miércoles, 10 de junio de 2015

Red Velvet Cheesecake





Hola cielit@s, ya amenacé con  volver a la carga con los cheesecake, pero si el Dulce de Leche os gustó a vosotr@s y a mí, no os quiero ni contar lo que os va a gustar este Red Velvet Cheesecake, es más completo que un cheesecake normal, pero menos pesado que un layer, ya que no lleva crema entre las capas.

A mí me ha enamorado es muy suave, encontrarte el cheesecake entre los bizcochos aterciopelados del Red Velvet es sumamente agradable, y con esta crema de queso que no es muy dulce, hacen una combinación maravillosa.




Las cremas de queso tienen su aquel, una que es ignorante, prepara su crema de queso con el queso a temperatura ambiente para que no le cueste integrarse, y para ello bate la crema como si no hubiera un mañana….CRASO ERROR!

Menos mal que tengo un grupo de reposteras la mar de salao que siempre me echan una mano, aunque a veces no se si les entran ganas de echarme una mano, pero al cuello…jejeje. Gracias Ana´s Cake y Las dulzuritas deGlo.

El lema de las Baker&Friends para la crema de queso es:

¡¡QUESO BIEN FRIO, 4 MENEOS Y PA FUERA!!

Ya sabeis, no diréis que no os lo he dicho.
También os puede interesar este Cheesecake de Oreo y este de Lemon Curd.


Cuando las chicas de I Love Bundt Cake anunciaron que para el primer aniversario de su fantástico blog iban a hacer un concurso de Bundt, Cheesecake y Loaf... me vino a la mente este Red Velvet Cheesecake que le vi a mi amiga Eva de Las Pirulletas de Eva. Eva es fantástica, tiene unas recetas muy interesantes y bonitas fotos, así que no dejes de visitarla, con esta receta ella participó en nuestro Reto del grupo de FB Reto-Recetas y casi, casi gana, vaya quedó segunda! 
Sólo hice una variación, y es que yo he usado una Crema de Queso y Eva uso una Crema de queso con chocolate blanco, eso ya lo dejo a tu elección, lo que mas te guste.





INGREDIENTES

Para el  cheesecake:

Un layer cake desmoldable de 20 cm (yo usé uno bajito de Layer y me vino justo, si tienes uno normal que es más alto mejor)

250 g. de queso crema mascarpone

300 g. de queso crema tipo Philadelphia

130 g de azúcar

2 huevos

160 ml. de crema agria, puedes sustituirla por nata para montar con un chorrito de limón y esperar 15 o 30 min,  pero las chicas de I Love Bundt Cake han rizado el rizo y te lo explican de miedo.

2 cucharaditas de extracto de vainilla






Para el  Red Velvet:

2 molde de layer cakes de 20 cm. desmoldables o bien el tradicional que es más alto y luego cortas tu bizcocho en dos.

300 g. de harina de repostería

300 g. de azúcar

350g de aceite de girasol o de oliva suave

1 cucharadita de bicarbonato

2 cucharaditas de cacao en polvo

250 ml. de buttermilk (la puedes sustituir por leche con un chorrito de vinagre o limón y esperar 15 o 30 min, yo le ayudo con un golpecito de microondas para que se corte antes, cuanto más esperas mejor)
Una pizca de sal.

2 huevos L

1 cucharadita de colorante rojo (Extra-red de Sugarflair)

1 cucharadita de vinagre blanco

2 cucharaditas de extracto de vainilla


Para la Crema de Queso (Cream Cheese Frosting)


300gr de queso tipo Philadelphia

150gr de azúcar glas

150gr de mantequilla

Una vaina de Vainilla o una cucharadita de extracto.





ELABORACIÓN CHEESECAKE:

Como con todos los Layer Cake conviene organizarse y elaborar los bizcochos un día antes, en este caso, yo preparé el Cheesecake un día antes y los bizcochos el mismo día por la mañana, y por la tarde la monté.

 Este cheesecake es maravilloso con un sabor intenso a vainilla y de textura  aterciopelada.

Precalentamos el horno a 170 grados.

Engrasamos el molde, y ponemos un disco de papel de hornear en la base porque esto nos permitirá desmoldar el cheesecake perfectamente.

En el bol de la batidora con el accesorio pala, si cuentas con una batidora tipo KA, si no, usa tu batidora con sus varillas, teniendo siempre la precaución de batir a velocidad baja,  porque no queremos meter aire en nuestra masa, ya que cuando lo horneemos estas burbujitas de aire querrán salir y rajarán nuestro cheesecake, cosa que es solo estético, que con un buen frosting o mermelada asunto arreglado, tragedias las justas!

