sábado, 25 de octubre de 2014

Cups de Cereza y Kirsch #Retoalfabetodulce




Este verano mi amiga Nati de El Taller de Repostería, en una kdd repostera que hicimos en mi casa, trajo unos cups que me encantaron de fresa y cava.
Cuando me enteré que el reto era el Kirsch, inmediatamente y no se porque asociación de ideas me acordé un Cherry filling que tenía envasado al vacío para hacer un Cherry pie, desde el verano….que se quedó en proyecto nada más.
Y en segundos sabía que hacer para el reto, esto no ocurre siempre, pero a veces si…jeje
La receta la he adaptado del libro de Peggy Porchen, yo he sustituido la fresa y el cava por cereza y kirsch.


La receta, releyéndola ahora dice que es para unos 18 cups, pero yo no lo miré me fié  de mi  memoria, pero  la memoria a estas edades falla, yo creía recordar que era para 12, y para que voy a cerciorarme!
Total, que como parece que yo fuera del mismo Bilbao hice receta y media, para que no faltara, ya que los llevaba a la reunión de mujeres de mi iglesia para desayunar todas juntas.
También llevaba un Bundt de queso filadelfia y sirope de maple, pero esa es otra historia.
 Excuso deciros la cantidad de cups que tengo congelados…

Tengo anécdota, ¿os la cuento? Venga va si es que no me puedo resistir…


Podría pasarte, no digo que me haya pasado a mí, sino que es una posibilidad, que al preparar el frosting, no quisieras batir en exceso, para que no se te licúe la mezcla, y entonces te dejes unos grumos que no pasen por la boquilla 2D, para hacer la decoración que tu quieres.
Podría también pasar también,  que por las prisas el queso estuviera a temperatura ambiente, porque al ir a elaborar tu receta, te dieras cuenta que no tienes queso y te toca bajar con los leggins y una coleta mal hecha al viento, al súper más cercano, que está a 8 min en coche, (menos mal que te ha dado tiempo a calzarte las deportivas) cuando llegas a casa ya vas mal de tiempo, porque además  tu niña tiene examen de lengua y entre medias le vas preguntando la lección.
Total obviamente no has puesto el queso en la nevera y se tira dos horas fuera.  Asi que tu frosting hipotéticamente pudiera parecer  más unas natillas que otra cosa.
En ese hipotético caso, devuelves el frosting que está en tu manga, al bol, vuelves a batir, unos 4 o 5 minutos a velocidad media.

Y llevas el bol a la nevera hasta el día siguiente en mi caso o unas horas.
Entonces estaría supuestamente perfecto para utilizar en manga con la boquilla que quieras.
Estos cups me encantan, llevan el toque justo de licor, claro que esto va a gustos, como a mí no me gusta mucho el licor pongo poco, pero aquí cada uno a su gusto.
Si ya os habéis dejado de reír, vamos con la receta…jejeje



INGREDIENTES PARA LOS CUPS:
225g de mantequilla a temperatura ambiente
225 de azúcar
225 grs de harina con levadura.
Un pizca de sal
Las semillas de una vaina de vainilla o 1 cucharada de esencia de vainilla
4 huevos M
60 de almíbar de kirsch
250 de Cherry Filling

ELABORACIÓN:

Precalentar el horno a 180grados y pon tus cápsulas en las cavidades.
Ponemos la mantequilla, el azúcar, la sal y la vainilla en un bol y batimos hasta que la mezcla blanquee y esté esponjosa.
Añadimos los huevos uno a uno y esperamos antes de adicionar el siguiente hasta que el huevo se integre perfectamente en la masa, repetimos esta operación con todos los huevos.
Tamizamos la harina y la integramos en tres tandas a la masa, mezclándola con una espátula.
Llenamos las cápsulas no mas de 2/3 (en este caso yo llenaría poco más de la mitad)
Y horneamos por 20 minutos más o menos, comprobamos con una brocheta si sale limpia los sacamos, sino damos unos minutos más.
Dejamos reposar unos minutos, pincelamos con el almíbar y dejamos enfriar sobre una rejilla.

Cuando estén frios con un descorazonador de frutas hacemos un agujerito y quitamos un trocito de cup, rellenamos con el Cherry Filling.


ALMÍBAR:

INGREDIENTES Y ELABORACIÓN:

60g de azúcar
60ml de agua
Un chorrito de almíbar de cerezas confitadas (si las tienes, sino no es necesario)
Un chorrito de Kirsch, al gusto.
Calentar el agua y el azúcar, hasta que los cristales de este último se hayan disuelto, añadir el almíbar y el kirsch.
Pincelamos los cups, en caliente, para que este almíbar haga una especie de costra en el bizcocho que ayuda a mantener la humedad dentro del mismo, y nuestros cups estarán mucho más tiernos.



CHERRY FILLING:

Puede servirte cualquier confitura que de cereza comprada, o que te apetezca hacer, yo aproveché que lo tenía hecho, pero vamos que no es estrictamente necesario hacer una compota o cherry filling para estos cups.
La receta la tenía del blog de mi amiga Sam, Tu cocina te llama, que está lleno de recetas superinteresantes y prácticas.

INGREDIENTES

500 gr cerezas deshuesadas
60 gr agua
80 gr azúcar
1 Cucharada de  zumo de limón recién exprimido
2 cucharadas de  maicena
1 cucharadita de vainilla

ELABORACIÓN:

1.- Mete todos los ingredientes en un cazo mediano (que tengas sitio para mezclar bien) y ponlo a fuego medio-bajo. Mezcla bien, sobre todo que se disuelva la maicena

2.- Déjalo al fuego, mezclando de cuando en cuando, para que las cerezas vayan soltando su jugo

3.- Las cerezas tienen que quedar blanditas, pero no deshacerse y el líquido estará casi como una mermelada. Sácalo del fuego cuando consigas esa textura

4.- Déjalo enfriar antes de utilizarlo

5.- Si no vas a usarlo el mismo día, cuando lo saques del fuego, ponlo dentro de un tarro de cristal, cierra la tapa y déjalo enfriar en el tarro cerrado. Una vez frío, guárdalo en la nevera. Te aguantará dos o tres días.
Yo lo envasé al vació para poder usarlo cuando mejor me viniera.



FROSTING:

INGREDIENTES:

200g de mantequilla ablandada
500g de azúcar glas, si tienes Icing Sugar mucho mejor, porque es más fino y no se notará el azúcar.
300g de mascarpone ligeramente ablandado (Yo queso Philadelphia frio)
Un chorrito de Kirsch al gusto.

ELBORACIÓN:

Ponemos la mantequilla y la mitad del azúcar en un bol y batimos a velocidad alta hasta que la preparación blanquee y este esponjosa.
Agregamos el resto del azúcar el queso, batimos  a velocidad media, raspando las paredes del recipiente para que no queden grumos.
No debemos pasarnos batiendo porque se ablandará demasiado la masa, si esto te pasa, tendrás que llevar tu frosting a la nevera un buen rato a que coja cuerpo (JA!)
Yo he dibujado con un palillo mojado en colorante Magenta de sugarfalir unas lineas en la manga para que saliera ese dibujo, después rellenas con el frosting la manga como siempre.
Espero que os haya gustado la receta, y ya estoy deseando saber cuál será el ingrediente del mes de diciembre.
Como siempre os dejo con el verdadero pedacito de cielo:

“El Señor se delita en los que le respetan, en los que ponen sus esperanza en su amor inagotable”
Salmos 147:11

Cielit@s, nos vemos en la próxima entrada.
Gracias por comentar y por seguirme en las redes.






Image and video hosting by TinyPic