lunes, 2 de febrero de 2015

Angel Food de Cava y fresas #Sanvalentín





Que me gustan los Angel,  food es “vox populi” me chiflan de hecho hago uno a la semana, aunque últimamente he bajado el ritmo porque no doy a basto a hornear tanto, hecho ya tengo 3 publicados en el blog, uno el básico de vainilla y otro de violetas. Pero pensando en que ya llega el día de los enamorados, hay algo más romántico que un Angel Food de Cava y fresas…por Dios, acaso no nos recuerda a Pretty Woman?




Todo mi entorno tiene el dichoso molde  con patitas, primero fueron mis amigas de toda la vida que también son aficionadas a la repostería, conforme cumplieron años les fue cayendo el molde.

Luego contagié a mis amigas Reposteras de Ciudad Real, hasta tal punto que en El taller de repostería, lo tuvieron que traer.

Y recientemente  el grupo de FB de Repsoter@s de Ciudad Real, han sido contagiados y ya son varios amigos que lo han hecho. Y todos han acabado enamorados de el, como no podía ser de otra manera y más en las fechas en las que estamos.

No soy yo mucho de San Valentín, la verdad y no suelo hacer nada especial, más allá de desayunar juntos y algún cosita más. Pero entiendo que si hay gente que le gusta celebrarlo y aquí estoy yo para daros ideas.




En esta ocasión he seguido la receta de I Love Bundt Cake, un delicioso blog, donde encontrareis multitud de recetas para Bundt además de algún que otro cheesecake, sus autoras Bea y Mara son encantadoras y siempre dispuesta a contestar tus dudas. He seguido esta receta porque viene adaptada para el molde de 18 21 y 25cm que es el que yo tengo, porque me gusta que quede bien altito, pero puedes hacer la receta que te he dejado en los enlaces de más arriba. Es cuestión de gustos y de necesidad, si horneas para mucha gente, esta es tu receta.




INGREDIENTES:

15 claras de huevo (465 ml, pueden ser pasteurizadas)

2 cucharaditas (tsp) de cremor tártaro

370 gr de azúcar

115 gr de harina de repostería



35 gr de maicena

2 cucharaditas (tsp) de aroma de cava o un par de cucharadas de cava, al gusto.

Fresas y frambuesas al gusto.




ELABORACIÓN:

Poner tus claras en el bol de la batidora, y batir hasta que espumen, añadir el crémor tártaro (si ves que necesita ser tamizados porque tenga bolitas, hazlo, porque pudieras encontrarte unas bolitas ácidas en el cake, alguien me lo contó)

Batir hasta que el merengue esté montado y haga picos blandos, bajar la velocidad de la batidora y añadir el azúcar a cucharadas el azúcar, poco a poco para que se disuelva bien, una vez añadido el azúcar aumentar la velocidad hasta que el merengue esté brillante y firme.

Agrega el aroma de cava o  el cava y bate hasta que se integre.

Por otro lado habremos tamizado las harinas, y se la incorporamos a la mezcla en dos o tres veces con una espátula y movimientos envolventes. Yo que llevo muchos Angel a mis espaldas, cambio las varillas por la pala y le integro la harina, pero como te pases se te bajará y aunque el bizcocho seguirá estando buenísimo perderás todo el aire y esos alveolos tan bonitos que tiene, la textura se te quedará como si fuera pan de molde y más bajito.




Poner nuestra masa en el molde de patitas que NO habremos engrasado, recordad que el merengue y la grasa son enemigos acérrimos, si lo engrasas no s conseguirás que el merengue trepe por las paredes sino que se resbale. No necesitas el molde de patitas, aunque para que vamos a negarlo es mucho más cómodo y fácil. Con uno de aluminio con agujero en el centro de vale, luego para dejarlo enfriar bocabajo puedes usar una botella.

Meter en el horno a 180 grados por unos 50/55 minutos. Una vez que comprobamos con una brocheta que está listo lo sacamos y lo dejamos enfriar bocabajo una hora, pasado este tiempo desmoldamos pasando una espátula por los bordes. Este cake se queda como arañado al desmoldarlo, pero es parte de su encanto, por fuera tiene un precioso color dorado y por dentro una miga blanca, blanca debido en gran parte a la acción del crémor tártaro que además estabiliza el merengue.

En contra de lo que pueda parecer este cake se endurece y aguanta lo que le echen, pudiendo cortarlo por la mitad y rellenarlo. Aunque yo no lo he hecho porque así me encanta y para algo bajo en calorías tan riquísimo…

Cortar las fresa por la mitad y quitarles la parte verde, colocar en forma de círculo y ya tienes un riquísimo postre para el día de los enamorados.





Como siempre os dejo con el verdadero pedacito de cielo:

El amado a la amada: “Eres hermosa, amada mía, tan hermosa que no puedo expresarlo. Tus ojos son como palomas detrás del velo. Toda tu eres hermosa, amada mía, bella en todo sentido.”

Cantar de los Cantares 4:1, 7









Image and video hosting by TinyPic