lunes, 19 de mayo de 2014

Carrot Cake



                                    


Hola Cielit@s! vengo con un clásico pero no por muy oído o manido deja de ser una tarta buenísima, que gusta tanto….por eso se ha convertido en un clásico. 


Es una receta que tenéis que tener en vuestro recetario como fondo de armario. 


Esta es la mía, ni mejor ni peor, es la que me funciona y a mi me gusta. Hay versiones con azúcar moreno, con piña, con pasas con nueces….podrías ponerle todo eso a esta receta, no problema!

Yo me la sé de memoria de tantas veces que la he hecho y la hago en un voleo.



Esta receta os la voy a dar en dos versiones de montaje, si te animas con la tarta de pisos genial, pero si acabas de empezar puede hacerla en versión sencilla. Pero mi deseo es que si te gusta la receta te veas capaz de hacerla.


Os tengo historieta….jejeeje…me pienso a veces si contároslas porque no me dejan muy bien….jajaja. A quien voy a engañar quienes me conocen saben que soy así, que le vamos a hacer.




Ahí va!


Esta receta lleva Suisse Meringue Buttercream….de la cual soy absoluta fan, que digo soy la másmejorfan. Es suave, sedosa nada pesada ni empalagosa.


Pues bien, siempre que había intentado hacerla con azúcar normal, no me salía, en esta receta se pone al baño maría las claras junto al azúcar, hasta que esta se disuelva.


¿No se si recordais el Layer de Chocolate y Frambuesa? Estaba terminándola a las tantas de la noche…esa historia de que me quedé sin claras a las 12h de la noche…


Pues imaginaros que encima el azúcar que has puesto al baño maría no se disuelve…estamos hablando que es de madrugá.

La receta dice que en 3min. El azúcar se ha disuelto: 
JA!


Os lo prometo 20min, dándole a la varilla que ya estaba como la Reina de Inglaterra cambiando el peso de pierna para poder aguantar….que llevaba medio día con el dichoso Layer.

Y venga a meter los deditos a ver si notaba el granito….y allí estaba el muy condenao.


Resultado a la basura, pasamos al plan B, icing sugar (azúcar glas pero muchísimo más fino).

Obvio que se disolvía pero no alcanzaba la temperatura, para salir del aprieto valía…no se si he dicho ya que era de madrugada…




Pues a los días vino mi amiga Amélie que hicimos estos Macarons juntas y yo estaba preparando esta Carrot Cake para el curso de fotografía que estaba haciendo. 


Amélie (incrédula ella ) no daba crédito o no me creía cuando le decía que no había manera de disolver el dichoso azúcar.

Así que nos pusimos a ello, porque claro a ella en casa se le disolvía perfectamente.


Pues bien, ahora era ella la que parecía la Reina de Inglaterra cambiando el peso de una pierna a otra y embarazada! Malditas claras! Más de 15 minutos dale que te pego.


El agua hervía, no tenía lógica ninguna, a los 62 grados paramos…pero no había forma humana de llegar a los 65 grados, estos se estaba convirtiendo en un expediente X.


Después de mucho darle vueltas y de estrujarme los seso cual  Señorita Fletcher, descubrí el misterio!


Mi placa vitrocerámica tiene 21 años!!!! 


Calienta más lento que un mechero, y aunque el agua hirviera no conseguía pasar de los 100grados, así que me fui al Lidl (debería escribirles, menuda publi! ) y me busqué un cazo de hierro de esos de fondo gruesisisismo, y directamente lo puse en el fuego, pero a fuego lento,  en un pispas es decir en los tres minutos de rigor había alcanzado los 65 grados necesarios para que se cocinen las claras un poquito y se disuelva el azúcar glas.




AVISO! Esto es SOLAMENTE valido para mí y mi placa, vosotras hacedlo al baño maría, que no me hago responsable eh?!


INGREDIENTES:


2 Tazas de zanahoria rallada o dos bolsas de mercadona (o similar) de zanahoria rallada para ensalada, pero no vale esa que viene en un frasco de cristal.

2 tazas de harina

1 taza de azúcar (puedes ponerla de azúcar moreno o mitad y mitad)

1 taza de aceite de girasol o de oliva suave.

4 huevos

1 sobre de levadura

1 cucharadita de café de canela

1 pizca de jengibre

Una pizca de nuez moscada

Una cucharadita de sal

Puedes añadir si quieres, ½ taza de piña o pasas, o nueces, o coco…o dos de éstas cosas a tu gusto.



ELABORACIÓN:


Por un lado mezclaremos los ingredientes secos, y los tamizaremos, para que no queden grumos y la mezcla quede más esponjosa, (harina , levadura, sal y especias)

Por otro lado ponemos en la batidora, los huevos, el aceite, la zanahoria y el azúcar.