Mezclamos a potencia baja el queso crema y el mascarpone con el azúcar. Batimos ligeramente los huevos y se los incorporamos. Añadimos la crema agria y el extracto de vainilla volvemos a  batir hasta integrar.

Horneamos 15 minutos a 170 grados y luego bajamos la temperatura a 120 grados unos 50 o 60 minutos más. Pasado este tiempo movemos un poquito el molde, si vemos que “flanea” un poquito es que está, si la ves demasiado líquida déjala más tiempo.

Después mantenemos en el horno con la puerta entreabierta una hora más o hasta que se enfríe del todo.

Después la metemos sin desmoldar en la nevera toda la noche, o en el congelador unas horas.





ELABORACIÓN BIZCOCHOS RED VELVET:



Precalentamos el horno 170º (yo horneo los bizcochos de layer a 150/160 grados para que suban parejos, si haces esto necesitarás un pelín más de tiempo)Y he de decir que me sobró masa, no tengas miedo de llenar el molde porque no suben mucho.

Engrasamos los dos layer cake de 20 cm y ponemos un disco de papel de hornear en la base, puedes usar un molde desmoldable normal y luego partir el bizcocho en dos.

Si no tienes dos moldes bajitos de layer y solo dispones de uno deja la masa del segundo en el frigo mientras horneas el primero para que la levadura o el bicarbonato se activen lo menos posible.

Ponemos por un lado todos los ingredientes secos y tamizados, y por otro todos los ingredientes líquidos. Volcamos los líquidos en los secos y removemos hasta integrar perfectamente, yo el último paso lo hago con la espátula para no batir en exceso la masa.

Repartimos la masa por igual (con el peso exacto) en los dos moldes y horneamos una media hora, o hasta que al pinchar un palillo éste salga limpio. Dejamos unos 10 minutos enfriar, desmoldamos, los envolvemos en film y los ponemos hacia abajo en una rejilla.

Y al frigorífico, como he dicho antes si puedes hacerlos de un día para otro mejor, si no como mínimo dos horas al frigo, para que se asiente la miga y no se te destrocen al manipularlos.




ELABORACIÓN CREMA DE QUESO:

Batimos con el accesorio de la pala la mantequilla a temperatura ambiente (recuerda que en verano con media hora fuera del frigo es suficiente, que blanda no es lo mismo que líquida) y el azúcar glas, hasta que se ponga esponjosa y cambie de color. Añade el queso bien frio, pero que bien frío. Pon una velocidad alta y mezcla el queso  lo justo para que se integre. Si quieres puedes añadir un poco de goma xantana para ayudar a espesar, pero sin pasarse que sino adquiere una textura “gelatinosararadesagradable”. Y no te puedo decir la cantidad, tienes que ir probando.

Déjala en el frigo para que coja cuerpo, media hora al menos.




MONTAJE DEL RED VELVET CHEESECAKE:

Nivelamos nuestros bizcochos si es que fuera necesario.

Ponemos sobre el plato de presentación un poquito de frosting para que no se mueva la tarta.

Ponemos nuestro primer bizcocho bocabajo, seguidamente el cheesecake que habremos desmoldado bien frio de la nevera para que sea más fácil de manejar. Lo ponemos sobre el primer bizcocho y seguidamente ponemos el segundo.

Puede ser que el cheesecake al ser más “blandito” ceda y sobresalga por los lados, puedes usar un cuchillo para corregirlo o bien rectificar luego con el frosting.

Aplica una primera capa de crema de queso finita,  bien fría de la nevera. Lleva al frigo un ratito.

Para la decoración he usado una boquilla redonda de 12 cm aunque una de 10 también te valdría. He ido poniendo pegotitos de crema y luego lo he ido extendiendo grosso modo como si estuviera enluciendo mal una pared con una espátula pequeña….pero que le vamos a hacer es que yo soy vintage rústica!

He decorado con unas fresitas,  frambuesas y pistachos picaditos, las flores son de mi jardín sin tratamiento ninguno, de todas formas era para la familia y amigos y nadie se me ha muerto, tuve la precaución de enseñarla así de  mona, y luego quitarle las flores, no fuera ser que alguno se las comiera….

Espero que os guste esta entrada y que os animéis a hacerla, es más complicadilla que un Cheesecake normal, pero menos que un Layer Cake.


 

Como siempre os dejo con el verdadero pedacito de cielo:

“Así que acerquémonos con toda confianza al trono de la gracia de nuestro Dios. Allí recibiremos su misericordia y encontraremos la gracia que nos ayudará cuando más la necesitemos.” Hebreos 4:15





Image and video hosting by TinyPic