jueves, 30 de abril de 2015

BUNDT CAKE DE MANDARINA Y SEMILLAS DE AMAPOLA CON GLASEADO DE COMINOS




Lo se, se perfectamente lo que estáis pensando:

Cominos?!

Si, cominos!

Os voy a ser sincera, que yo pensé lo mismo, de hecho, como horneé en 4 Bundt (ahora os cuento que pasó con el cuarto, que no aparece en la foto) tenía un plan B, llamado Romero….jaja

Pero lo probé y me encantó, obviamente es casi un recuerdo, un toque muy sutil pero que le da un punto muy interesante.


 Esto del comino es como cuando alguien hace un comentario que está en el límite de lo aceptable en una reunión,  puede ser que todo el mundo se ría o le aplauda o puede ser que lo echen a patadas…

Pues bien decidí arriesgarme y….bingo!

Si no tendríais unos maravillosos Bundt de mandarina y romero….jaja

Os animo a probarlo porque está de diez!

Siempre puedes prescindir de el comino si no he conseguido convencerte…




 El prologo ha sido bastante largo pero merece la pena, os apetece que os cuente una más de mis aventuras?

No se que concepto tendréis de mi, pero ahí va!

Hay días, en la que una no debería meterse en la cocina, cuando empiezas a ver las primeras señales, deberías parar….pero las ignoras y no paras…pero deberías haberlo hecho.

Me decidí por las mandarinas, porque aunque la receta original lleva naranjas, yo tenía dos mandarinas de zumo que justo, justo me dieron la cantidad de zumo que necesitaba, sino hubiera sido porque metí mi manaza en el bol y lo tiré!!!

Después a punto estuve de tirar los huevos, menos mal que la ley de Murphy en ese momento no estaba vigente o habrían ido al suelo.

Tratando de rellenar un sobre de levadura con otro….lo desparramé por toda la cocina y todo tomo un bonito aspecto nevado…




Y por último ¿estaréis deseando saber que ha pasado con el cuarto Bundt? ¿No?

He utilizado un molde de Nordic Ware que tiene cuatro cavidades con cuatro formas distintas y de 2 tazas y media de capacidad, lo bueno es que como mi amiga tenia uno igual me lo dejó para poder hornear de dos en dos.

Pues como estos moldes son maravillosos y se desmoldan con el pensamiento, y mis pensamientos iban mal ese día….uno de ellos calló la mitad dentro de la rejilla y la otra mitad fuera, así que ya sabéis que pasó con tan tierno y calentito bizcocho.

Pero como no hay mal que por bien no venga, ese fue el conejillo de indias para probar con el comino, y la familia es súper agradecida y no repara en lo bonito que este para las fotos sino en que este bueno! Dieron  buena cuenta de el.

Con esta receta participo en el concurso Claudia&Julia Nordic Ware que organiza Caludia&Julia en colaboración con Nordic Ware y la revista Top Chef

La receta es del precioso blog Contigo en la playa que encontré navegando por la red y buscando una receta para participar en el concurso.




INGREDIENTES



Para el bizcocho:



4 Huevos.

200 ml. de aceite suave.

200 ml. de zumo de naranja.

La ralladura de la piel de una naranja.

150 gr. de azúcar moreno (100 gr. más si no se va a ponerle glaseado)

300 gr. de harina.

70 gr. de semillas de amapola (para la próxima vez yo le pondré algo menos)

1 Cucharadita de levadura.

Una pizca de sal



Para la glasa:



100 gr. de azúcar glas.

4 Cucharadas de zumo de mandarina.

1/2 Cucharadita de cominos (puedes omitirlo si quieres, pasarte al plan B, o ser valiente y triunfar)





ELABORACIÓN:

Precalentar el horno a 180 grados.

Batir los huevos con el azúcar y la ralladura de mandarina, añadir el aceite y el zumo de mandarina.

Aparte habremos tamizado la harina con la levadura y la sal, la vamos incorporando a la mezcla anterior en unas tres tandas, mezclando con la espátula sin batir mucho, solo hasta que esté incorporada la harina.

Añadir por último las semillas.

Engrasar tu molde, bien para no tener problemas al desmoldar.

Hornear por unos 30 minutos, si lo haces en estos moldes más pequeños, si el molde es más grande tendrás que dejarlo más tiempo.
Comprobar con una brocheta que está cocido, poner el molde sobre una rejilla y dejar enfriar 10 o 15 minutos, darle unos meneillos al molde para ver como se despega un poco el bizcocho y desmoldar sobre la rejilla.
Mezclar el azúcar glas con el zumo y extender sobre el bizcocho frio.
Machacar los cominos en un mortero y espolvorear un poquito sobre los Bundt.
Espero que seaís valientes y os animeis a hacerlo!





 Como siempre os dejo con el verdadero pedacito de cielo:

"Así también Cristo murió en sacrificio una sola vez y para siempre, a fin de quitar los pecados de muchs personas. Cristo vendrá otra vez, no para ocuprse de nuestros pecados, sino para traer salvación a todos los que esperan con anhelo su venida" Hebreos 9:28







Image and video hosting by TinyPic