,  se ha puesto de parto y hemos pasado  la mitad de la dilatación en la piscina. Así que mientras escribo estas líneas tengo la mente en el hospital, perdonad si no escribo coherentemente…jeje.

Estamos esperando a Martina con mucha ilusión, de hecho en cuanto termine esta entrada me pongo a hacer macarons, que le chiflan.





Os traigo un postre  que es ideal para combatir este rigurosísimo verano que nos ha caído encima sin avisar después de varios veranos muy templaditos.

La Pavlova es ideal para el verano,  básicamente es un merengue horneado, con una cobertura de nata, en mi caso de queso y nata, con fruta fresca a tu elección.

He de decir que yo hice esta Pavlova hace unas semanas, cuando no hacía nada de calor, es más hacía fresquete. Así que no tenía la más mínima intención de ponerle fruta, hasta que mi amiga Ana´s Cake cuando le conté mis intenciones me espetó:

-Y la fruta???


Recapacité y pensé que una Pavlova sin fruta no podía ser (bueno si, pero que no es lo suyo)

Así que le puse ARÁNDANOS,  si me seguís sabéis de mi pasión por estas bayas silvestres, de hecho en esta entrada Bundt de Arándanos, os cuento mis aventuras por los bosques silvestres de  Noruega, los arándanos, un tuper y un avión.


Esta receta se la vi a Rául de Contigo en la playa que la preparó para Megasilvita, me encantó y puesto que en el grupo de FB de Reto-Recetas el reto era Pavlova me animé a prepararla, la idea de ponerle caramelo salado la saqué de mi amiga Eva Con Aroma de Vainilla que había hecho esta Pavlova con Toffe.

Así que dicho lo cual me puse manos a la obra.




INGREDIENTES

Yo sólo hice la mitad de la receta porque era para casa y somos sólo 4.

Para la Pavlova:

6 Claras de huevo.

300 gr. de azúcar glas.

1 Cucharadita de extracto de vainilla.

1 Cucharadita de vinagre blanco.

1 Cucharada de almidón de maíz 

5 Cucharadas de cacao en polvo sin azúcar.

Para la crema de queso utilicé la misma que para este Layer Guinnes, haced la mitad de la receta si hacéis la mitad de la receta de la receta.

La receta del Caramelo Salado la podes ver AQUÍ, eso si, cuidadín con el caramelo salado que quema mucho, ni se os ocurra hacerlo con chanclas, porque pudiera ser que os salpicara un poco de caramelo en el dedito del pie y vierais las estrellas…




ELABORACIÓN:

El merengue de la Pavlova lo podemos hacer con antelación, pero debemos montarla justo antes de servirla ya que sino el merengue se empieza a humedecer con la crema y queda una textura desagradable.

Para consevar el merengue debes envolverlo bien si lo vas a guardar en la nevera para que no coja humedad, aunque también lo puedes dejar  en una despensa bien tapado.


Lo primero que haremos será hacer la Pavlova, en un papel de hornear dibujaremos un círculo de 20cm (si haces la receta completa tendrás que hacer dos) ten en cuenta que el merengue crece en el horno y te quedará un disco más grande. Dale la vuelta al papel para que el lápiz no esté en contacto con el merengue.


Empezamos a batir las claras, si tienes una batidora tipo KA genial, pero sino con una batidora de dos varillas lo haríamos perfectamente. Si sólo tienes de una varilla también te vale aunque te costará un poco más de tiempo.

En cualquier caso empezamos batiendo a baja temperatura para que se formen burbujas pequeñitas que son más estables, cuando haya espumado y se empiece a montar sube la velocidad al máximo, cuando estén semimontadas añadimos el azúcar a cucharadas mientras seguimos batiendo y lo haremos hasta que al levantar la varilla veas que el merengue hace un pico firme y no se dobla.


Añadimos el almidón de maíz (o maicena)  y el vinagre para que nuestro merengue sea más consistente y crujiente, el sabor no se notará en absoluto.

En este punto incorporaremos el cacao a mano, con la ayuda de una espátula y con movimientos envolventes.











Yo en vez de hacer un disco,  puse una base de merengue y luego con un cucharón de servir fui poniendo pegotitos de merengue dejando un agujero en el centro para luego colocar la crema.

Con el horno precalentado a 130 grados la horneamos 1 hora y 40 minutos, pasado este tiempo apagamos el horno y dejamos que la Pavlova se enfríe por completo. Yo la hice por la tarde/noche y la dejé ahí  hasta la mañana siguiente.


Mientras vamos preparando la Crema de queso y nata que usé para el Layer Guinnes, que también podemos adelantar y el Caramelo Salado.


Para decorar, que es un eufemismo, he usado Twix, bolitas de cereales, Conguitos y Arándanos. Pero vosotros le podéis poner toda la clase de fruta de temporada que os apetezca.

La idea de poner todos estos tipos de chocolatinas me la traje de Noruega donde me la presentaron así.

Un poquito antes de servirla, ponemos la crema, decoramos con las chocolatinas, y los arándanos “chorreamos” el caramelo y a DISFRUTAR!


Como siempre os dejo con el verdadero pedacito de cielo:

“Si valoras la sabiduría, ella te engrandecerá. Abrázala, y te honrará”

Proverbios 4:8







Image and video hosting by TinyPic