miércoles, 14 de mayo de 2014

Bundt Cake de Arándanos Azules




Hola cielit@s, me encanta este momento de ponerme a escribir para contaros algún “chascarrillo” y dejaros una nueva receta.


Esta vez toca sencilla como os prometí, intentaré ir alternando, para que  podáis ir haciendo las recetas, que no tiene sentido publicarlas en el blog si no os veis capaces de hacerlas.

Aunque bien es verdad que luego las más visitadas y comentadas son las más difíciles….jejeje.


Bundt de Arándanos azules………..me apasionan!



Id corriendo al lidl que los están trayendo, yo voy haciendo acopio y voy congelando, me paso cada dos o tres días porque así me parece que gasto menos…jejeje. 


No os voy a engañar estaban a 16€ el kilo, y luego los bajaron a 11€…pero hasta hace cuatro días no había manera de conseguirlos, ni siquiera congelados, que yo me los traje de Noruega…


¿que no os he contado mi aventura?…. vosotras amigas mías reposteras entenderéis mi episodio de locura transitoria.


Veréis, el verano pasado fuimos a visitar a unos amigo en Noruega, es pura naturaleza y una belleza de país, si alguna vez os surge la oportunidad id.

Pues fuimos en agosto, y las casas allí están en medio del bosque, es más para ir de una casa a otra tienes que atravesar alguno….también hay carreteras no os vayáis a creer..


Pues justo al lado de la casa donde nos invitaron a comer, adivináis ¿que había? Un arandanal silvestre!
 Vale no se si existe esa palabra, pero si fueran naranjas ¿diríais naranjal no?

Me volví loca, perdí la cordura, y aún a riesgo de caer en la explotación infantil me llevé a todos los niños inocentes que había en esa casa a cosechar arándanos.


Llegado cierto momento, los niños me pedían, me rogaban dejarlo ya, pero yo no podía escucharlos, era incapaz…
Por fin haciendo  acopio de todas mis fuerzas cual Frodo en el Señor de los Anillos conseguí volver a la casa…con mi tessssssoroooo.




Ahora bien, os he dicho que estaba en Noruega y había que volver a  España!
 Una pregunta surgía en mi cabeza;
 ¿¡ Como me llevo mi tessssoroo?! 
Pero con voz aguda y notas de histeria.

En ese momento de angustia vital, vi un tupper de helado de 2l (que en Noruega todo es grande como sus gentes).


Vale, ya tenía donde transportarlos, pero tenían que ir en la maleta de mano en el avióooon!!


Que solo te dejan 10k!!


Y mi marido el pobre me decía con mucho tacto:
 ¿¡Pero bonita, te vas a llevar dos kilos de arándanos en el equipaje de mano?!


¡¡Si!!


Ya no dijo nada más, no se si es porque me quiere mucho, o porque vio mi cara de loca, mis dedos crispados agarrando el tupper y mi voz susurrante: Mi tessssssoroooooo.


Así que ahora entendéis porque no me importa que cuesten 16€ el kilo no?....jajaja.


Conforme llegué al congelador y poquito a poco a mis recetas!!




Venga a la receta…la próxima vez contaré alguna otra historia que me deje un poco mejor…aunque la mayoría de vosotras queridas y locas reposteras me comprendéis y hasta asentís con la cabeza y hasta tenéis una historia semejante que contar,  cuéntamelo porfa…no dejes que piense que soy la única loca en este mundo reposteril…jijiji


INGREDIENTES:


  • 3 huevos
  • 200 g de azúcar
  • 140 g de mantequilla
  • 185 g de harina
  • 1/2 cucharadita de levadura
  • 1 pizca de sal
  • 1 cucharada de zumo de limón o de naranja (yo naranja)
  • 100 g de arándanos 
  • Para el glaseado: 
  • 100 g de azúcar glass
  • zumo de limón o naranja




ELABORACIÓN: 


La mantequilla y los huevos deberán estar a temperatura ambiente. La harina,    la levadura y la sal tamizadas. Precalentar el horno a 175º.
    Batir la mantequilla hasta que esté cremosa. Añadir el azúcar y continuar batiendo hasta que tenga la textura de una mousse. Agregar los huevos uno a uno batiendo bien después de cada adicción. Echar el zumo  e integrar.

Añadir 2 cucharadas de harina sobre los arándanos y remover hasta que queden bien cubiertos, si están congelados con muuuucho cuidado o empezarán a soltar jugo y te mancharán toda tu masa.

    Incorporar la harina a la mezcla de mantequilla poco a poco hasta acabar.En el último momento incorporar los arándanos, mezclando muy poquito e inmediatamente al molde y a hornear para intentar que no se nos vayan al fondo los árándanos.


    Introducir al horno durante 45/50 minutos (esto es orientativo ya sabes, depende de los hornos). 


Pinchar para comprobar que esté bien hecho y sacar del horno. Dejar enfríar 20 minutos en el molde.

Desmoldar y enfríar sobre una rejilla.
    Ir vertiendo el zumo de limón colado, removiendo sin parar, sobre el azúcar glass poco a poco hasta conseguir una mezcla espesa.
    Cuando esté totalmente frío el bundt poner en el plato de servir y rociar con el glaseado.

Podéis hacer esta receta en un molde para pan si no tenéis este molde con agujerito en medio…no es lo ideal pero os vale…tampoco son tan caros en cualquier chino lo encuentras. 




Os dejo con el verdadero pedacito de cielo:


“El Señor es mi pastor, nada me faltará, en verdes pastos me hace descansar, junto a tranquilas aguas me conduce. Me infunde nuevas fuerzas. Me guía por sendas de justicia  por amor  a su nombre.”

Participo en el Reto Recetas de las Cositas Ricas de Gaby

Participo en los Sundays Time de Kids&chic nº17