martes, 14 de abril de 2015

Cupcakes Hi Hat





 Hola cielit@s, que ganas tenía de traeros estos  cupcakes, los Hi-Hat, dan un miedo terrible, porque has oído horribles historias de cómo el precioso merengue a quedado atrapado en las garras del malvado chocolate y tú te has quedado en la mano un triste cupcake cual pavo real desplumado. Pero he de decir que no se me cayó ningún merengue en el chocolate, ole por mí!





Estos cups de merengue son ideales para aquella personas que no les guste demasiado el Buttercream o el SMBC (Crema de mantequilla suiza) no son tan pesados. Además el merengue es ideal para el verano porque no le afecta el calor.

Me decidí por un biscocho de chocolate, un merengue al que puedes agregarle aroma de fresa y un poquito de colorante y chocolate blanco para bañarlos. Normalmente se usa el negro, pero os puedo asegurar que mis hijas y sus amigas estaban encantadas con el chocolate blanco!

Ten cuidado si cambias de marca de chocolate, porque te podría pasar que compraras toda ilusionada el nuevo chocolate blanco de Hacendado para postres, y lo fundieras en el micro, como hacías con el anterior, y quemes no una sino dos tabletas hasta que le cejes el punto al dichoso chocolate!!

Estos Hi Hat fueron uno de los ejercicios que hice con Belén de Cupcakes a gogó en el taller de Cupcakes para comer de la Tallerería.




Vamos con la receta en esta ocasión son de Marta Stewart.


INGREDIENTES:

¾ de taza de cacao sin azúcar en polvo

¾ de taza de agua caliente

3 tazas de harina

1 cucharadita de café de bicarbonato (teaspoond)

1 cucharadita de café de levadura (teaspoond)

1 pizca de sal

1 taza y media de mantequilla sin sal a temperatura ambiente

2 taza y ¼ de azúcar

4 huevos L

1 taza de creme fraiche

1 cucharadita de café de extracto de vainilla.


ELABORACIÓN:

Tamizamos todos los ingredientes secos, es decir la harina, la sal, la levadura y el bicarbonato y reservamos.

Mezclar el agua caliente con el cacao en polvo sin azúcar, remover y reservar.

En el bol de la batidora con la pala batir, la mantequilla y los azúcares, también te vale una batidora de dos varillas. Batir hasta que blanquee la mezcla, añadir los huevos uno a uno, integrando bien antes de añadir el siguiente.

Incorporar la mezcla de cacao y agua caliente y la vainilla.

Una vez integrado añadir, alternativamente, la mezcla de harina con la creme fraiche, si no tienes puedes sustituirla por nata de montar con un chorrito de limón o por yogur griego.

No batir en exceso, mezclar hasta que la harina esté justo integrada.

Precalentar el horno a 150 grados para que no nos haga copete, llenar las cápsulas ¾ de su capacidad y hornear por unos 20 min.

Como cada horno es un mundo, tendrás que ver temperaturas y tiempos, si lo conoces bien, ya sabes que tienes que hacer….jejeje.

Dejarlos reposar unos minutos en la bandeja y pasarlos a una rejilla.





MERENGUE ITALIANO:

INGREDIENTES:

3 claras

50 ml

150 de azúcar

ELABORACIÓN:

Hacer un almíbar con el agua y el azúcar, llevarlo a 118 grados, cuando empiece a hervir  los 100 grados el almíbar empezar a montar las claras, una vez alcance  la temperatura añadimos este almíbar a las claras y seguimos batiendo hasta que se enfríe y obtengamos un merengue firme y brillante.

Yo en este caso le puse un poquito de colorante Claret de Sugarflair, también puedes ponerle un poco de aroma de fresa, pero yo en ese momento no tenía…cachis!

Pon el merengue en una manga con una boquilla redonda grande, yo use de 12mm o puedes  hacerle un corte a la manga.

El merengue hay que usarlo justo cuando dejes de batir, no puede esperar porque empieza a cristalizar.

Decora tus cups y mételos un ratito a la nevera para que se enfríe un poquito y aguante bien el baño de chocolate.




BAÑO DE CHOCOLATE:

300 grs de chocolate blanco

15ml de aceite.

Fundir el chocolate  junto con el aceite y ponerlo en un recipiente hondo pero ancho para que tengas suficiente espacio para bañar el cup.

El chocolate tiene que estar templado, ni muy caliente ni muy frio…jajaja…ya lo se…pero lo vas a ver enseguida.

Y bueno como con esta receta te salen bastantes cups como unos 30 si alguno naufraga en el chocolate no pasa nada, se rescata y se come a cucharadas que no creo que esté malo…jejeje.
Sumerje el cupcake en el chocolate procurando que se moje todo el merengue, lo sacas y con cuidadadito, mucho miedo y mucha fe dejas que escurra el exceso de chocolate, sin sacudir!
No es tan dificil ya te digo que yo conseguí hacer todos sin problema, pero da miedo eso si es verdad.




Como siempre os dejo con el verdadero pedacito de cielo

“Y estoy convencido de que nada podrá jamás separarnos del amor de Dios. Ni la muerte ni la vida, ni ángeles ni demonios, ni nuestros temores de hoy ni nuestras preocupaciones de mañana. Ni siquiera los poderes del infierno pueden separarnos del amor de Dios.”

Romanos 8:38





Image and video hosting by TinyPic