Luego uniremos las dos mezclas, sin batir en exceso.

El horno lo precalentamos a 180 grados, y se hornea durante 45 minutos, pero esto depende mucho de los hornos, probar con una brocheta a los 30 min. Si sale limpia ya está hecho, se saca y se deja enfriar antes de ponerle la cobertura.




MONTAJE SENCILLO:


Como os dije esta receta también vale para principiantes, pones esta receta en un molde de 23cm desmoldable, con  papel de horno recortado en la base para luego desmoldarlo bien. Y en vez de hacer el Suisse Meringue Buttercream haces este frosting que queda fantástico también y cuando la tarta se haya enfriado se la pones encima.


FROSTING DE QUESO:


Un paquete de queso Filadelfia 200grs (importante que sea esta marca, sino la textura no quedará bien)

250 grs, de azucar glass

50 grs de manquilla.

Mezclar la mantequilla y el queso, con un tenedor y luego añadir el azúcar, batir hasta que quede sin grumos.


Que te atreves con el Layer? Fantástico!


MONTAJE COMPLEJO:


Divide tu masa entre  tres moldes de 18cm, a los cuales les habrás puesto papel de horno y engrasado los laterales.


Pesa la masa y pon la misma en cada molde.


Si no te caben los tres moldes en el horno a la vez, pon el que se queda fuera a esperar en el frigo.

Hornea 170 grados ( o a la temperatura que tu suelas hornear) por unos 30 min. O hasta que pinchando con una brocheta esta salga limpia.


Pon los a enfriar sobre una rejilla para que no se humedezcan (esto también vale para la receta sencilla).


A los 10 min. Desmóldalos,  envuélvelos en plástico y llévalos a la nevera al menos por unas dos horas, si es hasta el día siguiente mucho mejor. La miga se asentará y podrás trabajar con ellos mucho mejor. Además de que ganarán en sabor.

Pasado este tiempo nivélalos con un cuchillo o con una lira, esto es importante porque aunque la tarta se viera muy bonita por fuera cuando la cortes el corte será feo.




SUISSE MERINGUE BUTTERCREM (Crema de merengue suizo):


Sacado del libro de Bea Roque, “El Rincón de Bea”

150 grs de claras, naturales o pasteurizadas.

250 grs de azúcar normal.

350 grs de mantequilla.

200grs de queso filadelfia.


A no ser que tengas una placa vitrocerámica de la edad de Piedra, pon una cacerola con agua y otra más pequeña encima, ahí pones las claras, removiendo contantemente espera a que se disuelva el azúcar, no dejes que coja mucha temperatura el agua, si tienes termómetro, cuando llegue a 65 grados los retiras, sino toca con los deditos limpitos y mucho cuidadito y si no notas el azúcar retíralo.


Pon tus claras en el bol y empieza a batir hasta que tu merengue esté firme y se haya enfriado para poder añadir poquito a poco la mantequilla que estará a temperatura ambiente.

La añades a trocitos, antes cambia el accesorio de varillas por la pala.


Puede pasar que notes que se corta, sigue batiendo y se arreglará…..te lo prometo.

Añade la esencia que quieras, yo en este caso vainilla.

Ahora añades el queso, a cucharadas, y sigues batiendo hasta que esté integrado.


Si quisieras hacerla de nocilla, de dulce de leche…o de lo que se te ocurra, se lo añades en vez del queso.




MONTAJE DEL LAYER:


Pon un poquito de frosting en el plato para que no se te mueva el bizcocho y pon el primero, rellena, hazlo a cucharadas y así sabrás la cantidad de frosting que pones en cada capa, para que el corte sea bonito.


Pon el segundo bizcocho y repite la operación.

Pon el tercero y llévalo un ratito al frigo para que se “peguen” bien los bizcochos y no se te muevan.


Aplica una primera capa tapamigas o sellamigas no importa que quede basto.


Al frigo con ella otra vez por media hora más o menos, si es más no pasa nada.

Aplica la segunda capa, intentando que te quede lo más bonita posible. Ayudate con una espátula de repostero, y un vaso de agua caliente, metes la espátula la secas y se la pasas así quedará más lisito. 


Bueno creo que me he explicado bien, pero si tienes dudas, déjame la pregunta en los comentarios y yo te la responderé…si la se…jejeje.


Si has llegado hasta aquí con esta entrada taaaan larga, gracias y enhorabuena, se nota que te gusta la repostería o que ya me has cogido cariño….jeje.





Os dejo con el verdadero pedacito de cielo, últimamente me habéis hecho saber que os gustan estos pedacitos de cielo, y me ha encantado, así que este va por todas vosotras.



“Jesús les dijo: Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida, nadie puede ir al Padre si no es por medio de mí”

Evangelio de Juan 14:6